Un estudio del ejército alerta de posibles brotes de rabia por la llegada de perros desde África

El Instituto de Medicina Preventiva de la Defensa ‘Capitán Médico Ramón y Cajal’ emite de forma periódica un estudio monográfico, publicado en su ‘Boletín Epidemiológico de las Fuerzas Armadas’.En el último número se recoge un estudio sobre el virus de la gripe y se ofrecen las recomendaciones de actuación ante mordeduras o agresiones de animales dirigidas especialmente a militares desplegados en operaciones en el extranjero. Especialmente a los que sirven en África o Asia, continentes con mayor incidencia de todo el planeta y donde se concentra el 95 por ciento de las muertes por rabia a nivel mundial.A nivel nacional, la incidencia de la rabia es prácticamente nula, a excepción de un caso importado de Marruecos en 2013 y algunos casos esporádicos de rabia en perros registrados en Ceuta y Melilla.Sin embargo, España no está exenta del riesgo de un brote de rabia. El “escenario más probable, debido a nuestra proximidad geográfica con países endémicos de rabia animal, y dado el intenso tráfico de personas y animales, sería la importación de perros infectados, considerándose la especia principal en la posible aparición y mantenimiento de un brote”.Las diez reglas de la rabiaEl documento incluye también un decálogo con las claves de actuación ante una mordedura de animal infectado:–Lavado exhaustivo de la herida con alcohol.–Acudir a un médico lo antes posible.–Notificar urgentemente cualquier sospecha de contagio en menos de 24 horas a las autoridades competentes.–Localizar rápidamente a los animales susceptibles de trasmitir la enfermedad y aislarlos durante 14 días para mantenerlos en evaluación.–No vacunar a los animales agresores tras el supuesto contagio para no alterar la observación.–El aislamiento se puede realizar en el domicilio del propietario o responsable del animal.–En caso de que el can provenga de un país donde la rabia sea endémica, llevar a una perrera municipal.–Aislarlo de otras personas o animales y mantener acceso constante a agua.–No sacrificarlos a menos que se dé positivo por rabia.–España debe considerarse a todos los efectos territorio endémico de rabia en los murciélagos. Es decir, actuar ante una mordedura de murciélago como si se hubiese producido un contagio.Lea el documento íntegro.
Fuente: elconfidencialdigital.com
Un estudio del ejército alerta de posibles brotes de rabia por la llegada de perros desde África

A %d blogueros les gusta esto: