Turquía contará con seis nuevos submarinos Tipo 214 entre 2022 y 2027

En las últimas horas ha botado la primera unidad de la clase Piri Reis en los astilleros de Gölcük.En la misma ceremonia se ha realizado la primera soldadura de la que será la quinta unidad de la serie.Los seis submarinos entrarán en servicio a un ritmo de uno al año entre 2022 y 2027 según ha afirmado Erdogan.Los submarinos Tipo 214 están dotados de un sistema AIP basado en la tecnología de celdas de combustible diseñado por la empresa alemana TKMS.

Un total de seis nuevos submarinos de la clase Piri Reis, (Tipo 214) construidos y entregados a un ritmo de uno por año, entrarán en servicio en las Fuerzas Navales turcas entre 2022 y 2027, según afirmó el pasado domingo el presidente turco Recep Tayyip Erdogan.

Las declaraciones del presidente turco se produjeron durante la ceremonia de botadura del TCG Piri Reis, el primer submarino Tipo 214 construido en el país. La ceremonia que tuvo lugar en los astilleros de Gölcük, en el noroeste de Turquía y, además de la botadura del nuevo buque, se aprovechó para llevar a cabo la primera soldadura de la que será la quinta unidad de la serie, el futuro TCG Seydi Ali Reis.

Submarinos OTAN

Este ambicioso proyecto supone el inicio de una nueva etapa para la Armada Turca, que contará así con media docena de submarinos dotados de un Sistema de Propulsión Independiente de Aire (AIP) de diseño alemán gracias a un contrato firmado con el constructor alemán ThyssenKrupp Marine Systems (TKMS) en 2009. La construcción del primer barco de la clase, el TCG Piri Reis, comenzó en 2015, aunque desde entonces se ha venido poniendo la quilla de varias unidades más.

Los submarinos tienen una longitud de 68,35 metros, un diámetro exterior de 6,3 metros, un desplazamiento de 1.850 toneladas y serán operados por una tripulación de 40 personas entre oficiales, suboficiales y marineros.

Submarinos de ataque

Los submarinos de la clase Piri Reis son considerados como un activo prioritario para la Armada Turca debido a las ventajas que ofrece su tecnología de celdas de combustible. Por supuesto, además de ser discretos y tener una gran autonomía también serán letales gracias a sus torpedos pesados Atlas Elektronik, sus misiles antibuque, la capacidad de desplegar minas y sus capacidades en cuanto a recolección de inteligencia e inserción de comandos.

Turquía, cada vez más alejada de la OTAN, enfrentada a los EE. UU. y con conflictos abiertos con estados como Grecia, necesita de una potente armada con la que defender sus aguas territoriales y amenazar los medios navales de sus rivales.

Submarinos espía

De hecho, mientras en el resto de la OTAN el número de submarinos ha ido decayendo durante las últimas dos décadas, han sido Grecia y Turquía las únicas naciones europeas que han mantenido sus capacidades submarinas prácticamente al mismo nivel de la Guerra Fría. Aunque la disponibilidad de sus plataformas, dada la situación económica -especialmente la griega- es puesta en tela de juicio.

Lo curioso de estas naciones -que cuentan entre ambas con más de una veintena de submarinos- es que han comprado sus plataformas al mismo proveedor, siendo ahora todos los submarinos desplegados en la zona de diseño alemán, concretamente del Tipo 209, en múltiples variantes.

Con la entrada en servicio de los nuevos Tipo 214 Turquía mantendrá y actualizará su flota, mientras Grecia probablemente se vea obligada a reducir sus unidades operativas y encargadas, salvo que se produzca un cambio notable en la situación de sus finanzas.
Fuente: Ejercitos.org
Turquía contará con seis nuevos submarinos Tipo 214 entre 2022 y 2027

A %d blogueros les gusta esto: