SE-5 Versus Fokker

Alguna vez se ha escrito que el combate aéreo en la Primera Guerra Mundial tenía la simpleza de una pintura naif, el arte de una corrida de toros y la crueldad de un torneo medieval. Todo era, casi siempre, igual de escueto, de rápido, y de sangriento. Pero es que el diseño de los propios aviones de caza que debían librar aquellos combates tampoco difería mucho en los métodos. Bien fuera por lo elemental de la técnica aeronáutica de entonces, o por las inevitables urgencias bélicas, el caso es que la conversación entre el ingeniero proyectista y el oficial del Estado Mayor que acudía a encargarle el proyecto no acostumbraba a ir mucho más allá de un par de horas, una botella de vino y tres o cuatro bocetos previos.


Fuente: Defensa.com
SE-5 Versus Fokker

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: