Rusia utiliza el ataque de EEUU a Siria para publicitar sus armas

El ataque que el pasado sábado realizaron Estados Unidos, Francia y Reino Unido contra Siria como represalia por un supuesto ataque químico unos días antes ha sido esgrimido por Moscú para mostrar la efectividad de sus sistemas antimisiles. Según la defensa aérea siria, más de 70 de los 103 misiles que lanzó la coalición contra objetivos de este país no hicieron blanco gracias al armamento de origen soviético con los que fueron contrarrestados. El experto militar ruso Konstantin Sivkov ha explicado que con este balance “ha quedado claro que la defensa aérea siria, basada en el modo de hacer ruso, ha podido contrarrestar esos ataques”.

De acuerdo con sus afirmaciones recogidas por la agencia de noticias gubernamental rusa Sputknik, “a partir de ahora, los misiles de alta precisión estadounidenses ya no se anunciarán con tanto bombo y platillo”. En cambio, ha añadido, “ahora lo harán los sistemas de defensa aérea de Rusia”. De este modo, en su opinión, continúa el medio ruso, la venta de material militar estadounidense se verá afectada negativamente mientras que Moscú verá incrementar su negocio en el sector por la efectividad que acaban de demostrar sus armas en Siria.

 

Carrera armamentista

Sivkov augura una suerte de carrera armamentista entre ambos países a la que ve como única salida o bien que su país acabe como “vasallo de Estados Unidos o desaparece del mapa del mundo» o bien que logre desarrollar «semejante arma» o «semejante bloque geopolítico militar» que consiga sentar a Washington a la mesa negociaciones.

En este punto el experto recuerda el discurso del presidente ruso, Vladimir Putin, en la Asamblea Federal del país el pasado 1 de marzo en el que proclamó la superioridad militar rusa Entre las nuevas armas, Putin citó, entre otros, los nuevos misiles estratégicos Sarmat, capaz según las fuentes rusas de destruir objetivos a grandes distancias burlando cualquier sistema antimisiles gracias a su capacidad de desplazarse en distintas trayectorias, y Avangard, preparado para dirigirse a su objetivo volando a varias decenas de kilómetros de altura para evitar los radares antimisiles enemigos.

Estos nuevos sistemas están tecnológicamente muy lejos del material de origen ruso que emplea Siria, pero el éxito con el que según Moscú se han desempeñado este último favorecerá la comercialización de las armas más actuales por llevar el sello ruso. No es la primera vez que este país utiliza el conflicto que asola Siria para impulsar las ventas de su armamento. Hace dos años, por ejemplo, transcendió que Moscú calculaba que iba obtener contratos por un valor de entre 6.000 y 7.000 millones de dólares por la venta de armas estimulada tras seis meses de bombardeos en suelo sirio, en los que invirtió menos de 500 millones de dólares, tal y como recogió entonces Infodefensa.com.

Esa campaña de bombardeos también sirvió a Rusia para ensayar nuevos sistemas de armas, según reveló el viceministro de Defensa del país, Yuri Borisov, hace un año. En Siria, explicó, “fueron probados prácticamente todos los tipos de armas modernas”.
Fuente: Infodefensa.com
Rusia utiliza el ataque de EEUU a Siria para publicitar sus armas

A %d blogueros les gusta esto: