Rumanía en la Segunda Guerra Mundial

La historia de las tropas rumanas en la SGM —muy poco conocida en nuestro meridiano— está marcada por las vicisitudes políticas de aquel país. Al estallar el conflicto, reinando el rey Carol II, Rumania se alineaba junto a las potencias occidentales. Pero tras las primeras grandes victorias alemanas, y como consecuencia también de las crisis políticas que supusieron la pérdida de amplias porciones del territorio nacional (entrega de Transilvania a Hungría, de Besarabia y Bucovina a la URSS y de la Dobrudja a Bulgaria), entró en la órbita alemana, siendo sustituido el rey Carol por su hijo Miguel e instituyéndose un gobierno dirigido por un hombre de mano de hierro: el mariscal Antonescu. Este mantuvo el control de su país, llevándolo a participar en la guerra contra la URSS al lado de Alemania, hasta el momento en que las primeras tropas soviéticas hicieron acto de presencia sobre el suelo rumano. En ese momento, las fuerzas de la oposición, apoyadas por el propio rey Miguel, derrocaron el régimen de Antonescu mediante una conjuración palaciega.


Fuente: Defensa.com
Rumanía en la Segunda Guerra Mundial

A %d blogueros les gusta esto: