Rota y Morón de la Frontera recibirán dos millones de euros por el convenio militar de España con Estados Unidos

Los municipios Rota (Cádiz) y Morón de la Frontera (Sevilla) van a verse compensados económicamente por los impuestos que no cobran debido a la presencia de las bases militares estadounidenses contempladas en el convenio militar de 1988, prorrogado el pasado año.

La Ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) 2021 establece en una disposición adicional una serie de compensaciones a entidades locales como consecuencia de los beneficios ficales establecidos en el Convenio de Cooperación para la Defensa con los Estados Unidos, de 1 de diciembre de 1988.

Dicha compensación se cuantifica en dos millones de euros que se distribuirán, según ha informado Hacienda al Confidencial Digital, “entre los municipios contemplados en el convenio”.

Es decir, entre Rota y Morón tras haberse oficializado la retirada de los americanos de Zaragoza y Torrejón de Ardoz en 2004.

Para que el reparto se haga efectivo se debe elaborar previamente una resolución en la que se establezcan los criterios de reparto de la cantidad entre los municipios afectados.

Cuantía imputada a las cuotas del Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica

Una vez se establezca la fórmula para el reparto de los dos millones de euros, se instrumentarán los pagos correspondientes.

La cuantía, conforme al artículo 109. Otras compensaciones y subvenciones a las Entidades locales de los PGE 2021, será imputada a las cuotas del Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM) en el año 2021, como consecuencia de la aplicación de los beneficios fiscales establecidos en el Convenio de Cooperación para la Defensa con los Estados Unidos, de 1 de diciembre de 1988, a favor de los municipios contemplados en el convenio.

Desde Hacienda confirman a ECD que la compensación adicional es independiente de la que anualmente se realiza para compensar los beneficios fiscales en el IVTM, que se viene compensando anualmente por el Estado.

Tampoco afecta a la participación en los ingresos estatales por parte del ayuntamiento de Rota que se realizarán durante 2021 de acuerdo con la regulación general contenida en la normativa reguladora de las Haciendas Locales y en la Ley de los Presupuestos Generales del Estado para 2021.

Un compromiso adquirido con Rota

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, se comprometió el pasado mes de agosto con el alcalde de Rota, José Javier Ruiz Arana a “recuperar” este 2021 “el convenio de servidumbre que permite compensar al ayuntamiento del municipio a través de la Participación en los Ingresos del Estado (PIE) por los gastos que ocasiona la atención a las personas que residen en la base naval”.

La servidumbre militar limita el desarrollo urbanístico, industrial, turístico y de infraestructuras que tienen varios municipios por tener en sus proximidades bases militares.

Desde 2005 a 2010, con José Luis Rodríguez Zapatero (PSOE) al frente del Gobierno, Rota ingresó algunas cantidades que variaron desde los 500.000 euros hasta desaparecer. En 2015 las compensaciones se recuperaron con Mariano Rajoy (PP) con un millón de euros. Pero al año siguiente dejaron de darse.

La titular de Hacienda concretó que los PGE 2021 contarían con una partida correspondiente al cálculo que se establece en la diferencia entre el padrón y las personas que realmente viven en la base de Rota, como establecía la disposición adicional incorporada en la Ley Orgánica de Financiación autonómica y local.

 Una cantidad lejos de la solicitada

El pasado mes de octubre, los distintos grupos políticos del ayuntamiento de Rota se pusieron de acuerdo para solicitar al Gobierno de España que compensase al municipio por la servidumbre militar. Gobierno que ya se había comprometido el pasado mes de agosto.

Sin embargo, su solicitud se ha quedado muy lejos de la respuesta estatal.

La portavoz popular, Auxiliadora Izquierdo, explicó que el sentido de su moción era pedir al Gobierno de España el pago de 106 millones de euros de deuda histórica con Rota y que se estableciera en los PGE una partida de unos 6 millones para compensar a la localidad el pago de impuestos que deja de cobrar a la base naval. Dichas cantidades resultan de un estudio que realizó una consultora externa, AFI Consultores.

Entre los impuestos que se han dejado de cobrar, el de vehículos de tracción mecánica, que se recuperó en 1994 en los tribunales. Sin embargo, en los últimos años han sufrido una merma las cantidades que se abonan por el Gobierno central. Se trata de un impuesto que por el convenio bilateral entre España y Estados Unidos exime a los militares de pagarlo, pero el Gobierno debe compensar a Rota.

Hacienda ha confirmado a ECD que los dos millones a repartir saldrán precisamente del Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica en el año 2021.

En los seis millones que se pidieron se incluía el cobro del IBI a aquellos edificios no afectos a la defensa nacional que están en la Base. En esa misma cantidad se recogería también la compensación por servidumbre militar, es decir, para compensar las limitaciones de desarrollo urbanístico, industrial, turístico y de infraestructuras que tiene Rota al tener tan cerca la base.

Las bases norteamericanas en España

El 26 de septiembre de 1953, el ministro de Exteriores español, Alberto Martín Artajo, y el embajador de Estados Unidos, Clement Dunn, firmaron el primer acuerdo defensivo entre España y EEUU.

Uno de los tres acuerdos en los conocidos como ‘Pactos de Madrid’ con los que Estados Unidos consiguió instalar bases en España, cerrando así el anillo en el Mediterráneo.

Desde entonces, España permite el uso de la base naval de Rota a Estados Unidos, si bien el territorio donde se asienta sigue siendo español. Conforme a los actuales convenios, España no podrá recuperar el uso sobre la base antes del 9 de septiembre de 2024, previa comunicación a Estados Unidos, que deberá hacerse no más tarde del 9 de marzo de 2023.

Las cláusulas norteamericanas reservaron la iniciativa unilateral y el uso de instalaciones y mantuvo el espacio bajo las leyes estadounidenses, comenzando a invertir y construir bases e instalaciones militares.

Estos Unidos se reservó la soberanía de las bases y, a pesar del personal participante de ambos países, se regían por la ley americano. Diez años después, con el signo de la ‘Declaración Conjunta’ las bases pasaron a la soberanía española. Sin embargo, a día de hoy las bases mantienen la jurisdicción estadounidense.

En 1986, tras décadas de maniobras conjuntas, España se unió a la OTAN. La novedad en el pacto es que la organización atlántica controla las bases e instalaciones militares, no Estados Unidos. Aunque el poder norteamericano en la Alianza haya hecho que no se produzca un cambio sustancial.

Tras el convenio entre el Reino de España y los Estados Unidos de América sobre cooperación para la defensa, los norteamericanos tienen concedidos para fines militares el uso y mantenimiento de una serie de instalaciones en la base aérea de Morón.

Por otra parte, la base aérea de Torrejón de Ardoz, que fue clave durante la Guerra Fría junto a las de Zaragoza y Morón, pero la retirada de presencia militar estadounidense no fue oficializada hasta febrero de 2004.  Sin embargo, el 4 de septiembre de 2016, el Ministerio de Defensa de España aprobó que en caso de conflicto o extrema necesidad podrían destacar hasta 15 aviones durante 50 días.

Además, la base aérea de Zaragoza fue usada por la Fuerza Aérea de Estados Unidos desde 1958 hasta 1994. Al igual que sucedió con Torrejón, España retomó el control soberano total de las instalaciones en febrero de 2004.
Fuente: elconfidencialdigital.com
Rota y Morón de la Frontera recibirán dos millones de euros por el convenio militar de España con Estados Unidos

A %d blogueros les gusta esto: