Patria le quita dos ruedas a la última versión de su AMV

La compañía nórdica Patria ha desarrollado un nuevo blindado AMV con la característica principal de que se trata de un 6×6. Es decir, con un eje menos que el Patria AMV conocido hasta ahora. El nuevo AMV 6×6 se ha presentado por primera vez esta semana en las proximidades de París, dentro de la mayor exhibición de sistemas terrestres de defensa del mundo, Eurosatory, que cierra este viernes sus puertas.

El fabricante, cuyo espacio expositor en Eurosatory ocupa los estand 6G 300 y 6G 260 del pabellón 6, define al Patria 6×6 como un sucesor del transporte de personal blindado (APC, por las siglas de esta denominación en inglés) Pasi destinado a completar “las flotas de vehículos de los clientes del legendario Patria AMV 8×8”. De hecho, la nueva plataforma cuenta con una estructura de chasis basada en los mismos componentes que el AMV ya conocido, “pero con un eje menos”.

El vicepresidente de Sistemas de Vehículos de la unidad terrestre de Patria, James Räkköläinen, explica que el nuevo desarrollo responde a la “gran demanda que ha habido en el mercado de un sucesor del transporte blindado de personal Pasi”, que comenzó a fabricarse en los años 80. En este caso, a “los principios básicos” se le han incorporado elementos actuales y se ofrece “una capacidad de transporte multifuncional y una modularidad que se adapta fácilmente a las necesidades del cliente”.

El vehículo cuenta con tracción en sus tres ejes y es capaz de mover todas sus ruedas direccionalmente o bien ser dirigido únicamente por la de los dos primeros ejes, dependiendo de su equipamiento. El blindado se oferta con la opción de añadir distintos niveles de protección balística y contra minas, puede configurarse con diferente armamento y varias opciones de sistemas de protección y también cuenta con un número de posibilidades para equipar su interior.

Incluso se ha previsto la capacidad de dotarlo con el sistema de mortero Patria Nemo de 120 mm. Dependiendo de sus configuraciones se ha previsto una carga máxima de 8,5 toneladas. En total puede alcanzar un peso máximo de 24 toneladas y mide 7,5 metros de longitud por 2,5 de alto y 2,9 de ancho. Su motor diésel de cinco cilindros y 294 kW le permite alcanzar los 100 kilómetros por hora, e incluso cuenta con la opción de navegar por la superficie del agua.

La protección del modelo base alcanza el nivel de la OTAN Stanag 4, lo que equivale que mantiene a sus ocupantes a salvo hasta bajo el fuego de ametralladoras pesadas. Se trata de una protección superior a la del APC Pasi que le permite aguantar incluso minas de 10 kilos en su configuración estándar.

En el interior cuenta con una habitabilidad suficiente como para acoger hasta diez soldados, además de sus dos o tres tripulantes, dependiendo del propósito para el que se emplee. El espacio de conducción recuerda a la cabina de un camión, por su configuración sencilla y a buen coste, apuntan sus desarrolladores.

Preparado para ensamblarse fuera

 

Para facilitar su venta, se ha tenido en cuenta que, si así se acuerda, el cliente pueda completar fácilmente su montaje final y equiparlo en el país de destino.

Desde hace dos años Patria pertenece en el 49,9 por ciento de su accionariado a la compañía semipública noruega Kongsberg Defence and Aerospace. El otro 50,1 por ciento continúa en manos del gobierno finlandés. La compañía alcanzó en 2017 unas ventas netas de casi 468 millones de euros y da empleo a 2.800 personas. En la actualidad cuenta con sedes en, entre otros lugares, Finlandia, Suecia, Noruega y Estonia.
Fuente: Infodefensa.com
Patria le quita dos ruedas a la última versión de su AMV

A %d blogueros les gusta esto: