La Operación Barbarroja y sus mitos

En el 22 de junio de 1941 se produjo un hecho de armas tan grande en sí mismo como lo fueron posteriormente las consecuencias que se derivaron de él. Se trataba del Unternehmen “Barbarossa” (Operación Barbarroja), o la campaña de invasión de la Unión Soviética llevada a cabo por el Tercer Reich. Cuando uno hace un análisis, incluso superficial, de la escala de la batalla del este de Europa entre los años 1941 y 1945, no tiene más remedio que preguntarse sobre el “porqué” y el “cómo”. Vamos a responder a estas preguntas y concluir cómo esta campaña y sus consecuencias han quedado eclipsadas por “toneladas” de información no contrastada, escrita tras el devastador conflicto llamado Segunda Guerra Mundial.

Como consecuencia de la Guerra Fría, en la que los entonces rivales habían sido antiguos aliados contra la Alemania nacionalsocialista, el mundo perdió la posibilidad de conocer en profundidad este hecho de armas decisivo, que indudablemente decidió la Guerra Mundial en Europa. El “porqué” de la Operación “Barbarroja” ha quedado sumido en una neblina de propaganda en un primer momento y de gran desconocimiento posteriormente, que la explica como el producto de un acto psicótico del hombre más odiado de la Historia, Adolf Hitler.

Sobre el “cómo” se realizó con un ejército de más de 3 millones de combatientes (no sólo alemanes), al no entenderse bien el porqué, las operaciones, la estrategia, la táctica, y los objetivos de la operación han sido tachados de irracionales, poco más o menos. Es decir, la guerra en el Este se recuerda en nuestros días como una guerra tan devastadora como carente de sentido. No debe el lector pensar que el autor de estas líneas pretende justificar tamaña debacle, sino, al margen de consideraciones éticas o morales, explicar algo del “porqué” y el “cómo”. Pasemos a entenderla y a desmontar los mitos que la envuelven.

 

 *

 

Mito primero, ¿una campaña sin objetivo?

La declaración de guerra de Gran Bretaña y Francia a Alemania tras el Fall Weiss (invasión de Polonia), abrió un frente de lucha no deseado y temido por el Führer alemán. Volver a las trincheras después de la Gran Guerra no era en realidad su deseo. Su “guerra” estaba ya bien decidida desde el momento en que escribió su ideario político “Mein Kampf” (“Mi Lucha”) en los años 20. La batalla en el este europeo estaba predestinada, en su visión, para un pueblo, el germano, en su mayor parte habitando en el mermado estado alemán tras la Primera Guerra Mundial. Pero el pueblo alemán también había quedado disperso por otras áreas centroeuropeas que habían sido incorporadas forzosamente a otros estados.

La doctrina hitleriana, el nacional-socialismo, a diferencia del socialismo soviético, era una doctrina de ámbito nacionalista y no internacionalista y aspiraba a la reunificación de todos estos pueblos y territorios dispersos a los que me refiero. Con un censo de más de 70 millones de germano-hablantes, el dictador alemán estimó que la única vía para la supervivencia futura de tal masa humana, racial y culturalmente homogénea, no era otra que la expansión de su territorio. A esto se refirió con el término Lebensraum o espacio vital. En el mismo momento de la definición de este concepto se pusieron los cimientos del futuro conflicto contra la Unión Soviética.

Mapa de Unternehmen “Barbarossa”
Mapa de Unternehmen “Barbarossa”

 

 

Mito segundo, el exótico frente ruso

La propaganda de guerra en forma de literatura, cine y otras en los años del conflicto (1939-1945) y todas las miles de obras con más rigor escritas, sin el contrapunto de aquellas publicadas tras el Telón de Acero, han calado de tal forma en Occidente que han desvirtuado la Operación “Barbarroja” y toda la posterior campaña en el este hasta la toma de Berlin por los soviéticos Zhukov y Koniev en mayo de 1945. La imagen de este teatro de operaciones  ha trascendido en forma de una especie de campaña cruel y exótica, pero de consecuencias menores en el devenir de la Segunda Guerra Mundial en Europa. Esta imagen es tan incorrecta como injusta.

En el mundo actual, donde el constante bombardeo informativo crea corrientes de pensamiento desvirtuadas, (con intención o sin ella), reconocemos a los aliados occidentales (principalmente los EE.UU. y Gran Bretaña) como los actores principales de la derrota de Adolf Hitler y su régimen nacional-socialista. Pero si profundizamos y vamos más allá de los atractivos y divertimentos de la “historia hollywoodiense”, hallamos otros datos y cifras aplastantes. La Segunda Guerra Mundial le costó a los EE.UU. (en todos los teatros de operaciones) menos de medio millón de hombres. Los soviéticos perdieron una cifra tan astronómica como difícil de calcular. Sobrepasa los 20 millones, de ellos posiblemente unos 15 millones de civiles.

Es en los campos de batalla de la Europa oriental, desde las puertas de Moscú, las montañas del Cáucaso y las aguas del caudaloso Volga hasta las calles de Berlín, donde la Segunda Guerra Mundial se resolvió en Europa. Y este hecho, iniciado con la operación de invasión del 22 de junio de 1941, cambió la historia del viejo continente y por consiguiente del mundo entero. Las estructuras en las que apoyamos nuestra actual civilización tienen su origen en aquellos resultados.

El lector podría preguntarse a la luz de estos párrafos “¿La entrada entonces de los EE.UU. en el conflicto no fue determinante para el teatro de operaciones europeo?” (recordemos que no fue hasta diciembre de 1941, cuando el coloso americano entró en la guerra). O preguntado de otro modo “¿Stalin se las hubiera bastado para derrotar a Hitler en solitario?”. Contestar a esto entra dentro de la historia-ficción, pero lo que es indudable es que el desarrollo de la batalla hubiera sido distinto (y nuestro actual mundo). Dejémoslo ahí.

Batalla de Stalingrado
Batalla de Stalingrado

 

 

Mito tercero, Hitler contra Stalin

En el “frente ruso” combatieron muchas naciones. La Operación Barbarroja fue una campaña multinacional liderada por el Tercer Reich, que buscaba su “espacio vital” (Lebensraum). Los objetivos esenciales de la campaña incluían la eliminación del bolchevismo y otros de carácter racial y político (como la independencia política de Ucrania, bajo control germano, entre otros). Al decir “multinacional” no me refiero a que todos los países intervinientes (Finlandia, Rumanía, Hungría, Eslovaquia, España, Croacia y tantos otros voluntarios a nivel personal) compartieron el mismo objetivo. Por ejemplo, la participación española plasmada en la División Española de Voluntarios (“División Azul”) no perseguía estos fines, ni los finlandeses, ni los rumanos, etc.

Hitler presentó al mundo la campaña como una “cruzada contra el bolchevismo” y encontró eco en muchas naciones europeas. También, mientras la campaña progresaba por tierras de la “Madre Rusia”, hubo otros miles soviéticos que se unieron: ucranianos y bálticos e incluso rusos se volvieron contra Stalin.

La entrada La Operación Barbarroja y sus mitos aparece primero en .


Fuente: Ejercitos.org

Cinco fallecidos tras colisionar dos helicópteros militares franceses

La mañana del 2 de febrero, alrededor de las 8:4 (hora local) dos helicópteros de la Escuela de Aviación del Ejército de Tierra francés (L’Ecole de l’Aviation Légère de l’Armée de Terre  o EALAT), en Canet de Maures, se estrellaron en la zona de Cabasse-Carcès, al sureste del país con resultado de cinco fallecidos.


Fuente: Defensa.com

En una de las primeras acciones de rearme destinado al G5 Sahel, Mauritania recibe de Francia diez todoterreno ALTV

El Jefe de Estado Mayor del ejército de Mauritania,  Mohamed Ould Cheikh Mohamed Ahmed, presidía la recepción de una decena de todoterrenos entregados por Francia que reforzarán la capacidad de actuación de la fuerza conjunta denominada G5 Sahel. Con esta cesión, materializada a finales del pasado mes de enero, la República francesa pretende reforzar el componente mauritano de la fuerza conjunta policial y de seguridad africana denominada G5 Sahel, que integran, junto a Mauritania,  Burkina Faso, Chad, Mali y Níger.


Fuente: Defensa.com

Las agresivas maniobras de los cazas rusos que han puesto en riesgo a los pilotos españoles

Las imágenes ya han dado la vuelta al mundo. Un avión EP-3 de la U.S.Navy  volaba recientemente sobre el Mar Negro en espacio aéreo internacional –aunque Rusia lo reivindica como propio- cuando fue sometido a una interceptación por parte de un caza Su-27.

Esta maniobra se lleva a cabo cuando un avión vuela en las proximidades del espacio aéreo de otro país. Es, en pocas palabras, una vigilancia de proximidad. Pero en el caso de los cazas rusos, esas vigilancias están produciéndose “demasiado de cerca” aseguran fuentes militares españolas.

El caso del EP-3 ha saltado a la luz pública después de que la U.S.Navy difundiese un vídeo grabado desde el morro del avión, en el que se ve al caza Su-27 cruzarse escasos metros por delante de la aeronave norteamericana. Una maniobra que los expertos consideran totalmente agresiva y que podría haber provocado un accidente. Estados Unidos la ha calificado oficialmente de “insegura”.

Para Rusia, en palabras de su ministro de Defensa, «Las maniobras del caza ruso realizadas el 29 de enero se correspondieron con los estándares y fueron absolutamente legales y seguras para el avión de reconocimiento estadounidense”. “Las fuerzas aeroespaciales en adelante garantizarán la seguridad de las fronteras aéreas de Rusia” concluye el comunicado.

Sin embargo, según ha sabido El Confidencial Digital de fuentes del Ejército del Aire español, esta situación “es generalizada” y afectó también a los pilotos de los Eurofighter y F-18 desplegados los últimos años en Estonia para la misión OTAN de Policía Aérea.

Según el testimonio recogido por ECD de militares que participaron en dichas operaciones, los cazas rusos “se comportan de forma agresiva e incluso suicida” cuando realizan interceptaciones a aviones de la Alianza Atlántica que patrullan la zona cercana a la frontera.

No es su forma de pilotaje. Son órdenes directas. Tienen que ser agresivos, desafiantes. En algunas ocasiones ha habido que ordenar a aparatos que abandonasen la zona y volviesen porque estaban volando en condiciones de total inseguridad y había peligro físico de accidente” asegura una fuente que vivió de cerca estos episodios. “Algún día ocurrirá una tragedia” sentencia.


Fuente: Elconfidencial

Costa Rica recibe guardacostas, aviones y blindados

La Embajada de los EEUU en San José hizo entrega de tres vehículos tácticos para dotar a la Unidad Especial de Intervención (UEI), la Unidad Especial de Apoyo (UEA) y el Servicio Especial de Respuesta Táctica (SERT) de la Fuerza Pública Tica.  Se trata de vehículos de la clase Némesis, en Costa Rica apodados “bestias”, construidos por la CSI Armoring de Carolina del Norte.


Fuente: Defensa.com

La Marina Real de Marruecos, de fuerza de protección costera a armada de aguas azules

(defensa.com) Durante el último lustro la Marina Real de Marruecos se ha dotado de 4 modernas unidades de combate, con las que ha comenzado una transformación larga pero constante, que la está haciendo pasar de ser una fuerza de protección de su ZEE (Zona Económica Exclusiva) a convertirse en una flota con capacidad oceánica y de proyección.

 


Fuente: Defensa.com

El crucero Canarias

El “Canarias” último crucero con que contó la Armada española, llegó a ser el más antiguo del mundo y el único subsistente de los realizados de acuerdo con las limitaciones del tratado de Washington de 1922 que, como resulta sabido, determinó la construcción de navíos de combate hasta poco antes de la SGM. Derivado de los cruceros ingleses tipo “County “, de 1926, sus planos fueron obra de Sir Philips Watts, antiguo director del Servicio Técnico del Almirantazgo británico, y diseñador también de los precedentes cruceros españoles “Príncipe Alfonso “, “Almirante Cervera” y ‘Miguel de Cervantes ‘ integrantes de la clase “Príncipe Alfonso “, cuyo titular se retiró del servicio activo, llamándose “Galicia“(durante el período republicano tuvo también por nombre “Libertad”) en 1970, tras 45 años de vida a flote.


Fuente: Defensa.com

Un comandante español en la base de adiestramiento de Eurofighter en Italia

  

Un comandante del Ejército del Aire español es el primer piloto español instructor de aviones de combate que se adiestra en Italia para pilotar cazas como Eurofighter o F-35, con la aeronave de entrenamiento M-346. (Vídeo Agencia EFE)


Fuente: Defensa.com

Pistola semiautomática Llama Mod M-82

Es la primera arma corta semiautomática con un disparador de doble acción, alta capacidad de cargador y seguro manual con desamartillado, declarada reglamentaria en las Fuerzas Armadas (FAS) españolas. Con ello, la firma vitoriana Llama Gabilondo y Cia, SA. culminó un trabajo a contrareloj —ante lo fallido del proyecto de la pistola semiautomática modelo OMNI—, para enfrentarse a la firma eibarresa Star, presente esta vez con su modelo 30-M, y Astra, con su A-90, entre otras más, para obtener el concurso de dotación de un arma corta reglamentaria, convocado a mediados de los 80 por la Comisión Mixta Oficial, y así, sustituir a la pistola Star Super como reglamentaria en el Ejército español.


Fuente: Defensa.com

El Mando de Defensa y Operaciones Aéreas prepara su activación con una Unidad de Defensa Antiaérea en Valladolid

Una Unidad de Defensa Antiaérea (UDAA) del Mando de Artillería Antiaérea (MAAA) del Ejército de Tierra operará entre los días 5 y 9 de febrero en las proximidades del aeropuerto de Valladolid. Se integrará en el Sistema de Mando y Control aéreo (SMC), complementando la cobertura de los radares de vigilancia aérea, contribuyendo a las operaciones de vigilancia y seguridad aérea del territorio nacional.


Fuente: Defensa.com

A %d blogueros les gusta esto: