Oriente Medio dobla sus importaciones de armas en una década

Las importaciones de material militar en la región de Oriente Medio crecieron un 103 por ciento entre el lustro que va de 2008 y 2012 y el inmediatamente posterior (2013 y 2017). Casi una de cada tres de estas ventas registradas en el mundo durante los últimos cinco años tuvo como destino este espacio del mundo en el que la mayoría de sus Estados han estado directamente implicados en conflictos violentos entre 2013 y 2017.

Los datos han sido revelados por el Instituto Internacional de Estudios para la Paz de Estocolmo, conocido por sus siglas en inglés, Sipri, en su estudio sobre las transferencias internacionales de grandes armas publicado este mes. El Sipri considera en su trabajo las operaciones comprendidas en periodos de cinco años para tratar así de compensar transacciones coyunturales que en un momento dado podrían dar una falsa impresión sobre la posición de un determinado país.

El listado de importadores de armamento vuelve a estar encabezado por La India, que en el último lustro se hizo con el 12 por ciento del total. También repite en el segundo puesto Arabia Saudí, con el 10 por ciento. Los tres siguientes varían. Egipto, con el 4,5 por ciento de las compras internacionales del mundo, desplaza a Emiratos Árabes Unidos, que ahora pasa al cuarto puesto con el 4,4 por ciento. China también baja un puesto, del cuarto al quinto, y aglutina el 4 por ciento de las importaciones de grandes armas registradas en el mundo entre 2013 y 2017.

De estos cinco países destaca la evolución de Egipto, que en el estudio anterior, donde se recogieron los datos correspondientes al periodo 2012-2016, ni siquiera se encontraba entre los diez primeros y ahora aparece en el tercero. Para dar ese salto sus importaciones han crecido un 215 por ciento entre los periodos 2008-2012 y 2013-2017. La compra a Francia de 24 aviones de combate Rafale, una fragata Fremm y dos portahelicópteros Mistral en 2015 por varios miles de millones de euros se encuentran entre la operaciones de El Cairo que han elevado de esta manera su posición como gran comprador mundial de material de defensa.

En cuanto al mayor importador mundial, la India, los datos conocidos ahora revelan que en el último lustro sus compras crecieron un 24 por ciento respecto al lustro anterior. Su mayor suministrador es Rusia, responsable del 62 por ciento de sus importaciones, y le sigue Estados Unidos, que entre ambos periodos ha incrementado un 557 por ciento sus ventas de armas a Nueva Delhi.

Para el investigador del Programa de Armas y Gasto Militar del Sipri Simeon Wezeman “Las tensiones entre India, por un lado, y el Pakistán y la China por el otro, están alimentando la creciente demanda de grandes armas por parte de la India, que no es capaz de producirlas”. Es lo contrario de lo que ocurre con China, que, según el experto, “cada vez es más capaz de producir sus propias armas”. Sobre este país, en el quinto puesto de los importadores, el analista destaca que sigue “estrechando sus relaciones con Pakistán, Bangladesh y Myanmar a través del suministro de armas”.
Fuente: Infodefensa.com
Oriente Medio dobla sus importaciones de armas en una década

A %d blogueros les gusta esto: