Militares y policías son los profesionales esenciales con menos traumas por el coronavirus

Desde comienzos de marzo de 2020 en España se está viviendo una situación sanitaria y social inédita producida por la pandemia de la Covid-19. 

Las pandemias tienen efectos psicológicos sobre la población, derivados de la percepción de incertidumbre, confusión y sensación de urgencia que generan. A ello cabe sumar el confinamiento que vivió la sociedad española para luchar contra el virus. 

Las investigadoras Silvia Collado (Universidad de Zaragoza), Helena Garrido Hernansaiz, (Centro Universitario Cardenal Cisneros), Rocío Rodríguez Rey (Universidad Pontificia Comillas y Nereida Bueno Guerra (Universidad Pontificia de Comillas) realizaron un estudio durante el confinamiento para saber cómo afectaba la pandemia a los profesionales esenciales que estaban en primera línea durante el confinamiento. 

En el marco de un proyecto de investigación interuniversitario, liderado por la Universidad de Comillas, las investigadoras analizaron el impacto psicológico de la pandemia sobre personal sanitarios, de supermercados y tiendas de alimentación, periodistas y otros profesionales de los medios de comunicación, miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad (FCS) tanto del Estado, como autonómicos y locales, y de las Fuerzas Armadas.

El estudio, publicado en la revista internacional Enviromental Research and Public Health ha mostrado que la crisis del coronavirus tuvo un mayor impacto psicológico sobre los profesionales que estaban en primera línea respecto a la población general salvo en el caso de los agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad y Fuerzas Armadas.

Según el documento, más de la mitad de agentes han sufrido un impacto psicológico mínimo. Además, el 82% asegura no haberse sentido deprimidos durante la primera ola de pandemia.

Sin embargo, los profesionales del resto de grupos presentaron un impacto psicológico severo en más de la mitad de trabajadores. La mitad de los sanitarios se sintieron deprimidos, un 63% profesionales de la comunicación y un 43% de trabajadores del sector alimentación.

Medición del impacto psicológico

Para medir el impacto psicológico de la pandemia las investigadoras utilizaron un cuestionario “autoadministrado” de 22 ítems, diseñado para medir la magnitud de una repuesta sobre un evento traumático específico de una persona sucedido con una semana de margen.

El cuestionario IES-R mide los tres síntomas principales del trastorno (TEPT): evitación, intrusión e hiperactividad. El formato de respuesta es una escala de 0 a 4.

Confidencial Digital ha podido saber que las investigadoras piensan que los resultados tienen que ver con que policías, guardias civiles y militares están seleccionado y entrenados para afrontar situaciones estresantes e impredecibles, como las vividas durante la pandemia.

Un nuevo estudio 

Actualmente, las investigadoras realizan un nuevo estudio con un doble objetivo, por un lado, comparar con cómo fue en la primera ola y ver si el impacto psicológico ha disminuido, se ha mantenido igual o ha aumentado.

Para ello han pedido a los profesionales del estudio anterior que participen de nuevo y además estamos pidiendo la colaboración de nuevos participantes.

Por otro lado, dilucidar qué factores pueden estar favoreciendo que este grupo de profesionales sea especialmente resistente. Para ello, están teniendo en cuenta algunas variables como el número de años de experiencia, si han tenido experiencia en crisis previas, la capacidad de regulación emocional, el miedo a contagiarse en el ejercicio de sus funciones y a contagiar a sus seres queridos y el tipo de funciones que desempeñan normalmente, entre otras. 

También están teniendo en cuenta tanto los posibles efectos negativos de la pandemia, como el riesgo al síndrome del quemada, como los positivos, como la posibilidad de crecimiento postraumático.

Al grupo de investigadoras se ha sumado la psicóloga Susana Gracia Lanchares, que está finalizando sus estudios de Máster en Psicología General Sanitaria en el Centro Universitario Cardenal Cisneros.

Las investigadoras siguen recogiendo datos del estudio que policías, guardias civiles y militares pueden realizar hasta el 31 de diciembre, estando prevista la publicación de resultados para el 

El impacto psicológico sobre la población general

En marzo de este 2020, coincidiendo con el inicio del confinamiento tres investigadoras, Silvia Collado, Helena Garrido Hernansaiz y Rocío Rodríguez Rey iniciaron un estudio a nivel nacional para estudiar cómo la pandemia de Covid-19 y el confinamiento estaban afectando a la población española.
Los resultados de este estudio están publicados en una revista científica internacional de psicología Frontiers in Psychology y demuestran que el impacto psicológico fue muy elevado para la población general.
Fuente: elconfidencialdigital.com
Militares y policías son los profesionales esenciales con menos traumas por el coronavirus

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: