Militares reclaman a Defensa una Ley de Movilidad Geográfica tras la cesión del cuartel de Loyola

El Gobierno de España ha aceptado enajenar el Acuartelamiento de Loyola, ubicado en San Sebastián, para lograr el apoyo del Partido Nacionalista Vasco (PNV) al proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2021.

El pacto ha provocado una nueva polémica, en este caso por la sorpresa que ha provocado que el Ejecutivo admita desprenderse del cuartel en el que tiene su base el único regimiento del Ejército de Tierra presente en la provincia de Guipúzcoa.

Además de las denuncias por lo que algunos consideran una “humillación” ante el nacionalismo vasco, y un paso en la expulsión o al menos la reducción paulatina de las Fuerzas Armadas del País Vasco, algunos militares también critican los perjuicios que estos cambios provocan en su vida cotidiana.

En el cuartel de Loyola tiene su base actualmente el Regimiento de Infantería “Tercio Viejo de Sicilia” Nº 67, y una Unidad de Servicios del acuartelamiento (USAC), unidades para las que aún no se conoce el destino.

La Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME) ha reaccionado a esta polémica reclamando que el Ministerio de Defensa no siga dejando “en un estado de indefensión, de desprotección y de falta de apoyos a miles de hombres y mujeres militares y a sus familias” ante estos traslados.

Por eso, vuelve a pedir que apruebe una Ley de Movilidad Geográfica de los militares, que establezca medidas para paliar los “graves problemas” que originan los cambios de destino que se derivan de los cierres de acuartelamientos y traslados a otros puntos de España.

Desde AUME denuncian que en los últimos años los militares han sufrido varias decisiones de este tipo sin recibir ningún apoyo compensatorio.

“Algunas de estas decisiones resultan hasta humillantes cuando se trata a este personal como ‘repoblador’, de la misma forma que se repuebla un monte con una especia vegetal o animal”, subrayan, ya que recientemente se ha conocido que “en Zamora se proyecta un acuartelamiento para cerca de mil efectivos con el simple propósito de ‘repoblar la zona’ (con militares)”, obligando a trasladarse desde sus destinos actuales en otras provincias a un buen número de militares.

También ha habido cambios así entre Huesca y Zaragoza, movimientos con unidades de Madrid que en el “Plan Campamento” se enviaron a otras zonas…

De ahí que reclamen a la ministra de Defensa, Margarita Robles, que impulse una ley “que establezca los apoyos necesarios para amortiguar las deficiencias y dignifique a las personas y a la profesión en situaciones como estas que nada o poco tienen que ver con sus cometidos profesionales”.
Fuente: elconfidencialdigital.com
Militares reclaman a Defensa una Ley de Movilidad Geográfica tras la cesión del cuartel de Loyola

A %d blogueros les gusta esto: