Los retos del VCR 8×8

Uno de los programas estrella del Ministerio de Defensa español es el Vehículo de Combate de Ruedas (VCR) 8×8 Dragón del Ejército de Tierra, un sistema de armas de última generación con el que se le dotará durante al menos 30 años, empezando con un lote inicial de 348 vehículos, que irán provistos de los más modernos medios tecnológicos. Se trata de un programa que la crisis económica congeló durante demasiado tiempo y que estaría ahora en el ojo del huracán por los retrasos que acumula la entrega de los cinco demostradores, con los que se evaluará su diseño y características antes de iniciar la fabricación en serie. Ciertamente se trata de un proyecto complejo, en tanto estamos ante un programa de elevado contenido en I+D+i, iniciador, junto a la fragata F-110, del sistema de funcionamiento basado en programas tecnológicos con los que reducir los riesgos antes de la fabricación, cuando ya resulta caro y complicado resolverlos. A esta complejidad podríamos sumar el interés que parecen tener algunos grupos industriales europeos por tener una porción en el pastel, sugiriendo que deberían poder concurrir en un proceso de licitación competitiva. Así se ha ido llegando a una situación que se enrarece por momentos, con un Gobierno al que le quedan un par de Consejos de Ministros para formalizar cualquier decisión antes de las próximas elecciones, el 28 de abril.


Fuente: Defensa.com
Los retos del VCR 8×8

A %d blogueros les gusta esto: