Los perros de la Infantería de Marina se entrenarán para detectar explosivos caseros

La Jefatura de Apoyo Logístico de la Armada ha firmado un documento de encargo al INTA, el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial ‘Esteban Terradas’ (organismo del Ministerio de Defensa), para recabar su colaboración en la realización de varias actividades de carácter técnico, como el desarrollo de pruebas de materiales que son competencia de esa jefatura de la Armada.

El documento de encargo, consultado por Confidencial Digital, indica que entre las actividades que la Armada realizará con la colaboración del INTA se encuentra el “entrenamiento de unidades cinológicas”.

El Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial ‘Esteban Terradas’ suele realizar pruebas con perros detectores de explosivos en el Campus La Marañosa, una de sus instalaciones, en el municipio madrileño de San Martín de Valdeiglesias.

Por ello, la Armada ha acordado con el INTA contar con su apoyo para entrenar a los perros de la Infantería de Marina que ya están adiestrados para detectar explosivos.

Perros contra explosivos en misión internacional

“Entre los cometidos de las unidades de la Fuerza de Infantería de Marina participantes en las operaciones OMP [operaciones de mantenimiento de la paz], se encuentra el de la dar protección a las fuerzas participantes”, comienza la Armada introduciendo el objeto de este punto del encargo.

Para cumplir ese cometido, “la Infantería de Marina dispone de unidades cinológicas en apoyo, que están dotadas de perros de trabajo especializados unos en ‘Seguridad y Combate’ y otros en ‘Detección de Explosivos’”.

Hasta ahora, los perros detectores de explosivos “se adiestraban exclusivamente en la detección de explosivos tradicionales”, explica la Armada. La cuestión es que “la experiencia adquirida en la lucha contra Artefactos Explosivos Improvisados (C-IED en sus siglas en Ingles) en Líbano, Afganistán e Irak, etc., ha puesto de manifiesto la necesidad de adiestrar a los perros también en la detección de artefactos explosivos improvisados, que suelen ser fabricados de forma casera empleando otros tipos de explosivos no convencionales”.

Los artefactos explosivos improvisados se convirtieron hace años en una de las grandes amenazas para las Fuerzas Armadas. Muchos de los militares españoles caídos en misiones internacionales murieron por el estallido de una de esas bombas que grupos insurgentes o terroristas colocan en caminos y carreteras, para hacerlos estallar al paso de patrullas a pie o en vehículos de las tropas extranjeras.

De hecho, estos ataques forzaron a las autoridades a crear un Centro de Excelencia contra IEDs, para aumentar la formación contra esta amenaza, y a cambiar el modelo de vehículos del Ejército de Tierra (los RG-31 sustituyeron a los BMR) para que pudieran resistir la onda expansiva.

Fuerza de Protección de la Armada

Distintas unidades de Infantería de Marina aportarán perros a este programa, que servirá para que no sólo localicen explosivos convencionales, sino que sean también capaces de detectar esos artefactos no convencionales, muchas veces prácticamente de fabricación casera o artesanal.

En el proyecto de la Armada con el INTA participarán perros del Tercio de Levante (Cartagena), de la Agrupación de Madrid, del Tercio del Norte (Ferrol), de la Unidad de Seguridad de Canarias (Las Palmas de Gran Canaria) y del Tercio del Sur (Cádiz).

Todas estas unidades pertenecen a la Fuerza de Protección de la Armada, que tiene como misión “garantizar la seguridad y protección del conjunto de Bases, Instalaciones, Centros, Organismos y personas de la Armada”.
Fuente: elconfidencialdigital.com
Los perros de la Infantería de Marina se entrenarán para detectar explosivos caseros

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: