Los paracaidistas españoles tendrán a Bélgica y a Qatar como principales rivales en el Mundial militar

La Patrulla Acrobática de Paracaidismo del Ejército del Aire (PAPEA) quiere hacer historia. El lugar elegido es Szolnok, Hungría, y se extiende hasta el día 22. En ese escenario tendrá lugar el 42º Campeonato Mundial de Paracaidismo Militar, que congrega a 41 de las “potencias mundiales” de esta especialidad militar. España espera conseguir el Campeonato del Mundo venciendo a los dos campeones de los últimos años, Qatar y Bélgica.

El poderío de estos dos países se da en la prueba más complicada de las dos del campeonato, la formación en caída libre. En este ejercicio, España solo se ha proclamado como campeona mundial en una única ocasión, en Granada en 1980. Fuentes consultadas por ECD afirman que España se sitúa en tercera posición, justo detrás de las favoritas y seguida de cerca por República Checa y Suiza.

José Luis, capitán de la PAPEA, que se ganó el puesto para representar a España ganando el campeonato de nuestro país, afirma que conocen “bastante bien” a los otros equipos y que van “con ambición” para hacerlo lo mejor posible. También ha incidido en que el “factor suerte” es importante, aunque matiza que lo principal es “estar entrenado”.

La otra de las pruebas es individual, y se trata de la prueba de vuelo en precisión, donde España ha sido campeona en dos ocasiones. En 1980, el cabo José Jeréz Moreno se proclamó por primera vez campeón en Chile. Desde entonces, España tuvo que esperar 26 años para ver otro vencedor: el cabo José A. Lago Rubio, campeón en Rusia en 2006.

Las pruebas

La competición está compuesta de dos pruebas principales. La prueba por equipos es la de vuelo en formación en caída libre, donde la PAPEA es especialista. En dicha prueba, el equipo de paracaidistas de cada país realiza una serie de ejercicios acrobáticos en el aire indicados antes por los jueces en un sorteo.

Durante el transcurso de la prueba, varias cámaras incorporadas a los trajes de los competidores graban la escena que luego será evaluada por los jueces, que emitirán un veredicto sobre la actuación.

En la otra prueba, la de vuelo en precisión, los jueces evalúan el aterrizaje sobre un blanco fijo de pequeñas dimensiones. Fuentes de la PAPEA han afirmado que se trata de una prueba “muy competitiva” por “el gran nivel” de los participantes.

Fuentes del grupo paracaidista afirman que en esta prueba no hay favoritos, y que normalmente gana “el que menos centímetros ha hecho”. Se hace referencia a que normalmente el campeón se decide por centímetros en su aterrizaje en el blanco inmóvil.

Los jueces y países observantes son la India, Perú, Canadá y Estados Unidos. Como peculiaridad, la normativa exige que cada país debe aportar como mínimo un juez para competir. Por no presentarlo, Uzbequistán y Arabia Saudí se quedaron fuera de la competición.

Historia

La Patrulla Acrobática de Paracaidismo del ejército del Aire (PAPEA) fue creada en 1978 en la Escuela Militar de Paracaidismo Méndez Parada, ubicada en la Base Aérea de Alcantarilla, Murcia.

La intención inicial fue ser “la depositaria” de todas las enseñanzas aprendidas años antes, y también responder a la necesidad de situar a España dentro del alto nivel de los países de su entorno. Por dichos motivos se creó en 1978 esta unidad independiente de la Brigada Paracaidista que reunió al personal experto de varias unidades.
Fuente: elconfidencialdigital.com
Los paracaidistas españoles tendrán a Bélgica y a Qatar como principales rivales en el Mundial militar

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: