Los diputados llevan dos años sin ser informados sobre cómo viven los soldados

El Observatorio de la Vida Militar es un órgano colegiado, de carácter asesor y consultivo, adscrito a las Cortes Generales. Tiene como objetivo el análisis permanente de la condición de militar y de la forma en que el Estado vela por los intereses de los militares.

Los nueve miembros que componen el Observatorio son elegidos por las Cortes Generales cada cinco años. Cinco son elegidos por el Congreso y cuatro por el Senado, entre personalidades de reconocido prestigio en el ámbito de la defensa, recursos humanos o derechos fundamentales y libertades públicas.

Los miembros del primer mandato fueron nombrados en diciembre de 2013, constituyéndose el Observatorio en enero de 2014. Desde 2018 está pendiente de renovación, por lo que no existen informes de 2019 y 2020.

El asunto consiguió colarse en la Comisión de Defensa del pasado martes 26 en la que se abordaba el estado de las medidas tomadas por la Subcomisión para el estudio del régimen profesional de los militares de Tropa y Marinería de las Fuerzas Armadas.

Fue el diputado Isidro Manuel Martínez Oblanca (Grupo Mixto) quien recordó que en la Subcomisión (2018) se encomendó al Observatorio, en la última de las 40 medidas, el seguimiento de las acciones que se concretan en el informe. Además, se mostró molesto por la falta de publicación de los informes de 2019 y 2020.

La diputada Zaida Cantera (PSOE) respondió al diputado recordándole que es una tarea pendiente desde 2018 de la Comisión nombrar a los componentes del órgano asesor. Es la falta de renovación del órgano la causa se no haber informes. Además, recalcó que el presidente de la Comisión, José Antonio Bermúdez de Castro (PP), ha recordado varias veces a los diputados que debían abordar el asunto.

Las funciones del Observatorio

La Ley de derechos y deberes de los miembros de las Fuerzas Armadas pretende que el Observatorio se convierta en un instrumento clave en el análisis de la condición de militar y garante del equilibrio de derechos y deberes de los efectivos.

El órgano tiene atribuida la tarea de analizar las cuestiones que incidan en el ejercicio de los derechos fundamentales y libertades públicas de los miembros de las Fuerzas Armadas y fomentar aquellas que contribuyan a una mejor regulación de la condición de militar.

Para ello, el Observatorio puede recabar información de los órganos competentes en la gestión del personal militar, tanto del Ministerio como de los ejércitos y realizar visitas a las unidades.

Entre los datos que recoge y plasma en sus documentos se encuentra información acerca de acoso, conciliación, formación, reclutamiento, ascensos y destinos. 

Además, se le envían informes y actas del Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas, donde se recogen las propuestas o sugerencias planteadas por las asociaciones y los acuerdos alcanzados. Recibirá también, por parte de los mandos o jefaturas de personal, la información anual sobre las iniciativas y propuestas presentadas por militares y el resultado de su estudio.

Los informes que elabora finalmente el Observatorio con la información recabada del Ministerio, órganos competentes en la definición de la política de personal militar, jefaturas y mandos y asociaciones profesionales incluyen las recomendaciones que los miembros del órgano asesor estiman oportunas.

El resultado final es enviado a las Comisiones de Defensa del Congreso y Senado desde donde se podrán promover aquellas modificaciones que se consideren oportunas, que redunden en beneficio de los militares y de las Fuerzas Armadas.

Un instrumento clave

La Asociación Unificada de Militares Españoles considera que se trata de un órgano imprescindible “de ahí que esta anomalía sea de una dejadez irresponsable”.

Consideran que hay una “dejadez increíble” en su renovación. “Va para dos años y es imperdonable. El Observatorio entiende e informa sobre la situación de los derechos militares, entre otras cosas, y es un buen complemento a la acción de las asociaciones profesionales”.

Además de elaborar informes sobre la condición de militar, desde 2014 se le han encomendado nuevas tareas como la elaboración de recomendaciones para el Protocolo de actuación frente al acoso sexual y por razón de sexo en las Fuerzas Armadas y el estudio del régimen profesional de los militares de tropa y marinería.

El Observatorio presta apoyo a las Comisiones de Defensa para garantizar un conocimiento directo de los problemas relacionados con el régimen de personal y las condiciones de vida en las Fuerzas Armadas para proponer las medidas adecuadas que garantice adaptar el régimen de personal militar a los cambios necesarios.
Fuente: elconfidencialdigital.com
Los diputados llevan dos años sin ser informados sobre cómo viven los soldados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: