Los colosos navales de Sudamérica

En el transcurso de la SGM los ingleses decidieron la construcción de una serie de portaaviones ligeros de características limitadas, relativamente baratos, y con una velocidad adecuada para acompañar a los acorazados provenientes de la PGM que, por aquellas fechas, andaban entre 20 y 22 nudos. Era un proyecto intermedio entre los portaaviones de escolta que eran, simplemente, buques de carga normales con una cubierta para el despegue y aterrizaje de aviones ASM ligeros, acompañados de un reducido número de cazas anticuados, y los complejos portaaviones de escuadra, que requerían una construcción escrupulosa de varios años de duración y coste elevado. Estaba previsto que, finalizadas las hostilidades, todas las unidades serian vendidas a armadores particulares, los cuales, una vez efectuadas las obras correspondientes, los convertirían en transatlánticos o cargueros rápidos. Con este propósito se siguieron las normas dictadas por el Lloyd‘s Registrer para la construcción del casco, y, en la distribución interior, se tuvo ligeramente en cuenta el destino ulterior que estaba previsto para todas las unidades de la serie.


Fuente: Defensa.com
Los colosos navales de Sudamérica

A %d blogueros les gusta esto: