Los C-17 americanos que llevaban refuerzos a Bagdad fueron repostados al sur de España

Estados Unidos ha tenido que reforzar su despliegue en la capital iraquí ante el fuerte acoso, que dura ya dos días, de los manifestantes chiitas pro-iraníes a su embajada. Mientras la mayor parte del mundo se preparaba para celebrar el nuevo año, en Fort Bragg (Carolina del Norte) unos 750 efectivos de la división aerotransportada del US Army, la 82nd Airborne, se preparaban para partir hacia Oriente Medio. Con muy pocas horas de preaviso el Pentágono les había ordenado desplegarse en la capital iraquí, para proteger su embajada en Bagdad, que estaba sufriendo continuos ataques y un cerco por parte de  los citados manifestantes manejados por Teherán.


Fuente: Defensa.com
Los C-17 americanos que llevaban refuerzos a Bagdad fueron repostados al sur de España

A %d blogueros les gusta esto: