Llamada de urgencia a los alumnos de la academia militar de Sanidad y a los pilotos

La “imperiosa necesidad” ha llevado al Ministerio de Defensa a adelantar la vuelta a la actividad de parte de los alumnos de las academias militares, a los que mandó a casa en los días previos a la declaración del estado de alarma el 14 de marzo.

Primero suspendió la actividad en los centros de formación militar en Madrid, el 10 de marzo, y el 13 hizo lo propio con la Academia General Militar de Zaragoza. La medida se extendió a todos los centros de formación dependientes de Defensa, como la Escuela Militar de Montaña y Operaciones Especiales de Jaca (Huesca) donde se forman los boinas verdes, los centros de formación de tropa (CEFOT)…

Ahora el Ministerio de Defensa ha decidido permitir el regreso de los alumnos de algunas academias y algunas especialidades. Uno de los criterios es la necesidad de que terminen sus cursos para incorporarse a unidades especialmente implicadas en la “Operación Balmis” frente a la epidemia de coronavirus.

La ministra de Defensa, Margarita Robles, firmó este lunes una instrucción -la 17/2020- “por la que se autoriza el desplazamiento e incorporación de los alumnos del último curso de la Escuela Militar de Sanidad de la Academia Central de la Defensa y de los alumnos que deban realizar las prácticas de vuelo correspondientes a sus planes de estudios de formación para su inmediata incorporación a las Fuerzas Armadas”.

Mediante dicha instrucción la ministra autoriza desde el lunes 18 de mayo “el desplazamiento de los alumnos del último curso de la Escuela Militar de Sanidad de la Academia Central de la Defensa y de los alumnos que deban realizar las prácticas de vuelo correspondientes a sus planes de estudios de formación, para su incorporación a los centros docentes militares de formación en los que cursen sus estudios”.

Las condiciones concretas de la reincorporación las fijará el subsecretario de Defensa, “siguiendo los criterios de las autoridades sanitarias y para su inmediata incorporación, en su caso, a las Fuerzas Armadas como militares de carrera. En cualquier desplazamiento deberán respetarse las recomendaciones y obligaciones sanitarias dictadas por las autoridades competentes”.

En la instrucción firmada por Margarita Robles se explica que “la evolución actual del COVID-19 ha supuesto que las misiones ordinarias de las Fuerzas Armadas se hayan visto incrementadas con las medidas extraordinarias para hacer frente al COVID-19, en las que, junto a otras capacidades militares puestas a disposición de las autoridades competentes, ha sido fundamental la contribución de la Inspección General de Sanidad de la Defensa al Sistema Nacional de Salud, así como de los medios de aerotransporte general y aerotransporte medicalizado”.

Y es por ello que “resulta de imperiosa necesidad que los puestos de las diferentes Unidades militares ocupados por personal de los cuerpos y escalas de oficiales y suboficiales que desempeñen dichos cometidos, cuenten con el personal cuyo acceso a las mismas esté previsto durante el presente curso académico”.

Es decir, se necesita que terminen sus cursos interrumpidos, y se incorporen a unidades operativas tanto los médicos y enfermeros militares que han de salir de la Escuela Militar de Sanidad (en la Academia Central de la Defensa, en Madrid), como los pilotos.

Estos últimos se forman en las academias de San Javier y León, con estancias en Talavera la Real (Fase de Caza y Ataque), en el caso de los pilotos de aviones, mientras que las prácticas de helicóptero se realizan en la base aérea de Armilla (Granada), en el caso del Ejército del Aire, mientras que los pilotos del Ejército de Tierra se instruyen en la Academia de Aviación del Ejército de Tierra, situada en la base Coronel Maté de Colmenar Viejo (Madrid).

Distintas unidades sanitarias, como la Brigada de Sanidad (Brisan) del Ejército de Tierra y la Unidad Médica Aérea de Apoyo al Despliegue (UMAAD) del Ejército del Aire, llevan meses desplegadas colaborando con la sanidad civil, por lo que el refuerzo de los recién salidos de la academia puede ser fundamental para los próximos meses.

Lo mismo ocurre con los pilotos de aviones, así como de helicópteros tanto del Aire como de Tierra, que están transportando material, trasladando efectivos y evacuando a enfermos.

También los aspirantes de Tropa

Además de estos dos casos, Defensa también ha aprobado autorizar el desplazamiento de “los candidatos pendientes de la Fase Primera del Primer Ciclo del Proceso de Reclutamiento para el ingreso en los centros docentes militares de formación para incorporarse a las escalas de tropa y marinería”.

En ese caso, el 18 de marzo se pospusieron las pruebas de las oposiciones militares a la Escala de Tropa y Marinería quince días, aunque se fue ampliando conforme se prorrogaba el estado de alarma.

El proceso se frenó cuando de los 15.790 candidatos faltaban entonces solo 343 para completar la Fase Primera del Primer Ciclo del Proceso de Reclutamiento.

De nuevo, el Ministerio de Defensa justifica que en las misiones de las Fuerzas Armadas contra la epidemia ha habido “una relevante contribución del personal de las escalas de tropa y marinería”, y por ello “resulta de imperiosa necesidad completar dicha Fase del Primer Ciclo a efectos de que pueda continuarse el Proceso de Reclutamiento cuando se den las condiciones previstas por las autoridades sanitarias”.

Así que los candidatos pendientes de realizar la Fase Primera del Primer Ciclo del Proceso de Reclutamiento quedan autorizados a acudir “a los Centros de Reclutamiento que corresponda, a efectos de completar esa Fase, a partir del 18 de mayo de 2020”.

Ese proceso de reclutamiento continuará “según las previsiones sanitarias que puedan realizar las autoridades sanitarias”.
Fuente: elconfidencialdigital.com
Llamada de urgencia a los alumnos de la academia militar de Sanidad y a los pilotos

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: