La tarde de los torpedos

Cargas de profundidad; vigilancia con periscopio, angustioso confinamiento; ondas acústicas taladrando tímpanos; inmersiones de emergencia; personajes entrañables; costumbrismo náutico; hedor y suciedad; paisajes marítimos; enemigos poderosos; pericia naval; supersticiones marineras y, claro está, cañonazos, bombazos y ataques con torpedos…


Fuente: Defensa.com
La tarde de los torpedos

A %d blogueros les gusta esto: