La Marina de Guerra rusa (1950-2000), el oso que aprendió a nadar

A diferencia de otras grandes naciones, Rusia nunca poseyó una poderosa Armada. De Rusia (y de la URSS) se ha dicho que “está rodeada en tres cuartas partes por tierra y el resto por hielo”. Los rusos no han tenido necesidad de cruzar los mares para realizar sus conquistas (Siberia, el Asia Central) y su objetivo no fue nunca dominar los mares, sino salir a ellos. Por esta razón, lo conseguido por la Armada Soviética, la “Voyenno Morskoy Flot” (VMF), después de la Segunda Guerra Mundial  no puede dejar de sorprendernos, pues logró ser una Armada lo suficientemente poderosa como para amenazar a la mayor potencia talosocrática del siglo XX, los EE. UU., cuyos almirantes se enfrentaron a serios quebraderos de cabeza cuando vieron que el oso ruso aprendía a nadar.
Fuente: Defensa.com
La Marina de Guerra rusa (1950-2000), el oso que aprendió a nadar

A %d blogueros les gusta esto: