La Legión necesita ampliar las puertas de su base para que entren los nuevos 8×8

El Ejército de Tierra comenzará en unos meses el proceso de sustitución de los vehículos blindados de ruedas que constituyen uno de los principales medios de despliegue de sus efectivos. La flota de BMR (Blindados Medios sobre Ruedas) acumula más de 40 años y a va ser sustituida por los nuevos Vehículos de Combate sobre Ruedas (VCR) 8×8, los llamados ‘Dragón’.

En total, se incorporarán unas mil unidades. Las primeras 348 llegarán entre 2019 y 2022, para dotar a las nuevas Brigadas Orgánicas Polivalentes. Esta nueva estructura del Ejército se está probando en la Brigada Experimental 2035, que tiene a la actual Brigada de la Legión (Brileg) como columna vertebral.

El próximo mes de noviembre la Legión recibirá cinco demostradores tecnológicos, para así probar cinco configuraciones distintas del nuevo 8×8.

Confidencial Digital ha podido confirmar que la próxima llegada de las primeras unidades de estos Vehículos de Combate sobre Ruedas ha llevado a la Brileg a iniciar los preparativos para adaptar su base, en Viator (Almería), a esos nuevos 8×8. Y es que estos vehículos tienen unas dimensiones que van a obligar a modificar las puertas de acceso al campo de maniobras de esa Base Álvarez de Sotomayor, en Viator.

Más largos y más anchos

Una de las diferencias entre un BMR como los que están ya en fase de “jubilación” y los 8×8 ‘Dragón’ es sus dimensiones. Los vehículos blindados porta personal 6×6 (BMR) del Ejército de Tierra miden 6,15 metros de largo y 2,5 metros de ancho.

Los nuevos VCR 8×8 alcanzan unos ocho metros de largo y tres metros de ancho, mientras que la altura (sin armas ni torre) es la misma, dos metros.

Esa diferencia de tamaño, con unos Vehículos de Combate sobre Ruedas más grandes, es la que motiva un contrato de la Sección de Asuntos Económicos de la Dirección de Infraestructura del Ejército de Tierra, consistente en el proyecto de adecuación de la puerta de acceso al campo de maniobras de la Base Álvarez de Sotomayor (Viator) para el vehículo VCR 8×8.

El presupuesto base de licitación de dicho contrato asciende a 159.575,89 euros.

Ya se producen golpes y roces

ECD ha consultado los pliegos del contrato, que especifican que las obras en el acceso al campo de maniobras de la base de la Legión se justifican por la necesidad de “facilitar el acceso de los vehículos de la Brigada y en especial al VCR 8×8 al campo de maniobras”.

También se aprovechará para distinguir con una barrera física una entrada peatonal respecto del acceso a vehículos, ya que por esa misma puerta pasan desde camiones de transporte de material para carga y descarga hasta automóviles de uso privado de civiles, incluso para dejar a niños en el centro de educación infantil de la base.

Pero la clave de los trabajos de reforma es que la puerta del campo de maniobras “necesita ser ampliada para facilitar el acceso de vehículos de gran longitud”. De hecho, ya “son constantes los golpes o roces en el vallado, debido a sus reducidas dimensiones”. Por eso, la empresa que se encargue de los trabajos, entre otros cambios, deberá instalar unas puertas de acceso al campo de maniobras de 10 metros de luz total, y una puerta de acceso peatonal en el doble vallado perimetral.

Como antes se ha indicado, los 8×8 que llegarán este mismo 2019 a la base almeriense de la Brigada de la Legión son más largos y más anchos que los BMR actuales. De ahí que se considere “prioritaria” esta obra para poder satisfacer las necesidades de la flota de VCR 8×8 asignable a las unidades del Ejército de Tierra.
Fuente: elconfidencialdigital.com
La Legión necesita ampliar las puertas de su base para que entren los nuevos 8×8

A %d blogueros les gusta esto: