La justicia militar investiga un posible caso de acoso sexual en un buque de la Armada

Abuso de autoridad, en su modalidad de acoso tanto sexual y por razón de sexo como profesional: esa es la calificación penal por la que un juzgado militar ha iniciado una investigación sobre unos hechos sucedidos entre miembros de la tripulación de un buque de la Armada.

El sumario en averiguación de los hechos lo ha abierto formalmente el Juzgado Togado Militar Territorial número 14, de Cartagena, si bien se encuentra ejerciendo la sustitución del juez titular de Valencia la juez del Juzgado Togado Militar Territorial nº13 de Valencia.

Según la información facilitada por el Tribunal Militar Central, los hechos sucedieron entre miembros de la dotación de un buque con base en Cartagena, pero no aporta más concreción sobre qué buque era.

El Código Penal Militar califica distintas actitudes como abuso de autoridad.

El artículo 48 establece que “el superior que, respecto de un subordinado, realizare actos de acoso tanto sexual y por razón de sexo como profesional, le amenazare, coaccionare, injuriare o calumniare, atentare de modo grave contra su intimidad, dignidad personal o en el trabajo, o realizare actos que supongan discriminación grave por razón de nacimiento, origen racial o étnico, sexo, orientación sexual, religión, convicciones, opinión, discapacidad o cualquier otra condición o circunstancia personal o social, será castigado con la pena de seis meses a cuatro años de prisión, pudiendo imponerse, además, la pena de pérdida de empleo”.

Confidencial Digital se ha puesto en contacto con el Cuartel General de la Armada, desde donde se limitan a señalar que “todos los procedimientos disciplinarios y diligencias que se abren en las Fuerzas Armadas tienen carácter confidencial”.

Eso implica, añaden, que “única y exclusivamente las personas interesadas o afectadas, bien como encausadas, bien como juristas, bien como testigos, son conocedoras de los detalles que pudieran afectarles o interesarles referidos a cada proceso”.

Al cierre de esta edición no se había obtenido respuesta sobre este caso por parte del Tribunal Militar Central, que centraliza la información sobre los tribunales militares territoriales.

De acuerdo con el despliegue geográfico de la Armada, en Cartagena tiene su base la Fuerza de Acción Marítima, y buques como el buque de transporte ligero Martín Posadillo, los patrulleros Cazadora, Vencedora, Arnomendi, Infanta Elena e Infanta Cristina, el buque auxiliar Las Palmas, los cazaminas Segura, Sella, Tambre, Turia (accidentado en la búsqueda de un avión C-101 accidentado con el piloto a bordo, que resultó fallecido), Duero y Tajo, el buque de salvamento Neptuno… entre otros.
Fuente: elconfidencialdigital.com
La justicia militar investiga un posible caso de acoso sexual en un buque de la Armada

A %d blogueros les gusta esto: