La ‘jubilación’ forzosa del vicealmirante Fernández de Córdoba puede salirle cara a Defensa

El proceso judicial acaba de comenzar, pero Defensa podría tener que readmitir al vicealmirante al que pasaron forzosamente a la reserva tras un encontronazo con un cargo político del ministerio a raíz de las polémicas oposiciones de Sanidad Militar.

La Sala de lo contencioso-administrativo del Tribunal Supremo acaba de admitir el recurso presentado por los abogados del vicealmirante Fernández de Córdoba. Lo adelantó este lunes el diario ABC.

La defensa legal del vicealmirante acusa al Gobierno y al Ministerio de Defensa de haberle enviado a la reserva de forma forzosa, por decreto ley, sin alegar un motivo ‘de peso’. La ley admite el pase a la reserva forzosa por decisión del Consejo de Ministros sin entrar a valorar el motivo.

Sin embargo, el recurso hace referencia a la prohibición de la arbitrariedad de los poderes públicos, recogida en el artículo 9.3 de la Constitución española. Y según entienden fuentes ministeriales, el recurso tiene visos de prosperar.

Advertencia legal al Ministerio y al Gobierno

 De hecho, tal y como explican fuentes bien situadas, antes de que el Consejo de Ministros tomase la decisión de ‘jubilar’ al vicealmirante el Gobierno recibió una primera valoración legal de un equipo de asesores en la que se contemplaban algunas “lagunas legales”. Relacionadas, al parecer, con la ausencia de razones de “interés general” en el pase a la reserva.

Sin embargo, en vista a lo acontecido en el último Consejo de Ministros del pasado agosto, el Ejecutivo decidió ejecutar el pase forzoso a la reserva al ex subdirector de Reclutamiento y Orientación Laboral.

En caso de que la justicia dictaminase que la decisión se guió por un criterio de arbitrariedad, el oficial de la Armada sería declarado en activo de nuevo y quedaría a espera de destino. Un destino que Defensa intentó darle en la propia Armada tras su cese como subdirector de Enseñanza, provocando un encontronazo entre el AJEMA y Defensa.

Ahora, el Supremo tendrá que decidir si admite las medidas cautelares solicitadas por la defensa del vicealmirante, que exigen suspender el pase forzoso a la reserva y su reingreso en las Fuerzas Armadas de inmediato. Por su parte, Defensa tiene 20 días para explicar al Supremo los motivos que llevaron a su pase forzoso a la reserva.
Fuente: elconfidencialdigital.com
La ‘jubilación’ forzosa del vicealmirante Fernández de Córdoba puede salirle cara a Defensa

A %d blogueros les gusta esto: