La ex directora de Igualdad de Defensa aspira a ser la segunda mujer general

Las Fuerzas Armadas podrían tener próximamente otra mujer general de Brigada, la segunda después de que el Consejo de Ministros aprobara en julio de 2019 el ascenso de la hasta entonces coronel Patricia Ortega, del Cuerpo de Ingenieros Politécnicos del Ejército de Tierra, destinada en el Instituto de Técnica Aeroespacial Esteban Terradas (INTA).

Confidencial Digital ha podido saber que actualmente hay cuatro mujeres coronel siguiendo el curso de ascenso a general de Brigada que organiza el Centro Superior de Estudios de la Defensa Nacional (CESEDEN), en Madrid.

Desde el Ministerio de Defensa confirman que en el curso participan 117 coroneles (o capitanes de Navío, su equivalente en el Cuerpo General de Marina, de la Armada), pertenecientes al Ejército de Tierra, la Armada, el Ejército del Aire, los Cuerpos Comunes (como el Jurídico, el de Sanidad…) y la Guardia Civil.

Entre esos 117 coroneles, 113 son hombres y cuatro son mujeres, precisan desde el ministerio que dirige Margarita Robles, y estas mujeres coronel proceden del Cuerpo Militar de Sanidad y del Cuerpo Jurídico Militar.

Vicesecretaria general del ministerio

Coronel auditor del Cuerpo Jurídico es Begoña Aramendia Rodríguez de Austria, que actualmente ocupa un puesto relevante en el organigrama del Ministerio de Defensa. Es la vicesecretaria general técnica, cargo que tiene entre sus funciones impulsar y coordinar la elaboración normativa, así como informar las disposiciones generales, tramitar las consultas al Consejo de Estado y proponer la revisión y refundición de textos legales, insertar en el Boletín Oficial del Ministerio de Defensa (BOD) las disposiciones generales, resoluciones y actos administrativos que correspondan, elaborar estudios e informes sobre cuántos asuntos sean sometidos a la deliberación del Consejo de Ministros, de las comisiones delegadas del Gobierno y de la Comisión General de Secretarios de Estado y Subsecretarios…

Siendo teniente coronel, Aramendia fue elegida por el equipo de Margarita Robles para ser la primera responsable de la División de Igualdad y Apoyo al Personal, creada en 2018 sobre la anterior División de Apoyo al Personal. Aramendia ya dirigía la División de Apoyo al Personal con María Dolores de Cospedal, pero con la nueva ministra se introdujo la “Igualdad” en esa división, se entiende que sobre todo referida a la igualdad entre hombres y mujeres, una de las líneas principales de actuación de Robles desde que llegó al ministerio.

En 2019, Aramendia ascendió a coronel y fue nombrada vicesecretaria general técnica del ministerio.

Fuentes consultadas por ECD señalan que Aramendia ya ocupa en la práctica un puesto de general de Brigada, y no ahorran elogios en defender su valía: “Es una fuera de serie”.

Añaden que muchos consideraban desde hace años que sería la primera mujer general de las Fuerzas Armadas españolas -tal y como se contó en estas páginas-, pero finalmente “por razones de oportunidad”, señalan, se optó por impulsar el ascenso de Patricia Ortega.

El nombramiento de una mujer como general era un empeño de Margarita Robles, que finalmente cumplió en 2019. Ahora, con Aramendia en el curso de ascenso a general, apuntan que esta coronel tendría también un respaldo notable desde el ministerio para convertirse en la segunda general de Brigada.

Dos médicos y una veterinaria

Las otras tres mujeres que aspiran a alcanzar el empleo de general de Brigada pertenecen también a los Cuerpos Comunes, pero en este caso, al Cuerpo Militar de Sanidad.

La coronel Milagros Hijosa es médico militar. Estuvo destinada durante años en el Hospital Central de la Defensa (el antiguo Gómez Ulla), en Madrid, donde llegó a estar al frente de la Secretaría Técnica. De ahí pasó a la Dirección de Sanidad del Ejército del Aire.

En el Hospital Central de la Defensa de Madrid presta servicio actualmente otra de las coroneles aspirante al ascenso. La coronel médico Paloma Sánchez Mata está destinada en el Servicio de Medicina Intensiva del hospital.

La cuarta coronel que está siguiendo el curso de ascenso es María Isabel Martín de Celemín. Pertenece al Cuerpo Militar de Sanidad, especialidad Veterinaria. Martín de Celemín es responsable del Centro Militar Canino de la Defensa, encuadrado dentro del Centro Militar de Veterinaria de la Defensa.

Martín de Celemín fue una de las primeras mujeres en llegar al empleo de coronel: la primera, como a general de Brigada, fue Patricia Ortega.

Un curso más corto por el coronavirus

El curso de ascenso a general de Brigada que se desarrolla en el Centro Superior de Estudios de la Defensa Nacional se ha tenido que acortar este año, a causa de la epidemia de coronavirus. El Ministerio de Defensa explica que “este año por razones sanitarias la fase presencial dura seis semanas”, cuando normalmente se extiende hasta las ocho semanas.

La crisis del Covid-19 ha obligado a suprimir todos los viajes y visitas que se realizaban otros años en el marco de este curso, de ahí que se haya reducido la duración.

Los 117 coroneles están divididos en varios grupos, que se forman en materias correspondientes a cinco módulos: Liderazgo, Estrategia, Planes, Operaciones e Inteligencia.

Desde el ministerio no detallan quiénes son los profesores de este curso, pero aseguran que “se pretende que cada tema sea impartido por las más altas autoridades civiles y militares en sus materias respectivas”.

Los coroneles que superen el curso podrán ser ascendidos cuando en su respectivo ejército, cuerpo y especialidad surjan vacantes en el empleo de general de Brigada. Cuando eso ocurra, optarían al ascenso, entre otros muchos hombres, las cuatro coroneles citadas: María Isabel Martín de Celemín , Begoña Aramendia, Paloma Sánchez Mata y Milagros Hijosa.
Fuente: elconfidencialdigital.com
La ex directora de Igualdad de Defensa aspira a ser la segunda mujer general

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: