La coacción a un testigo clave del 1-O no preocupa a la Fiscalía

“Enseguida se le acercó el ex conseller (y ahora abogado de la defensa) Quico Homs. Departió seriamente con él media hora”. La cita pertenece a un artículo de análisis de Xavier Vidal-Folch publicado en El País y titulado ‘La rebelión de los Mossos’.

El texto fue publicado hace quince días, el pasado 12 de marzo, tan sólo un día después de la declaración como testigo del ex comisario de Información de los Mossos, Manel Castellví, en el juicio del 1-O.

Castellví afirmó ante el Supremo que alertó a Puigdemont de la “escalada de violencia” que amenazaba si se llamaba a los catalanes a votar. Algo que refrendó más tarde Emili Quevedo, máximo responsable del operativo de la policía autonómica para el 1-O.

Tras prestar declaración, Castellví tomó un AVE de vuelta a Barcelona. Allí coincidió con varios miembros de las defensas de los acusados, como el citado Francesc Homs, ex vicepresidente de la Generalitat ahora inhabilitado por organizar el 9-N.

Durante ese viaje, tuvo lugar el episodio que relata Vidal-Folch en su artículo de El País: Homs se acercó a Castellví y estuvo charlando seriamente con él durante media hora, según relató el periodista que estaba presente en el tren. Fue una situación incómoda y de cierta tensión.

El Chivato ha preguntado a miembros de la Fiscalía General del Estado si este hecho puede presentar indicios de delito, ya que Castellví ha sido un testigo clave del juicio, cuya declaración ha perjudicado seriamente a los ex consellers.

La respuesta del Ministerio Público ha sido la siguiente: no actuarán de oficio contra Homs ni abrirán diligencias de investigación de este episodio si Castellví no denuncia los hechos.
Fuente: elconfidencialdigital.com
La coacción a un testigo clave del 1-O no preocupa a la Fiscalía

A %d blogueros les gusta esto: