Giro ecológico en el Ejército del Aire para ahorrar energía en las bases

El Ejército del Aire toma medidas para ahorrar energía, concretamente electricidad. El Mando de Apoyo Logístico admite que el consumo energético “supone un coste elevado” y por ello va a implantar un sistema de monitorización que le permita adoptar medidas de ahorro.

Así se indica, según ha podido comprobar Confidencial Digital, en la documentación del contrato de servicios con el que el Ejército del Aire pretende contar con un sistema de “monitorización energética de unidades” a implantar entre 2020, 2021 y 2022.

El Mando de Apoyo Logístico, en concreto la Sección de Protección Ambiental, va a invertir 300.000 euros e instalar en una gran variedad de bases aéreas y otras instalaciones del Aire “analizadores de redes/medidores de energía y todos los equipos asociados necesarios para poder monitorizar el consumo eléctrico”.

Con la instalación de una serie de sensores, concentradores de datos, antenas y otros aparatos que sirven para medir el consumo eléctrico, el Ejército del Aire podrá recabar con detalle datos sobre cómo se distribuye el consumo eléctrico a lo largo de una jornada laboral, de un mes, un año…; cómo influye la temperatura exterior o incluso la operatividad del momento en dicho consumo; en qué períodos se produce el mayor consumo; si se producen excesos de potencia, energía reactiva para posteriormente poder evaluarlo y tomar decisiones para reducirlo

El objetivo último de recabar toda esta información es “facilitar el conocimiento de la situación energética de las instalaciones, la identificación de oportunidades de mejora, la mejora de la gestión energética de los mismos, y la medición de los resultados derivados de las medidas de ahorro emprendidas”.

De esta forma se avanzará en el cumplimiento de la Política Ambiental del Ejército del Aire, que fue aprobada por el Jefe del Estado Mayor del Aire (JEMA), en este caso en el aspecto de desarrollar medidas de control y actuación de eficiencia energética en las unidades de este ejército.

Este documento fija diez puntos de política ambiental a cumplir. En este contexto, llaman la atención dos: el 4, que establece “potenciar medidas de Eficiencia Energética, utilizando, en lo posible, energías renovables”; y el 5, que habla de “impulsar aquellas medidas que permitan un ahorro en el consumo de recursos naturales y, en todo caso, hacer un uso racional de los mismos”.

Torrejón, Zaragoza, Gando, Morón…

Los analizadores de redes y todo el equipamiento asociado (datalogger, trafos, tarjetas sims, cableado…) se va a instalar en las unidades de mayor consumo en el Ejército del Aire, tanto en la España peninsular como en Baleares y en Canarias.

De esta forma, se implantará el sistema de monitorización energética en las bases aéreas de Albacete, Alcantarilla (Murcia), Armilla (Granada), Cuatro Vientos (Madrid), Gando (Gran Canaria), Getafe (Madrid), Málaga, Matacán (Salamanca), Morón (Sevilla), San Javier (Murcia), Son San Juan (Mallorca), Talavera la Real (Badajoz), Torrejón (Madrid), Villanubla (Valladolid), Zaragoza, los aeródromos de León, Lanzarote, Pollença (Mallorca), la Agrupación del Acuartelamiento Aéreo de Getafe, las maestranzas aéreas de Albacete, Sevilla y Madrid, y además el Cuartel General del Ejército del Aire, en Moncloa (Madrid).
Fuente: elconfidencialdigital.com
Giro ecológico en el Ejército del Aire para ahorrar energía en las bases

A %d blogueros les gusta esto: