Generales y coroneles cobran de un máster cuyos alumnos hacen prácticas en el Estado Mayor de la Defensa

El coronel Juan Bustamante Alonso-Pimentel, anterior jefe de la sección de Influencia (J9) del Mando de Operaciones; sus antecesores en ese mismo cargo, el coronel Dionisio Urteaga Todó y el coronel F.S.T.; el actual comandante del Mando de Operaciones, el teniente general Fernando Braco Carbó; J.O.M., jefe de la Sección de Sistemas de Inteligencia del Centro de Inteligencia de las Fuerzas Armadas (CIFAS)…

Todos estos oficiales y oficiales generales están o han estado destinados en el Mando de Operaciones, el órgano dentro del Estado Mayor de la Defensa que se encarga del planeamiento operativo, la conducción y el seguimiento de las operaciones militares de las Fuerzas Armadas, tanto las que se desarrollan en el exterior como también las que obedecen a peticiones de ayuda y colaboración por parte de las autoridades civiles ante catástrofes, cuyo ejemplo más evidente es la ‘Operación Balmis’ en la primera ola del coronavirus.

Los militares citados tienen también otro ‘destino’ en común. Todos ellos aparecen citados como “Profesores” en la web de la Fundación de Estudios Estratégicos e Internacionales (FESEI). Esta entidad privada organiza varios cursos y másteres y, gracias a un convenio, sus alumnos realizan prácticas en organismos dependientes del Estado Mayor de la Defensa.

Al mismo tiempo, oficiales generales y oficiales que tienen o han tenido puestos relevantes en la estructura del Estado Mayor de la Defensa son profesores de esa misma fundación, o colaboran de forma puntual con los cursos y másteres, y reciben por ello una remuneración económica de FESEI.

Mandos del Estado Mayor de la Defensa

Esa vinculación de determinados mandos del Estado Mayor de la Defensa con una entidad privada que a su vez tiene un convenio con el mismo Estado Mayor de la Defensa no ha pasado desapercibida a algunos militares, según ha podido saber Confidencial Digital.

Ya hace unos meses, el canal de denuncias anónimas sobre las Fuerzas Armadas “Ciudadanos de Uniforme” señaló al jefe del Mando de Operaciones por este asunto. Publicó un texto en su canal de Telegram que tituló “Corrupción en el Mando de Operaciones”.

La publicación se centraba únicamente en el teniente general Braco, el comandante del Mando de Operaciones y por tanto uno de los principales oficiales generales en la estructura del Estado Mayor de la Defensa, por debajo del JEMAD.

Partía de la firma de un nuevo convenio de colaboración entre el Estado Mayor de la Defensa y la Fundación de Estudios Estratégicos e Internacionales, que rubricó el JEMAD, el almirante general Teodoro López Calderón, en el mes de febrero.

“Si miramos el elenco de profesorado y colaboradores del FESEI, resulta que los generales y coroneles del MOPS están ahí metidos, empezando por el Teniente General Braco […] En resumen, se trata de que si tú admites en tu casa a mis alumnos privilegiados, yo contrato a tus Oficiales como profesores, a razón de 600 euros la clase/conferencia. Esto son los altos mandos de las Fuerzas Armadas: privilegios y corrupción”, denunció “Ciudadanos de Uniforme”.

Profesores de la fundación

Confidencial Digital ha repasado el listado de personas que aparecen como “Profesorado y colaboradores” en la web de la Fundación de Estudios Estratégicos e Internacionales (FESEI). Como ya se ha indicado, además del actual comandante del Mando de Operaciones, son muchos los militares de alta graduación que están vinculados a esa fundación.

Hay bastantes casos de personas vinculadas a los servicios de inteligencia, tanto militares como civiles, así como generales retirados y otros oficiales y oficiales generales que están o estuvieron destinados en el Estado Mayor de la Defensa, y en otras unidades.

Comandante del Mando de Operaciones

El nombre más destacado de la lista es el ya señalado por “Ciudadanos de Uniforme”: el teniente general del Ejército del Aire Francisco Braco Carbó. En la web de FESEI aparece como general de División, Segundo Comandante y Jefe del Estado Mayor del Mando de Operaciones.

Sin embargo, en 2020 fue nombrado jefe del Mando de Operaciones en sustitución del teniente general Fernando López del Pozo. El teniente general Braco fue designado jefe del Mando de Operaciones por el entonces JEMAD, el general del Aire Miguel Ángel Villarroya.

Braco fue uno de los generales del Estado Mayor de la Defensa que recibió la vacuna contra el coronavirus en el mes de enero, tal y como desveló ECD. Por esa polémica fue cesado (a petición propia) el JEMAD Villarroya, y su sustituto, el almirante general Teodoro López Calderón, por ahora mantiene a Francisco Braco como jefe del Mando de Operaciones.

Además de en el listado de “Profesorado / Colaboradores”, el teniente general Braco aparece en la web de FESEI en al menos dos noticias. En diciembre de 2016 acudió a impartir una conferencia a alumnos de los cursos y másteres de la fundación, en la que habló sobre “la actividad diplomática de los destacamentos en operaciones”, el personal desplegado en operaciones, el Plan de Diplomacia de Defensa, las actuaciones de la UME en el exterior, y los Proyectos de Impacto Rápido (QIP).

La relación de este teniente general con FESEI se ha mantenido en el tiempo, porque el 25 de noviembre de 2020 impartió una clase a los alumnos de la XII Promoción del Master FESEI de Liderazgo, Diplomacia e Inteligencia.

Conferencias remuneradas

Fuentes militares consultadas por ECD aseguran que cada conferencia o clase de este tipo que imparten mandos de las Fuerzas Armadas en el máster o los cursos de FESEI es remunerada, con cifras que rondarían los varios centenares de euros.

La pregunta que se plantean algunos conocedores de esta práctica es si no existe ningún conflicto en el hecho de que el Estado Mayor de la Defensa el comandante del Mando de Operaciones cobre de la misma fundación que “se beneficia” de un convenio con el Estado Mayor de la Defensa.

El JEMAD firmó el convenio

Este pasado mes de febrero el JEMAD López Calderón y el director de la Fundación de Estudios Estratégicos e Internacionales, Miguel Álvarez de Eulate y Moreno, firmaron un nuevo convenio de colaboración.

El objetivo principal del convenio, según la web del Estado Mayor de la Defensa, es “fomentar el desarrollo de la cultura de seguridad y defensa mediante la realización de prácticas externas curriculares de los estudiantes de la FESEI en unidades, centros y organismos del Estado Mayor de la Defensa, así como favorecer la formación y la participación del personal del EMAD en posgrados, cursos y otras actividades docentes que organice la Fundación”.

Ya existía un convenio anterior, similar, en virtud del cual los alumnos de la Fundación de Estudios Estratégicos e Internacionales realizaban prácticas en el Mando de Operaciones. Con el nuevo convenio firmado por el JEMAD en febrero, las prácticas de alumnos de FESEI se extendieron al resto de unidades dependientes del Estado Mayor de la Defensa.

Por tanto, desde hace años FESEI oferta cursos y másteres en el que, entre otros atractivos, señala que quienes los cursen podrán hacer prácticas en el Mando de Operaciones. Y en el Mando de Operaciones lleva años destinado Francisco Braco Carbó, ahora teniente general y comandante del Mando de Operaciones, que a su vez es profesor e imparte conferencias en esos cursos de FESEI.

El objetivo del convenio

El convenio actual, firmado en febrero, se publicó en el Boletín Oficial del Ministerio de Defensa el lunes 8 de marzo. Ahí se concretan las aportaciones de cada una de las dos partes, el Estado Mayor de la Defensa y la Fundación de Estudios Estratégicos e Internacionales.

El efecto más concreto del convenio es “la realización de prácticas académicas externas de los estudiantes de Máster de Diplomacia, Liderazgo e Inteligencia de la FESEI, en unidades, centros y organismos del EMAD, tanto en territorio nacional como en las zonas de operaciones, así como en la participación del personal del EMAD en posgrados y otras actividades docentes organizadas por la FESEI”.

Es decir, los alumnos de ese Máster de Diplomacia, Liderazgo e Inteligencia de la FESEI completan su formación teórica con varios meses de prácticas, trabajando en unidades y organismos del Estado Mayor de la Defensa, lo que supone un aliciente importante para las personas interesadas en este tipo de formación sobre inteligencia, diplomacia y liderazgo.

A cambio de poder mandar a sus alumnos al Estado Mayor de la Defensa, FESEI permite a personal militar estudiar sus cursos. Concretamente, esta fundación se compromete a:

a) “Reservar en cada Máster de Liderazgo, Diplomacia e Inteligencia una plaza para personal del EMAD, que el JEMAD asignará, siendo la matrícula de la misma sin coste. El primer año dicha plaza será para el MOPS [Mando de Operaciones]”.

b) “Comunicar al MOPS aquellas otras actividades de cualquier naturaleza que la FESEI tenga programadas, como posgrados, másteres, cursos, seminarios, jornadas talleres etc. y que pudieran ser de interés para el EMAD, e invitar al EMAD a asistir o participar en las mismas”.

c) “Facilitar al personal del EMAD el acceso a las sesiones teóricas y teórico/prácticas que se desarrollen con los estudiantes matriculados en másteres, cursos, seminarios, prácticas o cualquier otra actividad que organice la FESEI”.

d) “Estudiar, valorar y atender, en la medida de sus posibilidades, las propuestas de demanda docente que solicite el EMAD para su personal en el ámbito de la formación que realiza la FESEI”.

e) “La FESEI garantizará que todo el personal seleccionado esté cubierto por un seguro, tanto de accidentes como de responsabilidad civil”.

Al menos en el texto del convenio no se contempla que militares que trabajan en el Estado Mayor de la Defensa sean contratados y pagados por la Fundación de Estudios Estratégicos e Internacionales para impartir determinadas conferencias y clases.

Sin respuesta del EMAD

Confidencial Digital trató de recabar tanto del Estado Mayor de la Defensa como de la Fundación de Estudios Estratégicos e Internacionales sus respectivas versiones sobre este asunto.

Para ello, contactó el 22 de abril con una consulta sobre distintos aspectos de esta relación entre el EMAD y la fundación, y el papel de determinados oficiales generales y oficiales. Entre otras cuestiones, ECD preguntó si no supone un conflicto de intereses que miembros del Estado Mayor de la Defensa, empezando por el comandante del Mando de Operaciones y siguiendo por otros, cobren de una entidad privada (FESEI) con la que a su vez el Estado Mayor de la Defensa ha firmado un convenio para la realización de prácticas externas de los alumnos de FESEI.

También consultó si el JEMAD ha dado autorización al teniente general Braco y a otros miembros de la estructura del Estado Mayor de la Defensa a ejercer como profesores y colaboradores de FESEI, y para cobrar de FESEI, y si no supone un conflicto de intereses o una incompatibilidad con su puesto.

Por último, planteó si existe alguna normativa que ampare que un militar pueda recibir una retribución económica de una entidad privada con la que a su vez su unidad (en este caso, el EMAD) mantiene un acuerdo de colaboración para que alumnos del máster hagan prácticas en dicha unidad.

A esta consulta no hubo respuesta. ECD insistió siete días después, el 29 de abril, y tampoco hubo contestación. También contactó en distintas ocasiones, por teléfono y por varias vías, con la Oficina de Comunicación del Estado Mayor de la Defensa, pero en ningún caso hubo respuesta a estas preguntas.

Lo mismo sucedió con la Fundación de Estudios Estratégicos e Internacionales (FESEI). ECD envió una consulta el 22 y el 29 de abril, y este lunes 17 de mayo insistió. En este caso, Confidencial Digital quería saber qué tipo de funciones realizan los alumnos de FESEI que realizan prácticas en el Estado Mayor de la Defensa, en qué tipo de puestos se les ubica, y durante cuánto tiempo realizan estas prácticas.

Además, pidió información sobre cuánto cobran los profesores o colaboradores de FESEI por su participación en charlas, sesiones y conferencias, y si todos ellos, incluidos los militares en activo, tienen todos ellos un contrato con FESEI, o por ejemplo facturan de alguna otra forma.

Al cierre de esa edición desde FESEI no habían respondido a ninguna de estas peticiones de información, y tampoco habían dado respuesta a las preguntas desde el Estado Mayor de la Defensa.

Sección de Influencia

El teniente general Francisco Braco Carbó no es el único alto mando militar que ha sido fichado por la Fundación de Estudios Estratégicos e Internacionales para impartir conferencias, charlas y clases.

La lista de profesores y colaboradores que se puede leer en la web de FESEI incluye otros muchos miembros de las Fuerzas Armadas, algunos retirados y otros en activo, estos últimos destinados en puestos clave de la estructura militar.

Según fuentes militares consultadas por Confidencial Digital, llama especialmente la atención que forman parte del plantel de profesores de FESEI al menos tres de los últimos responsables de “Influencia” del Mando de Operaciones.

La Instrucción 65/2015, de 30 de diciembre, del Jefe de Estado Mayor de la Defensa, por la que se desarrolla la organización del Estado Mayor de la Defensa, define la estructura del Mando de Operaciones.

El Estado Mayor del Mando de Operaciones se estructura en diez secciones: Sección de Personal y Administración (J1), Sección de Inteligencia (J2), Sección de Operaciones (J3), Sección de Logística (J4A), Sección de Sanidad (J4B), Sección de Planes (J5), Sección CIS (J6), Sección de Ejercicios y Evaluación (J7), Sección de Recursos Financieros (J8) y Sección de Influencia (J9).

Al frente de cada sección hay un coronel.

Pues bien: imparten clases en FESEI al menos tres de los coroneles que han estado al mando de la sección de Influencia (J9).

Esta sección es “responsable de coordinar, integrar y sincronizar las actividades de Operaciones de Información, Interacción y Cooperación Cívico-Militar, Operaciones Sicológicas y Asuntos Públicos; de asesorar al CMOPS en asuntos públicos y de comunicación, y ejecutar las actividades de comunicación pública del CMOPS, así como llevar a cabo el asesoramiento a CMOPS en cuestiones de género en las operaciones y los aspectos culturales de las mismas”.

“Coronel J.B.A-P.”, jefe de Influencia

Algunos de los profesores citados en la web de FESEI aparecen citados no por sus nombres, sino con iniciales, y en sus perfiles no se ofrece fotografía. Se entiende que se trata de preservar la identidad de personal destinado en puestos especialmente sensibles.

Eso explica que se mencione como “Coronel J.B.A-P.” a un coronel de Caballería del Ejército de Tierra, que tras ejercer como Jefe de Operaciones de Información en el Cuartel General de la OTAN en Brunssum (Países Bajos), asumió el puesto de jefe de la sección de “Influencia” (J9) en el Mando de Operaciones.

Sin embargo, en una publicación en la misma web de la fundación se recoge una conferencia que este coronel dictó sobre “Operaciones de influencia en misiones internacionales”, en junio de 2019. Se le nombre como “Coronel del ET. D. Juan Bustamante, Jefe de Sección en el Mando de Operaciones a los alumnos de la X Promoción. Oficial Analista de Inteligencia”.

En esa charla, este coronel jefe de la sección “Influencia” habló de “la importancia del llamado “Sharp Power” para influir en la opinión pública. En este sentido, el análisis, la percepción basada en las emociones, sentimientos, tiene una gran relevancia sobre el público objetivo. Señaló la necesidad de equipos compuestos por sociólogos, psicólogos y antropólogos en todas las operaciones de influencia para alcanzar la paz y estabilización, tanto en el ámbito de la seguridad, defensa como en la empresa”.

Mensajes favorables a las misiones

En una entrevista, el coronel explicó a qué se dedica la sección “Influencia” del Mando de Operaciones. Abarca la información pública, tanto la comunicación interna (a militares, a familias de militares que están desplegados en misiones), como las relaciones públicas (“hacia sectores que nos interese, hacia personas que diríamos que son difusores de opinión o que tengamos un interés determinado”), y la comunicación externa.

En este último apartado se contempla que el Mando de Operaciones vaya “monitorizando” lo que se publica sobre las tropas españolas en misiones, tanto a través de los medios de comunicación social como en las redes sociales. También actúan para influir en lo que se publica, a través de convocatorias, notas de prensa, reportajes…

“Nosotros podemos seleccionar que audiencia nos interesa en una misión, puede ser propia, ajena, adversaria, hostil o neutra. En esas audiencias pretendemos lanzar un mensaje con la idea que queremos y para conseguir un efecto que favorezca la misión, que la gente sea comprensiva, que entienda una orientación de la misión o que tenga una actitud o apoyo determinados. Todas esas acciones pretenden generar ese caldo de cultivo favorable a nuestras misiones, ese campo tan amplio y tan bonito y con tanto futuro son las acciones de Influencia”, explicó el coronel Juan Bustamante Alonso-Pimentel.

Otros coroneles jefes de Influencia

Este coronel, el antecesor del actual jefe de Influencia (coronel Zunzunegui), no es el único que, habiendo estado al mando de las acciones de “Influencia” del Mando de Operaciones, ahora figura en el plantel de FESEI, algo que no ha pasado desapercibido en algunos ambientes militares, según ha podido saber Confidencial Digital.

También ocupó ese puesto el coronel Dionisio Urteaga Todó. En la web de la fundación -en un perfil no actualizado- se le cita como “Coronel en servicio activo, jefe de sección de Estado Mayor en el Mando de Operaciones”, y “Responsable de Información Pública, Cooperación Cívico-Militar, Operaciones de Información, Asesor en Asuntos de Género y Culturales”.

En una traducción al inglés se le identificado como “Chief of J-9 Branch at Joint Operations Command Staff”, es decir, responsable la sección “Influencia” (J9).

Por ejemplo, el coronel Urteaga impartió el 31 de enero de 2017 una clase magistral para los alumnos de la Fundación de Estudios Estratégicos e Internacionales. Les habló sobre “El liderazgo en las Operaciones Militares”, y debatió con ellos “sobre el concepto de liderazgo militar en tiempos de paz, el mando y control operacional-táctico, y el valor ético del proceso de decisión. En este sentido, se comentó el sistema de seguridad/ defensa nacional, la estructura operativa, los tipos de misiones y operaciones en curso”.

Algunos militares bien situados en las Fuerzas Armadas recuerdan, como dato curioso, que el coronel Dionisio Urteaga aparece citado en un libro, ‘La red secreta de Soros en España’, en el que el periodista Joaquín Abad menciona a decenas de políticos, periodistas, empresarios y otras personalidades que según él colaboran con organizaciones dirigidas por el magnate George Soros, organizaciones que tendrían como objetivo influir en ciertos países y favorecer un cambio de mentalidad y de políticas públicas a favor del aborto, la eutanasia, el colectivo LGTBI, la llegada de inmigrantes a Europa… una conspiración en la que estaría implicada incluso la masonería.

En este libro, al coronel Dionisio Urteaga se le menciona como “Coronel Ejército de Tierra. Jefe de la misión española en el CAR. Especialista en África Central, Ministerio de Defensa. Oficial de Enlace en el Centro de Preparación y Conducción de Operaciones (París) en Etat-Major des Armées”.

El tercero

A Juan Bustamante y Dionisio Urteaga se sumaría aún un tercer coronel que también estuvo al frente de la sección “Influencia” del Mando de Operaciones, y que ahora imparte clases para la misma fundación cuyos alumnos hacen prácticas en el Mando de Operaciones.

Se trata del coronel de Infantería F.S.T., al que sólo se le cita con iniciales. Se le presenta como “analista del Instituto Español de Estudios Estratégicos para el área de Oriente Medio”, y entre otros destinos, fue “Jefe de la Sección de Influencia en el Mando de Operaciones de las Fuerzas Armadas”.

El pasado mes de noviembre, el coronel F.S.T. acudió a una clase del Máster de Liderazgo, Diplomacia e Inteligencia para hablar sobre Oriente Próximo.

Jefe de Sistemas de Inteligencia

FESEI imparte este máster sobre inteligencia, y otros cursos similares, también sobre inteligencia (ciberinteligencia, antiterrorismo, analista en inteligencia política). Para ello cuenta entre sus profesores como varios miembros de los servicios de inteligencia.

Uno de ellos es J.O.M., un oficial que está destinado en el Estado Mayor del Centro de Inteligencia de las Fuerzas Armadas (CIFAS) como Jefe de la Sección de Sistemas de Inteligencia.

De nuevo, el Centro de Inteligencia de las Fuerzas Armadas es otro organismo dependiente del Estado Mayor de la Defensa. Se trata del “órgano responsable de facilitar a la persona titular del Ministerio de Defensa, a través del Jefe de Estado Mayor de la Defensa, y a las autoridades militares, la inteligencia militar precisa para alertar sobre situaciones internacionales susceptibles de generar crisis que afecten a la defensa nacional, así como de prestar el apoyo necesario, en su ámbito, a las operaciones, sin perjuicio de las competencias del Centro Nacional de Inteligencia”.

Según su regulación, “el JEMAD establecerá las condiciones en las que el CIFAS apoyará al MOPS [Mando de Operaciones] en las operaciones que se determine. Asimismo, asesora al Jefe de Estado Mayor de la Defensa y a los Jefes de Estado Mayor de los Ejércitos en materia de contrainteligencia militar y seguridad en la estructura orgánica de las Fuerzas Armadas. Contribuye al asesoramiento del Jefe de Estado Mayor de la Defensa en el nivel estratégico de las operaciones militares”.

“Representante del CNI”

Además, por las aulas de FESEI ha pasado al menos un representante del Centro Nacional de Inteligencia. Se le cita entre los profesores, como J.C., “Representante del CNI – Centro Criptológico Nacional”.

Se entiende que por lo sensible de su trabajo, tanto el oficial del Centro de Inteligencia de las Fuerzas Armadas como el representante del CNI no aparecen citados con su nombre y apellidos, y no incluyen foto.

Sin embargo, en la web se puede encontrar una noticia sobre una charla que “un representante del CNI” impartió en diciembre de 2016 a los alumnos de la fundación, sobre “Inteligencia y Ciberseguridad”. En esa sesión, explicó las funciones del Centro Nacional de Inteligencia y del Centro Criptológico Nacional (CCN-CERT) que depende del CNI para hacer frente a ciberamenazas.

De esa sesión hay reseña en la web de FESEI, que incluye una fotografía de los asistentes al acto. Se supone que una de las personas que aparece en lugar destacado en la imagen es ese representante del CNI.

Prácticas de los alumnos del máster

Dejando de lado al representante del CNI, todos los militares hasta ahora citados son oficiales u oficiales generales, que tienen o han tenido puestos de responsabilidad en el Estado Mayor de la Defensa, y en muchos casos, en concreto en el Mando de Operaciones.

Lo que llama la atención a otros militares es que sean profesores y colaboradores de FESEI, y perciban remuneración económica por ello, al tiempo que están destinados (o lo han estado) en el Estado Mayor de la Defensa.

Las fuentes consultadas por Confidencial Digital explican que desde hace años los alumnos del Máster de Liderazgo, Diplomacia e Inteligencia pasan un tiempo haciendo prácticas en el Mando de Operaciones.

Recientemente se han ampliado las posibilidades, y estos alumnos también pueden ser ubicados en otros organismos del Estado Mayor de la Defensa.

Por tanto, las citadas fuentes entienden que de cierta forma, la Fundación de Estudios Estratégicos e Internacionales (FESEI) se beneficia de la posibilidad de ofertar prácticas a sus alumnos en lugares tan poco accesibles como las unidades del Estado Mayor de la Defensa; y al mismo tiempo esa fundación contrata como profesores y colaboradores a altos mandos del Estado Mayor de la Defensa.

Uno de los atractivos del máster

El convenio firmado en febrero por el JEMAD establece que “las prácticas objeto de este Convenio, que tendrán un carácter exclusivamente académico, no consistirán en el ejercicio de funciones públicas reservadas por ley o reglamentos a personal funcionario o contratado por la Administración General del Estado”, y que “las actividades contempladas en el proyecto formativo estarán directamente vinculadas con las competencias a desarrollar”.

Al detallar en su web las posibilidades del Máster de Liderazgo, Diplomacia e Inteligencia, FESEI destaca que “los alumnos jóvenes desempleados con un óptimo rendimiento académico durante la realización del Máster, accederán, profundizando en su formación, a un contrato remunerado en prácticas académicas curriculares”.

Dichas prácticas se realizarán, asegura, “en Instituciones públicas o en empresas nacionales y multinacionales, con una duración de 3 meses como Analistas en Inteligencia”.

A continuación cita una larga lista de organismos, instituciones y empresas en las que los alumnos del máster pueden hacer prácticas. Referente a la organización militar de España, menciona el Ministerio de Defensa, el “Alto Mando de Operaciones [sic] (MOPS)”, la Unidad Militar de Emergencias (UME) y el CIFAS.

Como posibles salidas profesionales que ofrece el cursar el máster, también se indican las “Fuerzas Armadas (MOPS, CIFAS, U.M.E. Unidades de Inteligencia…)” y el “Ministerio de Defensa (CNI)”.

Seguridad de la información

La seguridad, o más bien, el posible fallo de seguridad, es otro motivo de suspicacia entre militares que conocen esta relación entre el Estado Mayor de la Defensa y la Fundación de Estudios Estratégicos e Internacionales.

Como se ha explicado hasta ahora, en virtud del convenio entre el EMAD y esa fundación privada, alumnos del máster de FESEI hacen prácticas durante meses en el Mando de Operaciones y en otras unidades del Estado Mayor de la Defensa.

El convenio incluye un punto sobre “Confidencialidad de la información y protección de datos de carácter personal”, en el que se fija que “la información que, en el marco de la ejecución de este Convenio, obtenga la FESEI del Ministerio de Defensa, con la expresa autorización de este para su explotación, tendrá la consideración de «uso público» y podrá ser usada públicamente sin restricciones. Las partes acuerdan que el resto de la información que se revelen mutuamente o a la que puedan acceder durante las actividades amparadas por este Convenio tendrá la consideración de «uso oficial»; por lo que se comprometen a guardar la debida reserva sobre dicha información”.

Se indica que ambas partes firmantes acordarán “el establecimiento del régimen sobre la confidencialidad de la información”, y que “los estudiantes cumplirán rigurosamente la normativa vigente sobre protección de materias clasificadas, seguridad de la información y seguridad militar, así como la referida a la protección de datos de carácter personal”.

Sin embargo, estas prevenciones son consideradas insuficientes en algunos ambientes militares. Confidencial Digital ha podido saber que el estupor es notable entre algunos militares, que ven cómo se está permitiendo el acceso de civiles, sin apenas controles, a algunas de las instancias más sensibles de la estructura militar de España, donde se maneja información muy delicada.

Apuntan que a los miembros de las Fuerzas Armadas que piden destino, o que son enviados, a algún organismo del Estado Mayor de la Defensa, se les exigen habilitaciones de seguridad muy exigentes.

En las Fuerzas Armadas y en toda la estructura militar dependiente del Ministerio de Defensa, a los militares destinados en puestos que exigen utilizar información clasifica, se les requiere que obtengan una “Habilitación Personal de Seguridad”.

Eso implica que la Oficina Nacional de Seguridad, dependiente del CNI, a petición de un organismo nacional de seguridad, investigue si una persona (en este caso, un militar), cumple una serie de requisitos para darle acceso a información clasificada.

Hay distintos grados de Habilitación Personal de Seguridad, según permita acceder a información con la calificación de “Secreto” (el más elevado), “Reservado” y “Confidencial”.

Todos estos requisitos se exigen a los militares que trabajan en determinados puestos del Estado Mayor de la Defensa. La sorpresa, y cierta suspicacia, que se han extendido entre algunos militares es que no se llevan a cabo controles tan exigentes con los alumnos del máster del FESEI que hacen prácticas en organismos militares.

Desde hace unos meses, los alumnos del máster pueden hacer prácticas no sólo en el Mando de Operaciones, que ya es un puesto clave donde circula información sensible, sino también en otras unidades, incluso en el Centro de Inteligencia de las Fuerzas Armadas, tal y como indica FESEI en su web.

Es más, algunas fuentes señalan que alumnos que han hecho estas prácticas no tienen reparo en indicar en su perfil en Linkedin que han sido ‘becarios’ en el Centro de Inteligencia de las Fuerzas Armadas.

Las fuentes consultadas por ECD considera que este sistema es poco seguro, y podría constituir originar futuros problemas de seguridad de la información en el Estado Mayor de la Defensa.

Almirantes, un ex jefe de la UME…

Además de todos los citados, el plantel del que presume FESEI para su máster y sus cursos y seminarios incluye otros muchos militares, en activo, en la reserva y retirados.

Destaca el nombre del almirante (retirado) José María Treviño Ruiz, quien mandó varios buques, pasó por destinos de inteligencia (oficial de inteligencia de la Flotilla de Submarinos, División de Inteligencia del Estado Mayor Conjunto, Jefe de la Sección Inteligencia del Estado Mayor Operativo Naval) y llegó a ser representante militar español en los Comités Militares de la OTAN y de la Unión Europea en Bruselas.

También se cita al almirante Ángel Tafalla Balduz, que fue Segundo Jefe del Estado Mayor de la Armada y del Mando Marítimo OTAN de Europa Sur; el general de División de Ingenieros Politécnicos de Tierra Ricardo Torrón Durán; el general de Brigada José Conde Arjona, que mandó la Brigada de Infantería Acorazada “Guadarrama” XII; los coroneles Juan José Otiñano Viñes (en la reserva), Javier Martínez de Lagos Beitia (pasó por unidades de Operaciones Especiales), y Pedro Sánchez Herráez, analista del Instituto Español de Estudios Estratégicos.

Como “profesor colaborador de FESEI” se menciona al general de Brigada Miguel Ángel Ballesteros, actual director del Departamento de Seguridad Nacional, es decir, el principal asesor de Pedro Sánchez en temas de seguridad.

Vinculado a la inteligencia cabe destaca al teniente coronel R. S. H., que es o fue “director del centro de inteligencia de la Unidad Militar de Emergencias”.

El anterior jefe de la UME, el teniente general Miguel Alcañiz Comas, es otro de los profesores de FESEI.

El teniente general Alcañiz fichó hace tiempo por empresas del sector privado, al pasar a la situación de reserva. En su caso, siendo responsable de la UME firmó en 2016 un convenio con FESEI similar al del Estado Mayor de la Defensa: permite que alumnos del Máster de Liderazgo, Diplomacia e Inteligencia realicen prácticas externas en la UME, y que personal de la UME se forme en los cursos de FESEI.

Hay otros coroneles, tenientes coroneles, capitanes de Fragata… entre los profesores y colaboradores de la Fundación de Estudios Estratégicos e Internacionales.

Comisarios especialistas en terrorismo

Al ser muchos de sus cursos orientados a asuntos de inteligencia, FESEI cuenta también con expertos en el tema procedentes de las Fuerzas de Seguridad del Estado:

— J.B.M.: “Comisario Principal del CNP Inteligencia”. De este comisario de la Policía Nacional se destaca que tiene experiencia como investigador sobre grupos terroristas como ETA, GRAPO, Terra Lliure, que fue jefe del Servicio de Análisis de Terrorismo Yihadista (Centro Nacional de Coordinación Antiterrorista, CNCA), analista coordinador sección de terrorismo internacional y radicalismos violentos, jefe de la Brigada Provincial de Información de Sevilla, jefe de la Brigada contra el Terrorismo Internacional y Contraproliferación y jefe de brigada en la Unidad de Inteligencia de la Policía Nacional.

— J.M.V.V.: “Comisario del Cuerpo Nacional de Policía. Comisaría General de Información. Inteligencia Antiterrorista. Analista de Terrorismo Internacional Yihadista. Participa en la Mesa de Análisis de la Amenaza y Valoración de Riesgo de atentado terrorista en España y contra los intereses españoles en el exterior (CITCO, informado el Secretario de Estado de Seguridad y el Ministro del Interior)”. Por sus servicios en la lucha contra ETA y la desarticulación de entramados asociativos y empresariales de los que se servía para su financiación, ha sido condecorado en dos ocasiones, y lo mismo por sus servicios en la lucha contra el terrorismo yihadista.

— E.C.A.: “Es Jefe del Grupo de Análisis de Terrorismo Internacional Yihadista en Oriente Medio. Ingresó en el CNP en 1990 y casi toda su carrera profesional ha estado vinculada a la investigación policial antiterrorista, tanto del terrorismo autóctono (ETA) como el terrorismo yihadista. Especialista en el conflicto sirio-iraquí y en DAESH”.

— A.A.G.: “Es responsable de un Grupo de Investigación y Análisis dentro de la Comisaría General de Información, del Cuerpo de Policía Nacional. Destinada en el País Vasco y Madrid, su vida profesional ha estado volcado, dentro del área de Información, en la lucha contra el terrorismo de ETA y contra el Yihadismo. Actualmente es Jefe de Sección Operativo de Terrorismo Internacional Yihadista”.

— C.S.S.: “Inspectora del Cuerpo Nacional de Policía. Inspectora investigadora, desarrollo labores de análisis de terrorismo Yihadista en la CGI, Comisaria General de Información desde 2003 hasta 2008 en entorno ETA y desde 2015 en Terrorismo Yihadista”.

— M.L.A.: “Inspectora Jefe del Cuerpo Nacional de Policía. Experta-Analista en Terrorismo Internacional Yihadista. Destinada en la Comisaria General de Información del Cuerpo Nacional de Policía, en la lucha contra el terrorismo, desde 16/02/2009. Analista de Terrorismo Yihadista en el ámbito de la inteligencia antiterrorista. […] Ha realizado informes de inteligencia en más de 50 operaciones policiales vinculadas con el terrorismo autónomos, combatientes terroristas desplazados a zonas de conflicto (FTF), retornados y auto-radicalizados”.

— C.S.S: “Inspectora CNP. Inspectora experta en investigación y desarrollo de análisis de terrorismo Yihadista en la Comisaría General de Información”.

— E.J.G.: “Inspector Jefe del Cuerpo Nacional de Policía, Jefe de Sección Operativa. Financiación del Terrorismo. Ha sido Jefe de Grupo Operativo en la Sección de Financiación de Terrorismo de la Comisaría General de Información. Realiza análisis de inteligencia e investigaciones operativas encaminadas, principalmente, a la prevención organizaciones terroristas”.

— J.R.D.: “Inspector de Cuerpo de Nacional de Policía. Ciberterrorismo”.

— C.M.M.: “Inspector del Cuerpo Nacional de Policía. Experto en Legislación y Financiación Antiterrorista”.

— J.R.: comandante de la Unidad Central Especial 1 (UCE 1), del Servicio de Información de la Guardia Civil, encargado de las investigaciones sobre terrorismo.
Fuente: elconfidencialdigital.com
Generales y coroneles cobran de un máster cuyos alumnos hacen prácticas en el Estado Mayor de la Defensa

A %d blogueros les gusta esto: