Europa prepara 30.000 millones para reforzar su defensa

La Comisión Europea (CE) presenta esta semana tres proyectos para engrasar su apuesta por una defensa propia. El más importante es el Fondo Europeo de Defensa que regirá durante el periodo presupuestario que irá de 2021 a 2027, y que el Ejecutivo comunitario ha propuesto que se eleve a 13.000 millones de euros, lo que supone aumentarlo en 2.500 millones, como informó Infodefensa.com hace un mes.

En segundo lugar se presenta el denominado Instrumento Europeo de Paz, una herramienta concebida para financiar misiones en terceros países que está dotada con otros 10.500 millones de euros para el mismo periodo 2021-2027. Y finalmente Bruselas va a desembolsar 6.500 millones de euros dentro del proyecto Conectar Europa, gracias al cual se pretende mejorar la movilidad militar en los países miembros de la Unión Europea de forma que se pueda “utilizar mejor nuestra red de transportes, a fin de garantizar que se tienen en cuenta las necesidades en la plantificación de los proyectos de infraestructuras”, de acuerdo con la comisaria de Transportes de la UE, Violeta Bulc.

La Comisión Europea considera esencial facilitar el movimiento de tropas y equipos militares para la seguridad de los ciudadanos europeos y para construir una unión más eficaz, coordinada y con capacidad de reacción, como se establece en la comunicación conjunta sobre la mejora de la movilidad militar en la UE desde noviembre de 2017 y se exige en la Estrategia Global sobre Política Exterior y de Seguridad de la Unión Europea.

De las tres iniciativas, la del Fondo Europeo de Defensa es la más destacada, por su cuantía y por la misión directa de “fomentar una base industrial competitiva e innovadora” en Europa que se le atribuye, en palabras del presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.

La propuesta presentada a primeros de mayo por este organismo contempla los citados 13.000 millones de euros desglosados de la siguiente manera: una inyección anual de 1.500 millones entre 2021 y 2023, 1.600 millones en 2024, 1.900 millones en 2025, 2.200 millones en 2026 y, para acabar el periodo, 2.800 millones en 2027.

El fondo, cuya creación responde a una iniciativa de la CE oficializada a finales de 2016, nace con el objetivo de solventar los problemas derivados de la falta de una cooperación entre los Estados miembros en materia de defensa y seguridad, que según los cálculos de la CE conlleva un sobrecoste estimado de entre 25.000 millones y 100.000 millones de euros al año. Esa pérdida de dinero se debe a la generación de ineficiencias, la falta de competencia y la falta de economías de escala para la industria y la producción.

El ente europeo calcula que en torno al 80 por ciento de las adquisiciones de defensa que realizan ahora los miembros de la UE se ejecutan sobre una base puramente nacional, lo que da lugar a una duplicación de las capacidades militares en el continente.

Ventanas de inversión

 

El Fondo Europeo de Defensa ha sido configurado con dos apartados distintos, a los que se les denomina ‘ventanas’. Por un lado cuenta con la llamada ‘ventana de capacidades’, que sirve como herramienta financiera para que los Estados miembros participantes puedan desarrollar y adquirir juntos determinados activos y reducir así sus costes. La idea original pasaba por llegar a movilizar en torno a 5.000 millones de euros al año en este apartado.

La otra sección es la llamada ‘ventana de investigación’, pergeñada para financiar el avance en tecnologías de defensa innovadoras como la electrónica, los metamateriales, el software encriptado o la robótica, por ejemplo. La Comisión planteó en su momento dotar a este apartado de 500 millones anuales después de 2020.

La propuesta presentada a principios del pasado mayo por la Comisión Europea para el próximo periodo presupuestario de la UE contempla en concreto 4.100 millones de euros en el apartado de investigación y 8.900 millones para el de capacidades.

El presupuesto total en seguridad y defensa propuesto por la CE (incluye también, además de las partidas para la seguridad, las destinadas a movilidad militar y las previstas para la respuesta a crisis) contempla pasar de un gasto de 3.347 millones de euros en 2021 hasta alcanzar los 5.039 millones en 2027. En total supone una cifra que se aproxima a los 30.000 millones para todo el periodo.
Fuente: Infodefensa.com
Europa prepara 30.000 millones para reforzar su defensa

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: