El Gobierno incumple la promesa de devolver a 300.000 españoles el IRPF por maternidad

Padres y madres que esperaban una alegría en sus cuentas bancarias antes del comienzo de la campaña de la Renta, con la devolución del IRPF de las prestaciones por paternidad y maternidad cobradas entre 2014 y 2017, han visto finalmente frustradas sus expectativas.

Tras la sentencia del Tribunal Supremo que declaró exentas de tributación a la Seguridad Social de las prestaciones por maternidad, el Ministerio de Hacienda puso en marcha un mecanismo para reclamar la devolución de los años no prescritos, en el que incluyó también los permisos de paternidad.

Así, quienes cobraron prestaciones de paternidad o maternidad en el 2014 o el 2015, pudieron desde el pasado 4 diciembre comenzar a solicitar la devolución del IRPF.

Los contribuyentes que percibieron estas prestaciones públicas en 2016 y 2017 pudieron empezar a reclamarlas también, en una segunda fase que arrancó el 2 de enero, la devolución del IRPF cobrado indebidamente.

El Gobierno incumple los plazos

Fuentes de Hacienda consultadas por Confidencial Digital explican que hasta la fecha se han resuelto 733.000 de las 1.021.000 solicitudes presentadas para la devolución del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas gravado indebidamente en las prestaciones de maternidad y paternidad entre 2014 y 2017. Esto supone la resolución del 71,8% de las peticiones presentadas por los contribuyentes afectados.  

Pero estos datos confirman el incumplimiento de la promesa de la Agencia Tributaria de devolver a todos los contribuyentes el IRPF de las prestaciones por maternidad: quedan todavía alrededor de 300.000 solicitudes pendientes de comprobación.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, aseguró a principios de diciembre, en rueda de prensa, que los contribuyentes afectados recibirían las respectivas devoluciones del IRPF antes del 1 de abril, para evitar que estos procesos coincidieran con la campaña de la Declaración de la Renta 2018, que arranca este martes día 2.

Sin embargo, según ha podido confirmar ECD en fuentes conocedoras del proceso, pese a que las devoluciones se iniciaron en la misma semana en la que se puso en marcha el sistema, la Agencia Tributaria está retrasando los pagos de ese reintegro del IPRF.

Aseguran que Hacienda ha recibido, en las últimas siete semanas, cerca de 180.000 solicitudes de devolución.

Solicitudes sin derecho a devolución

El aluvión de reclamaciones, muchas de ellas irregulares y sin derecho a devolución, ha provocado un colapso en las oficinas de la Agencia Tributaria, lo que ha ralentizado la respuesta, tramitación o denegación de cientos de miles de solicitudes.

Según los cálculos de Hacienda, el coste total de la devolución rondará los 1.200 millones de euros.

Hasta el momento, los contribuyentes con derecho a devolución han recibido 1.300 euros de media. En concreto, las madres han cobrado 2.012 euros de media, frente a los 470 euros que han percibido los padres. Unas cifras superiores a las previsiones del Gobierno, reconocen en la Agencia Tributaria, que calculó la devolución media de las mujeres en 1.600 euros y en 383 euros la de los hombres.

Afectados los que cobraron durante dos años

Según los datos recabados, Hacienda está dando prioridad a las reclamaciones más sencillas de tramitar. En concreto, está agilizando las solicitudes de los contribuyentes que cobraron la prestación íntegra en un año natural, frente a los que la percibieron a caballo entre dos ejercicios.

Por ello, los más afectados por el retraso están siendo los padres y madres que cobraron las prestaciones durante dos años distintos, por ejemplo, desde diciembre de 2016 hasta marzo de 2017.

Reclamación con un formulario no oficial

Además, tal y cómo contó ECD hace unas semanas Hacienda está demorando la devolución del IRPF por maternidad y paternidad a los afectados que reclamaron el dinero con los formularios no oficiales que circularon por Internet al comienzo del proceso de devolución.

Es el criterio que trasladó a las delegaciones de la Agencia Tributaria que, sin embargo, sí aceptaron en su momento los impresos presentados. Una circunstancia, explican fuentes internas, que ha contribuido también a ralentizar el proceso de verificación de solicitudes porque ha obligado a una revisión “caso por caso”.

El motivo es que, cuando se puso en marcha el sistema de tramitación de reclamaciones, las madres y padres que presentaron la solicitud a través de un formulario no oficial han pasado al procedimiento ordinario de reintegro, por lo que automáticamente están viendo retrasado el cobro de la devolución.

 
Fuente: elconfidencialdigital.com
El Gobierno incumple la promesa de devolver a 300.000 españoles el IRPF por maternidad

A %d blogueros les gusta esto: