El Gobierno cerró la Agrupación de Hospital de Campaña porque su renovación costaba 3 millones

En la respuesta de la Sanidad Militar a la crisis del coronavirus le faltó un elemento que algunos mandos lamentaron haber perdido: la Agrupación de Hospital de Campaña, que había sido disuelta en junio de 2019.

El diario La Información.com publicó el 13 de marzo, en vísperas de la declaración del estado de alarma, que algunos militares destacaban entonces que de no haberse disuelto esa unidad, podría haber montado en poco tiempo un hospital de campaña para descongestionar el sistema sanitario en las zonas en las que por entonces tenía más incidencia el coronavirus: Madrid, La Rioja, Álava…

Como reacción a esa noticia, varios diputados de Vox registraron en el Congreso preguntas parlamentarias sobre el cierre de la Agrupación de Hospital de Campaña:

— ¿Puede ofrecer el Gobierno datos sobre si el hecho de que estuviera prevista como ámbito de interés de especial importancia para la Seguridad Nacional la seguridad sanitaria es compatible con el cierre de la Agrupación Hospital de Campaña, Agruhoc?

–¿Puede explicarnos el Gobierno en términos de seguridad nacional qué factores se tuvieron en cuenta para justificar dicho cierre? o, dicho en otras palabras, ¿tuvo en cuenta las consecuencias que podría tener en la Seguridad Nacional eliminar una unidad con esas capacidades?

Como el material y el personal de la Agrupación de Hospital de Campaña se repartió entre las Agrupaciones de Apoyo Logístico 1 y 3, Vox preguntó también:

–¿Disponen las citadas unidades de los medios necesarios para activar y desplegar Hospitales de campaña Role 3?

— De no ser así, ¿prevé el Gobierno financiar la obtención de los recursos de material necesarios, dada la situación de emergencia sanitaria que atraviesa la Nación?

Tres millones de euros y otros 750.000 al año

Tras dar respuesta a algunas preguntas, el Gobierno de España ha ampliado recientemente su contestación sobre este asunto, según ha podido comprobar Confidencial Digital.

A los diputados de Vox Julio Utrilla Cano y Carlos Hugo Fernández-Roca Suárez, el Ejecutivo de Pedro Sánchez les ha explicado los motivos que justificaron el cierre y les ha aportado datos del coste económico que suponía la Agrupación de Hospital de Campaña.

El Gobierno señala que “en relación con los factores que se tuvieron en cuenta para su cierre, se indica que el material de electromedicina del Hospital de Campaña (HOC) entró en servicio entre los años 2008-2010. Debido a los importantes avances tecnológicos en este campo, era necesario abordar un plan de renovación y adaptación tecnológica de los componentes de electromedicina del HOC”.

Dicho plan de renovación y adaptación tecnológica del Hospital de Campaña de la Brigada de Sanidad del Ejército de Tierra costaba, según se calculó, 3.178.100 euros.

No era el único gasto importante: a esos tres millones de euros “había que añadirle el mantenimiento anual del material sanitario del HOC para resolver su obsolescencia, lo que suponía 750.000 euros/año”.

Tardaba 45 días en levantarse

Junto al gasto económico, el Gobierno aporta otros motivos que le llevaron a desmantelar la Agrupación de Hospital de Campaña.

Por ejemplo, frente a lo que aseguran veteranos de la Sanidad Militar sobre lo rápido que se podría haber montado ese hospital para atender a enfermos de coronavirus, según el Ejecutivo “el periodo de tiempo necesario para el despliegue y alcanzar la operatividad del HOC se estimaba en un mínimo de 45 días, debido a diversas necesidades previas al montaje del HOC, explanación y nivelación de terrenos, instalaciones de saneamiento, planta de energías, revisión de maquinaría, entre otras necesidades”.

También explica ahora el Gobierno -se entiende que el Ministerio de Defensa, concretamente- “dado que las capacidades del Hospital de Campaña estaban contempladas para su empleo en operaciones militares y en zonas donde no existían infraestructuras previas y que la experiencia adquirida aconsejaba apoyarse en instalaciones permanentes o semipermanentes ya existentes en Territorio Nacional, para la instalación de este tipo de infraestructura sanitaria, como se ha demostrado con la instalación del hospital de campaña en IFEMA y otros, se decidió suprimir esta capacidad que no era necesaria en el contexto de las operaciones militares en las que España podría desplegar”.

Frente a un gran hospital de campaña, Defensa “consideró entonces que sería más adecuado disponer de una estructura flexible y modular que permitiera ir aumentando la capacidad de una Formación Sanitaria de Tratamiento (FST) de forma paulatina, lo que en cualquier caso supondría un rediseño completo del HOC y la necesidad de fuertes inversiones”.

Sobre esa incidencia en la Seguridad Nacional, el Gobierno se justifica indicando que “entre las líneas de acción de la seguridad frente a pandemias y epidemias de la Estrategia de Seguridad Nacional 2017, en lo que se refiere a la mejora de las capacidades y mecanismos de actuación, se encuentra el establecimiento de los mecanismos necesarios para la coordinación de las Fuerzas Armadas con el resto de actores del Estado ante este tipo de situaciones, para dar una respuesta eficaz ante ataques intencionados con agentes infecciosos”.

Todas estas razones le llevaron a suprimir la Agrupación de Hospital de Campaña, “distribuyendo el material sanitario entre las otras unidades sanitarias del Ejército de Tierra (ET) (Agrupaciones de Sanidad) encargadas de generar Formación Sanitaria de Tratamiento (FST) en operaciones de entidad escalables”.

El Ejército, sin capacidad ROLE 3

En otra respuesta, el Gobierno de Sánchez termina admitiendo que aunque se repartieran los integrantes y el material, la Sanidad Militar no dispone de las mismas capacidades que con esa agrupación:

— “Tras la disolución de la Agrupación de Hospital de Campaña, el Ejército de Tierra no dispone de capacidad para activar y desplegar formaciones sanitarias de tratamiento ROLE 3”.

Una formación sanitaria ROLE 3 permite obtener las capacidades de un ROLE 4, es decir de un hospital general (como el Hospital Central de la Defensa Gómez Ulla), “pero sobre el terreno, sin necesidad que el paciente sea evacuado de la zona de operaciones, dado que puede ser intervenido, tratado, medicado y pasar la convalecencia en él sin necesidad de evacuación a un escalón superior”, según información del Ejército de Tierra sobre el extinto Hospital de Campaña.

La Agrupación de Hospital de Campaña (AGRUHOC), se explica, “era una Unidad de encuadramiento y generación de la formación sanitaria Hospital de Campaña, constituido, adiestrado y equipado para ser empleado como órgano de carácter logísticosanitario de mayor nivel en las operaciones militares”.

Una vez suprimida la agrupación, “en la actualidad, el Ejército de Tierra cuenta con capacidad, dentro de la Brigada de Sanidad, de generar dos formaciones sanitarias de tratamiento de entidad ROLE (nivel de apoyo sanitario) 2E, una por cada Agrupación de Sanidad (1 y 3), todo ello de acuerdo con el nivel de ambición de nuestras Fuerzas Armadas para el despliegue de Fuerzas Terrestres en operaciones en el exterior, y a la capacidad de sostenimiento y de cobertura, en particular, de personal especializado”.
Fuente: elconfidencialdigital.com
El Gobierno cerró la Agrupación de Hospital de Campaña porque su renovación costaba 3 millones

A %d blogueros les gusta esto: