El Estado Mayor de la Defensa se reorganiza para trasladar unidades al ‘Pentágono español’

El Estado Mayor de la Defensa mueve ‘piezas’ entre sus sedes. Personal que trabajaba en la sede del Cuartel General en la calle de Vitrubio, en Madrid, se ha trasladado a la base de Retamares, donde se ya encuentran desde hace años varias unidades y organismos dependientes del JEMAD, mientras que en la sede de Vitrubio se ha reordenado el espacio disponible.

Confidencial Digital ha podido comprobar que algunos de estos cambios de ubicación se reflejaron por escrito en documentos públicos. Es el caso del pliego de prescripciones técnicas de una licitación que abrió la Jefatura de Asuntos Económicos del Estado Mayor de la Defensa para contratar a una empres que se encargara de la “Mejora del cableado estructurado para la 2ª planta del Cuartel General del Estado Mayor de la Defensa conforme a la IOEMAD-2020”.

En ese pliego del contrato -que ha terminado siendo adjudicado a Indra por 18.802,2 euros- se justifica por qué es necesario acometer trabajos en el sistema de cableado de la segunda planta del Cuartel General del Estado Mayor de la Defensa:

— “Este expediente tiene por objeto la revisión, reparación e instalación de tomas de fibra óptica en la segunda planta del edificio del EMAD, con la finalidad de permitir la conexión de los equipos pertenecientes a sistemas clasificados utilizados por las Divisiones DIVESTRA y DIPLA debido a su inminente traslado de ubicación dentro del EMAD, conforme a la IOEMAD-2020”.

— “El reciente traslado de JCISFAS de las dependencias que ocupaba en la segunda planta del edificio del EMAD a su nueva ubicación en Retamares, ha provocado que algunas de las conexiones de fibra óptica que se estaban usando hayan quedado averiadas debido a las actuaciones propias del traslado una mudanza”.

El pliego de prescripciones fue firmado el 18 de diciembre de 2020 por el teniente coronel jefe del negociado del Órgano de Apoyo CIS al Emplazamiento (OACISE) de la sede de Vitruvio del Estado Mayor de la Defensa.

El documento revela de forma resumida los dos cambios que se han producido en la estructura del Estado Mayor de la Defensa: la Jefatura de Sistemas de Información y Telecomunicaciones de las Fuerzas Armadas (JCISFAS) se ha trasladado de la sede de la calle Vitrubio a la base de Retamares, y el espacio que ha dejado esa unidad en la segunda planta del edificio de Vitrubio lo van a ocupar la División de Estrategia (DIVESTRA) y la División de Planes (DIPLA).

Reorganización del EMAD

Distintas fuentes militares consultadas por ECD coinciden en señalar que estos cambios de ubicación tienen su origen en la reorganización del Estado Mayor de la Defensa que aprobó el pasado verano el Ministerio de Defensa.

Una de las novedades que introdujo la Orden Ministerial DEF/710/2020, de 27 de julio, por la que se desarrolla la organización básica del Estado Mayor de la Defensa, fue la creación del Mando Conjunto del Ciberespacio (MCCE), que asumió las funciones del anterior Mando Conjunto de Ciberdefensa (MCCD) y de la Jefatura de Sistemas de Información y Telecomunicaciones de las Fuerzas Armadas (JCISFAS).

En el texto de la orden ministerial se indica que esas dos últimas unidades, el Mando Conjunto de Ciberdefensa y la Jefatura de Sistemas de Información y Telecomunicaciones de las Fuerzas Armadas, “desaparecen”.

De hecho, la web del Estado Mayor de la Defensa ya sólo habla del Mando Conjunto de Ciberdefensa en su estructura. La pestaña de la Jefatura de Sistemas de Información y Telecomunicaciones de las Fuerzas Armadas ha desaparecido de la portada, aunque su entrada se sigue pudiendo consultar.

Los Sistemas de Telecomunicaciones

La Jefatura de Sistemas de Información y Telecomunicaciones de las Fuerzas Armadas era “el órgano responsable de gestionar y sostener el Sistema de Telecomunicaciones Militares (STM) y los Sistemas de Información, Guerra Electrónica y Observación de la Tierra de carácter conjunto asignados, así como el de gestionar el sostenimiento de las infraestructuras y servicios asociados que sean de su responsabilidad”.

Esta jefatura ha sido absorbida por el Mando Conjunto del Ciberespacio, que además de dirigir las operaciones militares en el ciberespacio, ahora también se encarga de “la definición de requisitos operativos, seguimiento de la obtención y el sostenimiento de los medios de ciberdefensa, CIS (Sistemas de Información y Telecomunicaciones) conjuntos de Mando y Control, de Guerra Electrónica y Navegación, Identificación y Sistemas de Observación de la Tierra”. Es decir, salvo la ciberdefensa, cita las funciones que hasta ahora eran misión de la Jefatura de Sistemas de Información y Telecomunicaciones de las Fuerzas Armadas.

El personal de esta jefatura trabajaba hasta hace unos meses en la sede de la calle de Vitrubio. Una vez aprobada la orden ministerial, se decidió enviar a su personal a la base de Retamares. Allí ya tenía sus oficinas el antiguo Mando Conjunto de Ciberdefensa, renombrado como Mando Conjunto del Ciberespacio, que ha absorbido la Jefatura de Sistemas de Información y Telecomunicaciones de las Fuerzas Armadas.

Algunas fuentes apuntaban que a la base de Retamares no sólo se han trasladado militares de la Jefatura de Sistemas de Información y Telecomunicaciones de las Fuerzas Armadas desde la calle de Vitrubio.

También se habrían ‘mudado’ otros desde la calle de Arturo Soria. Procederían del Centro de Sistemas y Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (CESTIC), el organismo del Ministerio de Defensa que define, planificar y coordina las políticas de los sistemas de información, telecomunicaciones, transformación digital y seguridad de la información del departamento.

La nueva normativa que define la estructura organizativa del Estado Mayor de la Defensa establece, dentro del Mando Conjunto del Ciberespacio, la Fuerza de Operaciones en el Ciberespacio (FOCE). Esta fuerza ejecuta las operaciones militares en el ciberespacio, y en ese ámbito “dirige operativa y técnicamente las actividades de los Centros de Operaciones de Seguridad (COS) de las Fuerzas Armadas” y “coordina con los Ejércitos, la Armada y el Centro de Sistemas y Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (CESTIC) las acciones necesarias”.

Otras fuentes, sin embargo, precisan que lo que se está tratando de hacer es delimitar las funciones del Centro de Sistemas y Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (del Ministerio de Defensa) y las del Mando Conjunto del Ciberespacio (del Estado Mayor de la Defensa), para que no se solapen.

Las divisiones de Planes y Estrategia

Al marcharse a Retamares, los militares que trabajaban hasta hace poco en la Jefatura de Sistemas de Información y Telecomunicaciones de las Fuerzas Armadas han dejado libre el espacio que ocupaban en la segunda planta del edificio de la calle Vitrubio, en la esquina con el Paseo de la Castellana, donde tiene su sede el Cuartel General del Estado Mayor de la Defensa.

El Estado Mayor de la Defensa vio la oportunidad de reubicar a las divisiones del Estado Mayor Conjunto (EMACON), que es el órgano auxiliar de mando del JEMAD, al cual apoya y asesora en la definición de la estrategia militar, en el planeamiento militar, en el planeamiento y la conducción estratégica de las operaciones, en la realización de las acciones necesarias para asegurar la eficacia operativa de las Fuerzas Armadas…

Las fuentes consultadas por ECD apuntan que las Divisiones de Estrategia y de Planes del Estado Mayor Conjunto se encontraban hasta ahora, en cierta manera, ‘encerradas’ en un espacio muy pequeño.

Al quedar vacías dependencias en la segunda planta, se ha decidido reubicar a esas divisiones. Además, hay que tener en cuenta que la misma orden ministerial que integró la Jefatura de Sistemas de Información y Telecomunicaciones de las Fuerzas Armadas en el Mando Conjunto del Ciberespacio incluyó otra novedad: la creación en el Estado Mayor Conjunto de una nueva división.

A las divisiones de Estrategia y Planes se ha sumado la División de Desarrollo de la Fuerza (DIVDEF), que tiene como objetivo asegurar “la unidad de esfuerzo en el cumplimiento de las misiones encomendadas, de acuerdo con la estrategia, la doctrina militar y las capacidades puestas a disposición del JEMAD”.

Con esta nueva división “se pretende centralizar y coordinar gran parte de los cometidos relacionados con la responsabilidad del JEMAD de asegurar la eficacia operativa de las Fuerzas Armadas, que le atribuye la Ley Orgánica de Defensa Nacional”.

Así que se reubican dentro del edificio de Vitrubio las divisiones ya existentes. La División de Planes se encarga principalmente de “elaborar y coordinar el planeamiento de Fuerza y su integración en el planeamiento de defensa, de desarrollar los cometidos relacionados con el proceso de obtención de recursos materiales en los que el JEMAD sea competente y de impulsar los procesos de transformación de las capacidades militares de las Fuerzas Armadas”.

La misión de la División de Estrategia es elaborar y desarrollar la estrategia militar contenida en el concepto de empleo de las Fuerzas Armadas, así como de coordinar la postura y representar a las FAS en las organizaciones internacionales de seguridad y defensa ante las que el JEMAD tenga responsabilidades.

También es responsable de planificar la participación española en unidades en el extranjero dependientes del JEMAD.

El cuartel general no deja Vitrubio

Esta redistribución de unidades dentro de las dos sedes principales -Vitrubio y Retamares-, ¿podría apuntar a una reorganización más amplia dentro de la estructura del Estado Mayor de la Defensa?

En principio, altos mandos militares señalan no hay un plan para ir trasladando progresivamente cada vez más unidades del Estado Mayor de la Defensa a la base de Retamares.

El principal obstáculo para ello es que en Retamares ya quedan pocos edificios vacíos, y a ello se une que no hay presupuesto disponible en el plan director del Estado Mayor de la Defensa para acometer obras de construcción de nuevos edificios en esta base.

Lo que parece descartado por completo es que se vaya a trasladar de Vitrubio a Retamares el Cuartel General, es decir, el conjunto de órganos que encuadran los medios humanos y materiales necesarios para asistir al JEMAD en el ejercicio del mando del Estado Mayor de la Defensa: el Estado Mayor Conjunto, los Órganos de Asistencia y Asesoramiento, los Órganos de Gestión y Control Económico y Financiero y otros.

Resistencia al plan de Defensa

La base de Retamares se encuentra al oeste de Madrid, en el término municipal de Pozuelo de Alarcón. Hasta junio de 2013 albergó el Mando de Fuerzas Aliadas de la OTAN.

Desde que la alianza abandonó la base, el Ministerio de Defensa ha ido trasladando o ubicando allí varias unidades dependientes del Estado Mayor de la Defensa: el Mando de Operaciones (MOPS), el Centro de Inteligencia de las Fuerzas Armadas (CIFAS), el Mando Conjunto de Operaciones Especiales (MCOE) y el Mando Conjunto del Ciberespacio (MCCE).

En el Ministerio de Defensa, y concretamente en la Secretaría de Estado de Defensa, sí ha existido el plan de que el Cuartel General del Estado Mayor de la Defensa se traslade de su sede en la almendra central de Madrid a la base de Retamares, fuera de la ciudad.

Sin embargo, al menos por el momento, ningún JEMAD ha aceptado ese plan y el cuartel general sigue en la calle de Vitrubio.

También se planteó mover de Carabanchel a Retamares la Unidad de Verificación (UVE), que representa a España en los compromisos internacionales que ha asumido nuestro país ante la comunidad internacional relacionados con el desarme, el control de armamentos y el establecimiento de medidas de fomento de la confianza y seguridad, así como de la verificación de su cumplimiento por otros estados.

Sin embargo, ese plan no se llegó a ejecutar.

El nuevo JEMAD ya ha estado en Retamares

Cabe señalar que el traslado de la Jefatura de Sistemas de Información y Telecomunicaciones de las Fuerzas Armadas desde Vitrubio a Retamares se aprobó con Miguel Ángel Villarroya como JEMAD.

Después de la dimisión del general del Aire Villarroya por la polémica de la vacunación, ha asumido el cargo de Jefe del Estado Mayor de la Defensa el almirante general (antes jefe del Estado Mayor de la Armada) Teodoro Esteban López Calderón.

Tras tomar posesión, López Calderón acudió a la sede de Vitrubio, donde tiene su despacho. Un día después acudió a la base de Retamares. Allí el JEMAD mantuvo su primera reunión de coordinación con los jefes de las unidades subordinadas al Estado Mayor de la Defensa.

Asistieron el director del Centro Superior de Estudios de la Defensa Nacional (CESEDEN), el comandante del Centro de Operaciones Aéreas Combinadas de Torrejón (CAOC-TJ), el jefe del Estado Mayor Conjunto (EMACON), el comandante del Mando de Operaciones (MOPS), el comandante del Mando Conjunto del Ciberespacio (MCCE), el director del Centro de Inteligencia de las Fuerzas Armadas (CIFAS), el director del Gabinete Técnico del JEMAD y el comandante del Mando Conjunto de Operaciones Especiales (MCOE).

López Calderón también se reunió con una representación de personal destinado en la base de Retamares, para presentarse y tener un primer contacto con ellos.

El viejo proyecto del “Pentágono español”

La base de Retamares se conoce coloquialmente en círculos militares como “el Pentágono español”. Distintos ministros de Defensa, del PSOE y del PP, han tratado de impulsar un proyecto para concentrar en un gran complejo los principales órganos de dirección de las Fuerzas Armadas: el Ministerio de Defensa, el Cuartel General del Estado Mayor de la Defensa y los cuarteles generales del Ejército de Tierra, de la Armada y del Ejército del Aire.

Ya Eduardo Serra (ministro de Defensa con Aznar entre 1996 y 2000) lanzó la idea de construir un complejo a la imagen del Pentágono de Estados Unidos, en Washington. El proyecto lo heredó Federico Trillo, que creó el denominado “Grupo Pentágono”, un equipo de altos mandos liderado por el almirante Luis Roca Ramírez y encargado de diseñar un ‘macro complejo’ destinado a albergar todo el poder político y militar de las Fuerzas Armadas.

Se calculaba que costaría unos 300 millones de euros, y estaba conectado con la ‘Operación Campamento’. Defensa esperaba vender los terrenos que posee en la zona suroeste de Madrid, y con el dinero que obtendría, se ayudaría a financiar la construcción de un complejo de unas 26 hectáreas sobre un terreno de 100 en la conocida como Dehesa de los Carabancheles, en el término municipal de Pozuelo de Alarcón, muy cerca del cuartel general de la OTAN en Retamares.

El proyecto de un “Pentágono español” contó también con el impulso de José Bono (ministro de Defensa entre 2004 y 2006). Sin embargo, hacia 2006, con José Antonio Alonso, el plan se frenó.

Como ya se ha contado, en 2013 la OTAN dejó el cuartel de Retamares, y el ministerio empezó a trasladar allí unidades del Estado Mayor de la Defensa.

La base ha ido acogiendo nuevas unidades, se han levantado edificios -como el del Mando Conjunto del Ciberespacio”, pero no ha llegado a ser el gran macrocomplejo que incluya los principales núcleos de decisión de las Fuerzas Armadas.

Los ‘jemes’ se han negado a dejar Madrid

Uno de los motivos del fracaso del proyecto fue la resistencia de los altos mandos de las Fuerzas Armadas. Los sucesivos jefes del Estado Mayor de la Defensa y los jefes del Estado Mayor del Ejército de Tierra, de la Armada y del Ejército del Aire se han negado a abandonar sus sedes.

Todos ellos ocupan edificios de mucha solera en algunas de las calles más importantes de Madrid.

El Estado Mayor de la Defensa, como ya se ha indicado, se encuentra en la esquina de la calle de Vitrubio con el Paseo de la Castellana, cerca de Nuevos Ministerios.

El Ejército de Tierra tiene su cuartel general en el Palacio de Buenavista, la calle de Alcalá junto a la Plaza de Cibeles. Al otro de esa plaza, detrás del edificio de Correos que ahora ocupa el Ayuntamiento de Madrid, se encuentra el Cuartel General de la Armada, en un edificio también histórico.

El Cuartel General del Aire ocupa un gran edificio de estilo neoherreriano en la Plaza de la Moncloa, donde estuvo la cárcel Modelo hasta el final de la Guerra Civil.

Por su parte, el Ministerio de Defensa tiene su sede en un edificio que ocupa toda una manzana en el Paseo de la Castellana, cerca del Estadio Santiago Bernabéu.
Fuente: elconfidencialdigital.com
El Estado Mayor de la Defensa se reorganiza para trasladar unidades al ‘Pentágono español’

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: