El Ejército refuerza el carácter ‘anti-nazi’ de las vacaciones de los militares

La Dirección de Asistencia al Personal del Ejército de Tierra ofrecerá en el verano de 2019 novedades en los “circuitos culturales” en países europeos que organiza cada temporada estival para los militares que quieran viajar en sus vacaciones con estos paquetes organizados de ocho días y siete noches en hoteles de al menos tres estrellas.

Tal y como ha podido constatar Confidencial Digital, a los doce lotes incluidos en el contrato que el Ejército de Tierra encarga a una empresa privada se incluye, para los próximos meses de julio y agosto, un nuevo destino: Austria, con visitas a las ciudades de Viena y Salzburgo.

Pero además llama la atención otra ligera novedad con respecto al contrato del año pasado. En los pliegos para este verano, la Dirección de Asistencia al Personal hace una serie de puntualizaciones sobre las excursiones y visitas que incluirá cada viaje.

“Se incluirá un mínimo de siete excursiones o visitas, de las cuales habrá dos obligatorias en su correspondiente lote”, se puede leer en los pliegos, que en el Lote 1, correspondiente a Berlín, establece una novedad respecto a los requisitos del año pasado: “Serán obligatorias las visitas al campo de Sachsenhausen y el edificio del Reichstag”.

El año pasado, el circuito cultural por Berlín no establecía esa concreción. Ahora, el próximo verano los militares que contraten uno de estos viajes culturales y opten por Berlín en sus vacaciones tendrán que visitar el campo de concentración de Sachsenhausen.

Este centro de exterminio del régimen nazi se encuentra a unos 35 kilómetros al noroeste de Berlín. Estuvo en funcionamiento desde 1938 y abril de 1945, cuando las tropas soviéticas lo liberaron. Se calcula que en Sachsenhausen fueron asesinadas entre 30.000 y 35.000 personas, la mayoría judíos y comunistas alemanes, así como gitanos, homosexuales, testigos de Jehová… Se conservan sus puertas conocidas por la frase “Arbeit macht frei”.

Además, también se fija la visita al Reichstag, el edificio del Parlamento alemán (ahora llamado Bundestag). El incendio del Reichstag en 1933 está considerado un incidente clave que permitió a Adolf Hitler y al Partido Nazi desembarazarse de los controles de la república alemana, lo que permitió que llegaran a establecer un sistema totalitario en Alemania.

Se añade a Auschwitz

En verano de 2018, la Dirección de Apoyo al Persona del Ejército de Tierra sólo fijó un requisito similar en el viaje a Polonia, en el que dejó establecido a la empresa adjudicataria que incluyera, entre otras excursiones, la visita al campo de concentración de Auschwitz-Birkenau, el más icónico de los campos de exterminio que utilizaron los nazis en el Holocausto judío y en la eliminación de otros colectivos como los ya citados: gitanos, homosexuales, comunistas…

Ahora, la visita a Auschwitz-Birkenau se mantiene junto a la novedad del campo de Sachsenhausen; es obligatoria en el Lote 9 Polonia, junto a otra novedad, las minas de sal de Wielizska.

Por otro lado, en el viaje a Baviera (distinto del de Berlín) se incluyen ahora como visitas obligatorias el castillo de Neuschwanstein y el museo nacional germano de Nuremberg.

Todos los destinos que ofrecerá este verano el Ejército de Tierra para sus efectivos son los siguientes: Berlín, Baviera, Bélgica (con Bruselas y Brujas como destinos en el mismo pack), Grecia (Atenas y las islas, donde se fija la visita obligatoria a la Acrópolis), Hungría (Budapest), Italia (Roma, Florencia y Venecia), Sicilia por otro lado, Noruega (Oslo y Bergen), Polonia (Varsovia y Cracovia), República Checa (Praga), Reino Unido (Escocia), Suiza (Zurich y Berna) y Austria (Viena y Salzburgo).

El presupuesto del contrato asciende a 526.500 euros.
Fuente: elconfidencialdigital.com
El Ejército refuerza el carácter ‘anti-nazi’ de las vacaciones de los militares

A %d blogueros les gusta esto: