El CNI manda cada vez más en el Ministerio de Defensa

Siete años pasó el Centro Nacional de Inteligencia adscrito a Presidencia del Gobierno, antes de volver a depender orgánicamente del Ministerio de Defensa. El cambio se produjo con la llegada de Pedro Sánchez al poder y la reestructuración acometida en el Gobierno por el nuevo ejecutivo socialista. Y por la petición que hizo Margarita Robles. La sorpresa por este movimiento fue mayúscula en ámbitos de la inteligencia española. Incluido en el propio CNI.

Según explican fuentes de estos círculos, lo habitual en democracias occidentales como España es que los servicios de inteligencia civiles, como es el caso del CNI, dependan directamente de la Presidencia del Gobierno, y estén adscritos y próximos a los niveles más altos del poder ejecutivo. En el caso de España, advierten estas voces, “ahora hemos vuelto a ser una excepción”.

Creciente poder de ‘La Casa’ en Defensa

Ya han pasado cinco meses de la vuelta del CNI a Defensa, y fuentes internas del ministerio admiten a Confidencial Digital que “ya se nota su huella en todas las áreas” del departamento.

En el fondo, dicen, “el CNI no ha vuelto a Defensa, sino que Defensa ha vuelto al CNI”, haciendo alusión a la influencia que tenían los servicios secretos sobre el Departamento antes de pasar a depender de Presidencia.

La cuestión ha sido planteada por ECD a varias fuentes internas del departamento de Margarita Robles. Todas concuerdan en que el CNI ha aumentado su poder en las estructuras de decisión del ministerio. Y lo ha hecho, explican, gracias al nombramiento de personas “afines” en cargos de relevancia.

Malestar entre mandos por sentirse “desplazados”

“La dirección del CNI tiene mucho peso e influencia en las decisiones que toma el Ministerio”, confirman las fuentes consultadas. “Y esa influencia va en aumento” añaden. Una situación con la que no todo el personal perteneciente al ministerio se encuentra cómodo. Especialmente algunos altos mandos militares.

Entre este sector, según ha constatado ECD, hay quien se ha visto “desplazado” en materias eminentemente castrenses. Uno de los síntomas que han detectado es el acceso de personas vinculadas con el Centro a la dirección política del ministerio.

Las primeras reuniones de Robles, con el CNI

Aseguran estas voces que, ya en los primeros días de Margarita Robles al frente del ministerio, su equipo convocó una serie de reuniones con distintas áreas del departamento, citas a las que también se convocó a altos mandos de los tres ejércitos.

Sin embargo, explican a ECD, en aquel momento ya “quedaron claras las prioridades”: los primeros que pasaron por el despacho de la ministra “fueron altos funcionarios del Centro Nacional de Inteligencia”.

Desde entonces, la relación de Margarita Robles y Félix Sanz Roldán ha sido “muy estrecha”. Ministra y director mantienen contacto permanente. Cabe recordar que Sanz Roldán fue uno de los principales apoyos de Robles durante la crisis por el veto a la venta a Arabia Saudí de bombas guiadas por laser. Durante aquellos días, el director del CNI se reunió en persona varias veces con el embajador saudí para tratar de solucionar el entuerto diplomático provocado por el anuncio de la ministra de que se suspendía la venta.
Fuente: elconfidencialdigital.com
El CNI manda cada vez más en el Ministerio de Defensa

A %d blogueros les gusta esto: