EEUU ahorrará al encargar sus dos próximos portaaviones a la vez

La Armada de Estados Unidos ha lanzado una solicitud de propuesta (fórmula conocida por las siglas en inglés RFP) al mayor constructor de buques militares del país, Huntington Ingalls Industries – Newport News Shipbuilding para la compra de dos nuevos portaaviones. El Mando de Sistemas Aéreos Navales (Navair, por sus siglas en inglés) apunta en un comunicado que con esta fórmula se trata de “definir mejor los ahorros en los costes que se pueden lograr con la compra” de estos buques, que tendrán la designación CVN 80 y CVN 81.

El subsecretario de Marina, Desarrollo de Investigación y Adquisición, James F. Geurts, apunta en la nota que esta “estrategia de adquisición” en la que se combina la compra de las dos naves al mismo tiempo busca “alcanzar mejor los objetivos del Departamento [de Defensa] de construir una fuerza más letal, con mayor rendimiento y más asequible”. Geurts añade que con “esta oportunidad de un contrato por dos barcos” se trata de obtener “ahorros significativos que la industria de la construcción naval y el Gobierno deben demostrar”.

No es una fórmula nueva. La Armada estadounidense ya recurrió a la compra de dos portaaviones al mismo tiempo en la década de 1980. En aquel caso se ordenó la construcción de dos buques de la clase Nimitz, lo que le valió “ahorros significativos en el coste de adquisición en comparación con la contratación de los buques de forma individual”.

El cronograma contempla la adjudicación del contrato de construcción del CVN 80 a principios del año fiscal 2019 “como una compra de dos embarcaciones pendiente de aprobación por el Congreso y lograr ahorros significativos”. El CVN 80 es el tercer portaaviones de la clase Gerald Ford y sustituirá al USS Eisenhower (CVN 69). El CVN 81 por su parte, será el cuarto de la misma clase y sustituirá al USS Carl Vinson (CVN 70).

El primer portaaviones de la clase Gerald Ford, el CVN-78, inició hace ahora un año sus pruebas de mar. Este barco, que es el que da nombre a toda la serie, ha costado en torno a 12.900 millones de dólares. En total está previsto que la nueva clase Ford se complete con diez buques, de los que hasta ahora se conoce el nombre de tres: el propio Gerald Ford (CVN-78) el John F Kennedy (CVN 79), cuya entrada en servicio está prevista para 2020 y ahora se encuentra al 70% de su construcción, y el CVN 80 que EEUU va a encargar junto al CVN 81, y que recibirá el nombre de Enterprise. Para el CVN 81 aún no se ha definido ningún nombre.

Cada buque de la clase Ford está diseñado para desplazar 100.000 toneladas a lo largo de sus 337 metros de eslora. Su cubierta de vuelo llega a los 77 metros de manga y se mueve gracias a la propulsión nuclear que le suministran dos reactores A1B, que le permiten una velocidad de 30 nudos. Estos barcos podrán alojar y operar más de 75 aeronaves por unidad, entre ellos aviones de combate de quinta generación F-35C.
Fuente: Infodefensa.com
EEUU ahorrará al encargar sus dos próximos portaaviones a la vez

A %d blogueros les gusta esto: