Dudas sobre la asistencia del rey a la próxima entrega de despachos militares, que no incluirá desfile

Es uno de los actos fijos mes de julio en la agenda del rey. Como capitán general de los tres ejércitos, acude a varias academias de las Fuerzas Armadas para entregarles los reales despachos que acredita como tenientes (en el caso de academias de oficiales) o como sargentos (suboficiales) a los alumnos que terminan su formación militar.

Como en tantos otros actos públicos, el coronavirus obliga a redefinir la ceremonia de entrega de despachos militares. Confidencial Digital ha podido conocer algunas de las instrucciones que ha trasladado la Dirección General de Reclutamiento y Enseñanza Militar del Ministerio de Defensa a las academias, para los actos que se tendrán que realizar en unas semanas.

Hace un año, la entrega de despachos se celebró a principios de julio, en torno al 5-15 de julio. Este 2020, sin embargo, el parón en los centros docentes militares desde mediados de marzo por el coronavirus ha tenido como consecuencia que las entregas de despachos se hayan aplazado: por ahora, están previstas hacia la última semana de julio.

El rey: ¿En persona, o en vídeo?

Fuentes militares consultadas por ECD señalan que una de las cuestiones que está estudiando es la presencia o no del rey. Es tradición que el jefe del Estado presida estos actos cada, alternando centros.

Por ejemplo, en 2019 Felipe VI acudió a la Academia General Militar de Zaragoza (oficiales de Tierra y de la Guardia Civil), a la Academia General Básica de Suboficiales de Talarn (en Lérida, donde se forman los suboficiales de Tierra), a la Academia General del Aire de San Javier (en Murcia, de oficiales del Aire) y a la Escuela Naval Militar de Marín (Pontevedra, de oficiales de la Armada).

El año anterior, en 2018, el rey entregó los despachos de las academias de Zaragoza, la Academia Básica del Aire (en La Virgen del Camino, León, para suboficiales), la Academia Central de la Defensa (en Madrid, para los Cuerpos Comunes), y la Escuela de Suboficiales de la Armada (en San Fernando, Cádiz).

Pues bien: la cuestión que no está clara este año es si don Felipe asistirá presencialmente a cuatro entregas de despachos este año. Una opción que se está barajando es que el rey grabe un mensaje en vídeo, y que este mensaje se emita en las entregas de despacho.

Esa es la opción que se baraja, para evitar que asista el rey a las entregas de despachos. Cabe señalar, en este sentido, que por un lado don Felipe y doña Letizia van a estar gran parte de julio recorriendo España, en esa ‘gira’ por las comunidades autónomas que han iniciado una vez que ha terminado el estado de alarma y el confinamiento por el coronavirus. La agenda de estos viajes por España podrían interferir en las entregas de despacho.

Por otro lado, también hay que recordar que el rey ya ha tenido contactos ‘telemáticos’ con mandos militares. Al no celebrarse un gran desfile en Huesca, como estaba previsto, Felipe VI celebró el Día de las Fuerzas Armadas acudiendo al Mando de Operaciones para conversar por videoconferencia con los responsables de distintas misiones y despliegues, tanto en España como en el extranjero.

Nuevas normas en la entrega de despacho

Con la asistencia del rey -que en ocasiones acude acompañado de la reina Letizia- en el aire, lo que sí está claro es que los actos de este año tendrán unas limitaciones claras para que no se produzcan grandes aglomeraciones, coinciden distintas fuentes militares. La consigna es seguir evitando los actos multitudinarios, y celebrarlos “de acuerdo a la nueva normalidad”.

Eso va a llevar a reducir sensiblemente los asistentes al acto; no, lógicamente, por la vía de los militares que se gradúan, sino por la de los invitados u otro personal militar o civil aparte de quienes reciben los reales despachos.

Las academias preparan unos protocolos especiales para estas entregas de despachos, que entre otras medidas incluirá la limitación de invitados, sin que por ahora quede claro si se reducirá el número de familiares invitados, o si directamente se prohibirá su presencia.

Los propios tenientes y sargentos guardarán unas distancias ampliadas con respecto a lo normal en estos actos. Se apunta además que no habrá parada militar, es decir, ni desfile ni presencia de otras unidades militares que formen en el patio de la academia para darle vistosidad y solemnidad al acto.

La necesidad de evitar grandes aglomeraciones que provoquen contagios de coronavirus ha llevado a cancelar actos públicos, y en otros casos a redimensionarlos. Si las entregas de despachos militares se van a reducir en su asistencia, en la Policía Nacional -así se contó en estas páginas- se decidió hacer juras en las comisarías, y sólo algo más de 300 en vez de los 2.700 nuevos agentes del cuerpo juran este martes en el complejo policial de Canillas (Madrid), y no en la Escuela Nacional de Policía de Ávila.

Precisamente a ese acto de jura de los nuevos policías nacionales de la Escala Básica sí acude Felipe VI.
Fuente: elconfidencialdigital.com
Dudas sobre la asistencia del rey a la próxima entrega de despachos militares, que no incluirá desfile

A %d blogueros les gusta esto: