Defensa vuelve a desoír las peticiones de entrada al Ejército de diabéticos y celíacos

Las asociaciones de celiacos, agrupados en la federación FACE, y las de diabéticos, en FEDE, están en pie de guerra contra Defensa. El motivo, los “oídos sordos” a los que se ven sometidos desde hace meses por una histórica reivindicación. Y es que, les siguen prohibiendo el acceso al Ejército por su enfermedad.

En noviembre de 2017 hubo un primer avance con una reunión de representantes de FACE con altos mandos militares. Pese a las promesas, el Ministerio respondió de forma negativa. El pasado marzo, volvieron a recibir una respuesta negativa.

Con la llegada del nuevo gobierno socialista, FACE envió una carta a Defensa para atender sus peticiones, pero tampoco ha recibido respuesta. Y es que se calcula que un 1% de españoles padecen de celiaquía, mientras que en el caso de diabéticos es del 13,8% en los mayores de 18 años.

El problema no es menor por ejemplo para los celíacos, ya que más del 70% de los diagnósticos se realizan a personas a partir de los 20 años, la edad en la que mayoritariamente se aplica para la carrera militar.

Para intentar arreglar esta situación se creó un grupo de trabajo en el Congreso con varias asociaciones también afectadas por la prohibición. Y es que, la negativa del acceso no solo afecta al grupo de los celiacos y a los diabéticos, sino también a las personas que padecen VIH o Psoriasis.

Estas asociaciones enviaron una carta conjunta a Defensa. Los afectados por estas prohibiciones aún no han obtenido una respuesta por parte del Ministerio. Y el grupo de trabajo del Congreso tampoco ha arrojado resultados positivos.

Quejas por el trato desfavorable

Desde la Federación de Celiacos y desde la FEDE se quejan del “trato desfavorable” al que se ven sometidos por una “legislación obsoleta” que no atiende a motivos reales.

Defensa argumenta, basándose en la Orden PRE/2622/2007, concretamente en las enfermedades del Aparato Digestivo, punto 5, que las personas celiacas y las diabéticas “no poseen las aptitudes psicofísicas necesarias”.

Por su parte, desde ambas asociaciones resaltan que las enfermedades no imposibilitan en manera alguna la realización de ejercicio físico o actividad deportiva. Y ponen el ejemplo de algunos deportistas profesionales que las padecen y que cuidando la dieta obtienen grandes resultados.

El caso de los Celíacos

En el caso de los celiacos, las asociaciones dicen que la clave, más bien, está en cuidar la dieta. Y es que, otra de las quejas del Ministerio de Defensa es suministrar menús especiales a los soldados celiacos en misión.

En este sentido, tal y cómo ha podido saber ECD, países como EEUU e Italia ya han adaptado los menús con un protocolo correcto de seguridad alimentaria para celiacos, permitiendo la entrada de estas personas en sus Fuerzas Armadas.

Desde la FACE aportan más argumentos. No entienden que se suministre un menú a militares musulmanes por su condición religiosa, y que al colectivo celiaco no se le den facilidades, acreditando que podrían hacer el mismo trabajo que cualquier otro soldado.

Por otro lado, está la situación de que a los militares diagnosticados con celiaquía no se les expulsa de las Fuerzas Armadas, pero si se les impide participar en misiones en el exterior.

La situación de discriminación no solo afecta a los celiacos en el Ejército. Otros cuerpos, como la Policía o la Guardia Civil, también se ven afectados por la misma prohibición. Sin embargo, fuentes próximas a la FACE señalan que no existe ningún problema en el acceso, aunque nunca han puesto por escrito que se solidarizan o apoyan su situación.

El caso de los diabéticos

El caso de los diabéticos es distinto al de los celíacos porque necesitan de la insulina para poder ingerir los alimentos. Desde la FEDE insisten que con la insulina los celiacos son “personas normales sin ningún problema o incapacidad física”. Tampoco entienden porqué se les impide acceder a las Fuerzas Armadas.

Otras fuentes consultadas afirman que, al igual que se les puede suministrar a los celíacos menús especiales, se podría perfectamente proveer de insulina a aquellos soldados que la necesitasen por su condición, aún en campaña fuera de las fronteras españolas.

Por su parte, los diabéticos también ven restringidos el acceso a ciertas profesiones como bomberos o policías por su condición.
Fuente: elconfidencialdigital.com
Defensa vuelve a desoír las peticiones de entrada al Ejército de diabéticos y celíacos

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: