Defensa triplica las plazas para que los soldados no abandonen las Fuerzas Armadas a los 45 años

La temporalidad de los militares de Tropa y Marinería es uno de los asuntos prioritarios en las agendas de asociaciones profesionales de militares. Piden medidas para facilitar su reinserción laboral en el ámbito civil e incluso un cambio legislativo a favor de una ley de carrera militar única. El asunto también es objeto de debate frecuente en la Comisión de Defensa.  

La subsecretaria de Defensa, Amparo Valcarce, ha anunciado que se va a aumentar a 1.000 las plazas para que el personal de Tropa y Marinería acceda una relación de servicios permanente.

En 2018, la oferta de empleo público en las Fuerzas Armadas reservaba 422 plazas a militares de complemento o de Tropa y Marinería para acceder a una relación de servicios de carácter permanente. Es decir, para no ser despedidos a los 45 años.

En 2019, aumentó a las 472 y en 2020 a las 700, reservándose las plazas exclusivamente al personal de Tropa y Marinería.

La número tres de Robles ya ha anunciado que la convocatoria de 2021 les reservará 1.000 plazas, triplicándose en tres años.

El procedimiento para acceder a un puesto permanente

Para que los militares de Tropa y Marinería puedan acceder a una de las plazas permanentes que tienen reservadas deberá superar un concurso-oposición.

La mitad de la valoración procederá de los méritos profesionales y académicos, los informes personales y las aptitudes psicofísicas de los aspirantes. Entre estos están el tiempo de servicios, las condecoraciones, el nivel de educación y los idiomas.

El otro 50% procederá de una prueba de conocimientos dividida en tres bloques: organización, jurídico-social y seguridad nacional, acción conjunta y organizaciones internaciones de seguridad y defensa. La prueba consiste en un examen tipo test.

Más de mil despidos anuales

Los despidos a los 45 años fueron legislados en el año 2006 como solución a la profesionalización de las Fuerzas Armadas. En ese momento el número de militares que iba abandonando los Ejércitos era escaso, pero las cifras muestran cómo los datos se han incrementado y aún aumentarán más en los próximos años.

Defensa rebela que en 2006 tan solo tres soldados abandonaron las Fuerzas Armadas por cumplir los 45, cinco en 2007 y uno en 2008.

Sin embargo, hasta 2018 la cifra ha ido aumentando hasta dar como resultado que un total de 1.125 militares de Tropa han abandonado la carrera militar.

En 2019 han sido casi un millar los militares que han tenido que salir de los Ejércitos y en 2020 más de 1.200.

La polémica tiene la vista puesta sobre los próximos años, se prevé que en 2027 hayan expulsado a más de 4.000 militares y en 2036 a más de 50.000 por haber cumplido los 45.

Asignación a los Reservistas de Especial Disponibilidad

Los soldados de más de 45 años que hayan dejado las Fuerzas Armadas pueden solicitar la condición de Reservista de Especial Disponibilidad (RED), cobrando una asignación de más de 7.000 euros anuales, compatibles con un sueldo del sector privado, conforme a la ley de Tropa y Marinería.

Estos reservistas no tienen la condición de militar, pero se encuentran dispuestos a incorporarse a los Ejércitos cuando, en situaciones de crisis, lo autorice el Consejo de Ministros con carácter excepcional.

 
Fuente: elconfidencialdigital.com
Defensa triplica las plazas para que los soldados no abandonen las Fuerzas Armadas a los 45 años

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: