Defensa tiene a 5.000 militares retirados cobrando una pensión por incapacidad física o psíquica

La Convención Internacional sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de 2006, ratificada por España, recoge en un el artículo 27 que los Estados parte “promoverán el ejercicio del derecho al trabajo de las personas con discapacidad, estableciendo medidas pertinentes”. Entre dichas medidas se contempla el mantenimiento del empleo.

De acuerdo con la ley 39/2007 de carrera militar, concretamente con el artículo 114.2.d), «se declarará el retiro de oficio o a instancia de parte por insuficiencia de condiciones psicofísicas que implique inutilidad permanente para el servicio”.

Según los últimos datos de 2019, proporcionados por Defensa, de los 10.584 militares en situación de retiro, 4.921 adquirieron la condición en virtud del artículo previamente citado.

Es decir, el 46,5% de los militares que reciben actualmente una pensión de clases pasivas abandonaron las Fuerzas Armadas por una incapacidad de tipo físico o psíquico, adquirida durante su pertenencia a la institución castrense, que les impidió continuar con el desarrollo normal de sus funciones.

Para responder al compromiso adquirido ratificando la convención y en el reconocimiento de los derechos de las personas con discapacidad, la Subsecretaría de Defensa aprobó el 30 de julio de 2015 el Plan integral de apoyo a la discapacidad en las Fuerzas Armadas.

El objetivo es el de garantizar la igualdad de oportunidades e integración del personal militar con discapacidad. Defensa considera como persona discapacitada a aquella con una incapacidad física o psíquica de un grado igual o superior al 33%.

El Plan se articula en cuatro ejes de actuación: organizativo, normativo, divulgativo y formativo. Entre las medidas concretas, destacan la creación de la Oficina de Atención a la Discapacidad en las Fuerzas Armadas (OADISFAS) y la elaboración de Protocolos de integración del personal militar con discapacidad.

Contenido mínimo en los protocolos

Respondiendo a la necesidad normativa de las demandas del personal con discapacidad, el Plan integral de apoyo a la discapacidad contempla que la OADISFAS determine los contenidos mínimos que han de contemplar los Protocolos de integración que deberán establecerse en las unidades, centros y organismos.

La asociación UMTRed – Asociación Discapacitados, RED, Retirados y Reservistas ETR y EMT de las FAS cuenta que los protocolos son elaborados finalmente por los jefes de unidad. Inciden en que los protocolos, además, no están claros y se quejan de que cada responsable lo gestiona como a su manera, por lo que reclaman más uniformidad y concreción. 

Estos protocolos afectan a militares en activo, en reserva, al personal adscrito a Defensa en especiales circunstancias y al personal que haya cesado su relación profesional con las Fuerzas Armadas por su pase a retiro o por haber sido cesado.

Entre los contenidos que deben recoger destaca la recuperación física y psicológica, la adaptación del puesto de trabajo y elaboración de planes de actuación para la reorientación de la carrera profesional en el ámbito militar o el acceso a la formación y empleo en el ámbito civil del personal militar con discapacidad.

Oficina de Atención a la Discapacidad

El Plan previó la creación de la Oficina de Atención a la Discapacidad en las Fuerzas Armadas, la cual se produjo de manera efectiva el 25 de enero de 2016, a fin de ser el punto de referencia y catalizador de las actuaciones y políticas sobre discapacidad en el seno del Ministerio. Responde a la necesidad organizativa del personal con discapacidad en las Fuerzas Armadas.

La Oficina ha atendido a un total de 4.000 militares de forma telefónica, presencial o a través del correo electrónico. Concretamente, durante el primer semestre de 2020 se realizadores 517 acciones: 184 telefónicas, 327 emails y 48 encuentros presenciales.

La Fundación ONCE y el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) han firmado con OADISFAS diversos convenios de colaboración que gestiona la Oficina. Cabe destacar que tanto la Fundación ONCE como CERMI facilitarán asesoramiento laboral y de promoción de empleo dentro de las Fuerzas Armadas.

Mapa de la discapacidad del personal militar

En el desarrollo de sus funciones, la Subsecretaría de Defensa firmó, en 2015, un convenio de colaboración con FSC Inserta, entidad de la Fundación ONCE para la elaboración de un mapa de la discapacidad del personal militar.

El Ministerio de Defensa adquirió en el Consejo de Personal de las Fuerzas Armadas (COPERFAS) el compromiso de actualizar el mapa de la discapacidad del personal militar durante el primer trimestre de cada año.

OADISFAS utiliza los datos proporcionados por el Área de Pensiones de la División de Igualdad y Apoyo Social al Personal, datos cerrados a fecha 31 de diciembre de 2019, para completar y actualizar el mapa original.

El objetivo del mapa es, por un lado, analizar el perfil y características del colectivo de militares con discapacidad. Por otro, fundamentar las acciones que se desarrollan en la OADISFAS en relación con la reincorporación sociolaboral del personal militar retirado por insuficiencia de condiciones psicofísicas.
Fuente: elconfidencialdigital.com
Defensa tiene a 5.000 militares retirados cobrando una pensión por incapacidad física o psíquica

A %d blogueros les gusta esto: