Defensa tiene 58.000 test serológicos guardados en un almacén

Las Fuerzas Armadas han empezado la “desescalada” de su despliegue por toda España en la “Operación Balmis” contra la epidemia de coronavirus. El Mando de Operaciones ha reducido el número de militares que cada día salen a las calles a patrullar o a realizar desinfecciones.

Después de casi dos meses de misión, las Fuerzas Armadas han ido registrando cifras elevadas de personal contagiado. Muchos militares se han expuesto en focos importantes del virus: residencias de ancianos con numerosos infectados, el hospital de Ifema, la morgue del Palacio de Hielo…

En su comparecencia ante la Comisión de Defensa del Congreso de los Diputados, Margarita Robles detalló el 27 de abril las cifras de contagios confirmados: 1.250 del Ejército de Tierra, 533 de la Armada, 84 del Ejército del Aire y 106 de la Unidad Militar de Emergencias, en total unos 2.000 efectivos, estaban afectados por el coronavirus.

Una de las reclamaciones que han hecho las asociaciones militares es que se someta a test a los efectivos que participan en la “Operación Balmis”, para estar seguros de que no son ellos los que, a la vez que desinfectan o ayudan a determinadas tareas, esparcen el virus y contagian a otras personas.

Pero el Ministerio de Defensa, explicó Robles, hace la prueba a los militares que presentan síntomas compatibles con el contagio por Covid-19. Eso implica que muchos militares pueden ser asintomáticos, y por tanto tener el virus sin dar ninguna señal de ello, lo que les convierte en un vector de contagio.

Ante la lentitud para hacer test en las unidades, algunos militares están recurriendo a la sanidad privada los que la tienen, mientras que otros están pagando pruebas en clínicas y laboratorios privados para despejar la duda. También ha habido empresas que se han ofrecido, por ejemplo, a realizar por unos 100 euros cada uno test a todos los militares de la UME.

En todo este contexto, este lunes aportó un dato en su blog el teniente general retirado Pedro Pitarch, que fue jefe del Eurocuerpo y de la Fuerza Terrestre y llegó a ocupar el cargo de director general de Política de Defensa en los años de José Luis Rodríguez Zapatero, con José Bono de ministro:

— “En la Unidad de Apoyo Logístico Sanitario (UALSAN), en Carabanchel Alto, hay almacenados, al menos, 58.000 tests rápidos de detección entre los adquiridos por el Mando de Apoyo Logístico del ET (MALE), y los recibidos del Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (INGESA) del Ministerio de Sanidad. Resulta difícil comprender por qué entonces no se está implementando una estrategia de empleo de tales medios, para conocer el estado sanitario de nuestras FAS”.

Confidencial Digital ha podido confirmar este dato por distintas fuentes, tanto de la Unidad de Apoyo Logístico Sanitario como altos mandos militares, que además detallan la distribución y origen de estos test.

De dónde proceden

Esas fuentes coinciden en señalar a ECD que por un lado hay entre 15.000 y 20.000 test adquiridos por el Mando de Apoyo Logístico del Ejército de Tierra (MALE), que tras la declaración del estado de alarma ha ido realizando varias compras centralizadas de material sanitario y de protección destinado a los miembros de las Fuerzas Armadas.

Por otro lado, en los almacenes de la Unidad de Apoyo Logístico Sanitario también se guardan otros 40.000 test. Estos procederían tanto de donaciones de empresas privadas como del Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (INGESA) del Ministerio de Sanidad, como indicó el teniente general retirado Pedro Pitarch.

ECD se ha puesto en contacto con el Ministerio de Defensa para saber cuándo se van a empezar a distribuir estos test para detectar más casos positivos en las Fuerzas Armadas. Al cierre de esta edición no había recibido respuesta.

Test dudosos

Según le explican a ECD las fuentes conocedoras del asunto, los test almacenados por la Unidad de Apoyo Logístico Sanitario del Ejército de Tierra no son pruebas PCR, que son más fiables (porque detectan la presencia del virus) pero más lentos, sino que son test rápidos o serológicos.

Es decir, se trata de test que permiten revelar si la persona que se somete a la prueba ha desarrollado anticuerpos contra la infección de coronavirus. Son test que ofrecen resultados más rápidos que los PCR, pero por contra no permiten precisar si esa persona tiene en ese momento la enfermedad, o la tuvo, la superó y por ello sigue teniendo en la sangre ese alto nivel de anticuerpos contra el Covid-19.

Según confirman fuentes de la Sanidad Militar, entre los test que hay en la Unidad de Apoyo Logístico Sanitario no todos parecen fiables. Un porcentaje significativo de los 58.000, que varía según las fuentes, son “dudosos”. 

Hay que recordar que en las primeras remesas de test que compró el Ministerio de Sanidad se detectaron kits con muy baja fiabilidad. En varias ocasiones se comprobó que la sensibilidad de estos kits estaba por debajo del 70%-80% que se considera el mínimo aceptable, llegando en algunos casos a ofrecer sólo un 30% de fiabilidad.

De algunas de estas compras podrían proceder esos test dudosos que, de acuerdo con distintas fuentes, se encuentran entre un total de 58.000 en el acuartelamiento de la Unidad de Apoyo Logístico Sanitario del Ejército de Tierra, a las afueras de Madrid, en el distrito de Carabanchel.

Esta unidad depende de la Brigada de Sanidad (Brisan), y se dedica a “prestar apoyos en abastecimiento y mantenimiento, a las Unidades de Sanidad y a las Formaciones Sanitarias que se constituyan y desplieguen en apoyo de Unidades de las Fuerzas Terrestres, pudiendo destacar las Formaciones Avanzadas y Retrasadas que se constituirán como elementos de apoyo sanitario, que se integrar en las Organizaciones Logísticas propias, particularmente en Operaciones de Proyección”.
Fuente: elconfidencialdigital.com
Defensa tiene 58.000 test serológicos guardados en un almacén

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: