Defensa responde que no le consta que Margarita Robles haya recibido un informe sobre neonazis en las Fuerzas Armadas

Las Fuerzas Armadas se han visto envueltas en los últimos meses en un goteo de polémicas relacionadas con la posible presencia de militares ultraderechistas, nostálgicos del franquismo o directamente neonazis en su plantilla, y sobre la persistencia de símbolos, celebraciones y otras reminiscencias de la dictadura en los ejércitos y en la Armada.

En la denuncia de esos supuestos casos de ultraderechistas en las Fuerzas Armadas tiene un papel importante “Ciudadanos de Uniforme”, un canal de Telegram en el que se publican acusaciones anónimas de militares, que quieren sacar a la luz presuntas irregularidades de los mandos, decisiones injustas, medidas arbitrarias o lesivas para los militares que están bajo su mando…

También este grupo señala episodios que demostrarían la presencia de numerosos franquistas y neonazis en las Fuerzas Armadas, tanto entre los mandos como en niveles inferiores, como suboficiales y personal de Tropa y Marinería.

Informe sobre los “nazis infiltrados”

El pasado mes de febrero, El Salto Diario publicó una noticia con el título “El Ministerio de Defensa desoye un informe jurídico que denuncia la presencia de militares neonazis en activo en el Ejército”.

La información se hacía eco de dos informes que habría elaborado el colectivo “Ciudadanos de Uniforme”, y que habría hecho llegado al Ministerio de Defensa para denunciar con detalles estos casos.

“Este informe quiere mostrar la presencia de militares en activo con una clara y proactiva ideología nazi que están infiltrados en las Fuerzas Armadas españolas”, comenzaba uno de los documentos, en los que se proponían medidas para combatir esa supuesta infiltración ultraderechista en las Fuerzas Armadas, con el espejo de lo que han hecho países como Alemania, donde se han desarticulado complots terroristas de militares de ultraderecha.

Según se indicaba en la noticia, los informes se enviaron a Defensa a finales de 2020. En febrero de este año sus autores no habían recibido respuesta.

Pregunta de un diputado al Gobierno

Además de El Salto Diario, también el diario Público se hizo eco de este informe de “Ciudadanos de Uniforme”. A raíz de estas noticias, un diputado de EH Bildu en el Congreso de los Diputados, Jon Iñarritu, dirigió varias preguntas al Gobierno.

Confidencial Digital ha consultado una pregunta parlamentaria que registró a mediados de abril. Por lo que parece, Iñarritu ya había consultado sobre estos informes y no había recibido respuesta satisfactoria:

— “El Gobierno no ha respondido si es cierto que tiene en su poder un informe sobre la presencia de elementos ultraderechistas en las FFAA. La información publicada en el diario Público destacaba la existencia de un grupo neonazi en Murcia que tendría entre sus miembros a un capitán del Aire y a un sargento de la Marina. Ambos estarían reclutando cadetes. Estos ultras miembros de las FFAA destacarían por su incumplimiento de deber de neutralidad política y la continua apología de regímenes totalitarios”.

Tras esta introducción, con crítica incluida por la falta de respuesta, el diputado de EH Bildu planteó varias cuestiones:

— “¿Es cierta esta información?”.

— “¿Han constatado la existencia de un grupo neonazi que además de la apología de los totalitarismos violaría constantemente su deber de neutralidad política?”.

— “¿Se ha investigado este hecho? ¿Qué medidas se han tomado?”.

Evita responder sobre el contenido

Un mes después de registrarse esa pregunta parlamentaria, el Gobierno firmó la contestación. Al ser un tema sobre las Fuerzas Armadas, se entiende que la respuesta es responsabilidad del Ministerio de Defensa.

El texto de la respuesta no aborda con mucha concreción los hechos a los que se refería la pregunta de Iñarritu. El Gobierno incluyó unos párrafos que está utilizando como respuesta tipo ante el goteo (o avalancha, en algunos casos) de preguntas parlamentarias que diputados y senadores de partidos de izquierda llevan meses planteando sobre esas denuncias públicas de presencia de ultraderechistas en las Fuerzas Armadas.

“En relación con el asunto interesado, se señala que los militares en activo gozan de la libertad ideológica que reconoce el artículo 16 de la Constitución Española a todos los españoles, que comprende la prohibición de ser obligados a declarar sobre su ideología”, comienza el Ejecutivo en la contestación, y añade que “en el ejercicio de sus funciones, están obligados a conducirse con la más estricta neutralidad política y sujetos a la prohibición de integrarse en partidos políticos o sindicatos”.

Además asegura que “en los supuestos en que existan indicios de infracción, se aplican los procedimientos de información, disciplinarios o de otra naturaleza que establecen las leyes. En consecuencia, el Ministerio de Defensa ha impuesto sanciones en diversos supuestos. Recurridas éstas, el Tribunal Supremo ha confirmado algunas y, en otras ocasiones, ha confirmado la existencia de una infracción, pero reducido la sanción”.

“En el ministerio no consta”

Termina la respuesta con la única referencia directa al informe o informes de “Ciudadanos de Uniforme” al que se refería Jon Iñarritu, al hablar de la noticia de Público que dio detalles de “la existencia de un grupo neonazi en Murcia que tendría entre sus miembros a un capitán del Aire y a un sargento de la Marina [sic]. Ambos estarían reclutando cadetes”.

“En el Gobierno, en concreto en el Ministerio de Defensa, no consta el informe al que hace referencia Su Señoría”, ha declarado el Ejecutivo por escrito.

Es decir, de esta forma se ha dado a entender que ni Margarita Robles ni su ministerio han recibido el o los documentos que “Ciudadanos de Uniforme” afirmó haber enviado a finales de 2020 con casos de esa supuesta “infiltración ultraderechista” en las Fuerzas Armadas.

ECD consultó con el Ministerio de Defensa, para ampliar la información sobre este asunto. Al cierre de esta edición no se había recibido respuesta.

“Lo ha visto e ignorado”

Confidencial Digital también se puso en contacto con el colectivo “Ciudadanos de Uniforme”, para intentar aclarar las versiones contrapuestas de este grupo y del Ministerio de Defensa.

Desde “Ciudadanos de Uniforme” insisten en que hicieron llegar ese informe a la ministra Robles. Es más, aseguran que les consta que Robles “lo ha visto e ignorado”, en el sentido de que no ha tomado ninguna medida de las propuestas para acabar con esa supuesta infiltración ultraderechista en el estamento militar.

Teniendo en cuenta que se trata de un grupo anónimo, que trata de garantizar el anonimato de sus miembros para no verse envueltos en acciones disciplinarias (en el caso de los militares en activo que participen), desde “Ciudadanos de Uniforme” precisan que ellos directamente no contactaron con la ministra.

De forma que le habrían hecho llegar su denuncia a través de terceras personas, se entiende que personas de confianza de “Ciudadanos de Uniforme” que habrían hecho de intermediarios para presentarle el material a la ministra.

Fuentes consultadas por ECD recuerdan que existen ciertas relaciones y conexiones de miembros de partidos políticos, como Podemos e Izquierda Unida y también más minoritarios como Red Roja, con militares en activo, retirados y en excedencia, que forman parte de colectivos de militares republicanos, antifascistas y de izquierdas.

Aventuran que esa podría haber sido la vía para que “Ciudadanos de Uniforme” hiciera llegar sus escritos a Margarita Robles.

Con todo, el Gobierno ha asegurado oficialmente, en respuesta escrita a un parlamentario del Congreso de los Diputados, que “en el Ministerio de Defensa, no consta el informe” sobre la supuesta infiltración ultraderechista en las Fuerzas Armadas.
Fuente: elconfidencialdigital.com
Defensa responde que no le consta que Margarita Robles haya recibido un informe sobre neonazis en las Fuerzas Armadas

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: