Defensa probará drones dotados de armamento guiado

Las Fuerzas Armadas avanzan para contar con drones armados, es decir, capaces de disparar misiles a objetivos definidos. Es una aspiración de hace algunos años, que sin embargo se ha terminado cancelando.

Confidencial Digital ha comprobado que la Dirección General de Armamento y Material (DGAM) del Ministerio de Defensa ha dado recientemente dos pasos importantes en esta dirección.

Esta dirección general sacó a licitación un contrato de servicios consistente en la “Integración de armamento guiado en RPAS de Clase I (SET A-FOX)”. El contrato aún se encuentra en fase de evaluación, esperando ofertas de empresas interesadas en encargarse de ese trabajo, y cuenta con un presupuesto de 329.968,50 euros.

Ya a principios de este año el ministerio de Margarita Robles seleccionó el programa con ese nombre (“Integración de armamento guiado en RPAS de Clase I (SET A-FOX)”) que planteó la empresa española Aertec Solutions en el marco del Programa de Cooperación en Investigación Científica y Desarrollo en Tecnologías Estratégicas (Programa COINCIDENTE).

Ahora ese proyecto se concreta en una licitación pública de ese contrato de servicios para que una empresa colabore en la integración de armamento guiado en un RPAS de Clase I, se entiende que en uno de los drones que ya poseen las Fuerzas Armadas.

Los drones o RPAS de Clase I son aquellos con un peso por debajo de los 150 kilos. Se dividen en micro (hasta dos kilos), mini (de dos a 20 kilos) y ligero (por encima de 20 kilos, por debajo de 150).

El Ejército de Tierra, la Armada y el Ejército del Aire han ido adquiriendo en los últimos años distintos modelos de drones. En principio todos hasta el momento tienen misiones de vigilancia y reconocimiento.

Ahora Defensa pretende armar estos drones. Aunque es ya un modelo de mayor tamaño, clase II, los Predator B que ya tiene el Ejército del Aire pueden armarse con dos misiles AGM-114 Hellfire o con dos AIM-92 Stinger. Drones de menor tamaño tienen también sus correspondientes misiles para realizar ataques, principalmente a objetivos a tierra.

Pruebas en instalaciones del INTA

Además de abrir esa licitación pública, la misma Dirección General de Armamento y Material ha realizado gestiones para que esos nuevos drones armados puedan ser probados.

A finales de julio esta dirección general firmó un documento de encargo con el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial “Esteban Terradas” (INTA), que es un organismo también dependiente del Ministerio de Defensa.

El documento fija las bases para que la Dirección General de Armamento y Material pueda realizar pruebas y experimentos en instalaciones del INTA, que tiene varios campus por Madrid donde se llevan a cabo ensayos con armamento.

En este caso, el objeto de este encargo es realizar en dependencias del INTA varias actividades relacionadas con el Programa RAPAZ, el proyecto que engloba todas las investigaciones de Defensa sobre vehículos aéreos no tripulados.

Una de las actividades consiste en realizar un “estudio para la certificación e integración de varias cargas de pago sobre RPAS Clase I SMALL, MINI y MICRO y RPAS Clase I Armado”. Ya se cita, como uno de los tipos de dron que probará Defensa, los “RPAS Clase I Armado”.

También incluye ese acuerdo “realizar estudio de alternativas a la obtención del Certificado Tipo en el proceso de Certificación de Aeronavegabilidad Militar para los RPAS Clase I SMALL, MINI, MICRO y Armado”, y el asesoramiento y las pruebas con sistemas aéreos propiedad del INTA.
Fuente: elconfidencialdigital.com
Defensa probará drones dotados de armamento guiado

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: