Defensa no informa de cuántos militares encuentran trabajo gracias al Ministerio tras los despidos a los 45 años

La subsecretaria de Defensa, María Amparo Valcarce, compareció el pasado martes 26 para informar del seguimiento de las 40 medidas para mejorar las expectativas profesionales de los militares de Tropa y Marinería y los Reservistas de Especial Disponibilidad (RED).

Los efectivos de Tropa que al cumplir los 45 años no logran la condición de permanente pasan a la categoría de Reservistas de Especial Disponibilidad (RED). Es decir, rompen parcialmente su relación laboral con las Fuerzas Armadas.

Los RED pierden la condición de militar, pero por necesidades de los ejércitos pueden ser reactivados y, entonces, recuperar la condición manteniendo el empleo y especialidad que tenían antes de que finalizara su compromiso de larga duración.

Las iniciativas y recomendaciones de orientación laboral, de promoción en las Fuerzas Armadas o de tránsito al ámbito laboral civil, fueron aprobadas con un amplio consenso el 27 de septiembre de 2018 por la Comisión de Defensa, reunida para hacer un seguimiento.

Durante la comparecencia, la subsecretaria fue explicando las acciones emprendidas para llevar a cabo cada medida y su situación, así como el impacto de algunas de ellas.  

Uno de los asuntos claves a los que hizo referencia Valcarce es la reinserción civil de los militares de Tropa y Marinería cuando se ven obligados abandonar las Fuerzas Armadas a los 45 años.

Para ello Defensa ha puesto en marcha distintos convenios, planes formativos y un programa de orientación laboral. Sin embargo, la número tres de Robles no informó de los militares que se han beneficiado de los programas de orientación laboral y en concreto del SAPROMIL 4.0.

Sin datos de los militares beneficiados por el SAPROMIL Y Rumbo Empleo

El SAPROMIL es un proyecto de la Dirección General de Reclutamiento y Enseñanza Militar (DIGEREM) para favorecer la empleabilidad de personal militar y RED de cualquier ejército, cuerpo, escala, especialidad y empleo que voluntariamente solicite su participación.

La subsecretaria explicó que el proyecto 4.0 se encontraba muy avanzado. Se van a incorporar técnicas de inteligencia artificial “para impulsar un marco de actuación integral más ambicioso y eficaz en el ámbito de la orientación laboral del personal militar del Ministerio de Defensa”.

El actual SAPROMIL tiene casi 16.000 inscritos, 1.194 de los cuales son RED, y 271 empresas colaboradoras, que han realizado más de 500 ofertas de trabajo a través la plataforma

El portavoz de Ciudadanos, Gutiérrez Vivas, reprochó a Valcarce la falta de presentación de resultados de las medidas, la ausencia de datos concretos. Respecto al SAPROMIL criticó su falta de efectividad. “¿Cómo nos viene a hablar del 4.0 cuando no han funcionado ni el 3.0, ni el 2.0, ni el 1.0? Si ha sido una ruina absoluta porque no ha dado empleo a nadie”.

Por otra parte, Defensa ha puesto en marcha el programa “Rumbo Empleo”, con un presupuesto plurianual de cuatro millones de euros, para el seguimiento, orientación, y asesoramiento personalizado de militares de Tropa y Marinería y RED de cara a la incorporación al ámbito laboral civil.

El comienzo de la fase de ejecución coincidió con el inicio de la crisis sanitaria de la Covid-19, pero hasta la fecha ya se han inscrito casi 400 candidatos

La asociación Unión de Militares de Tropa responde a estas medidas y evaluaciones de la subsecretaria a través de un comunicado al que Confidencial Digital ha tenido acceso criticando ambos programas.

“El programa Rumbo Empleo no deja de ser un SAPROMIL plasmado en papel que al igual que su antecesor programa, no cumple con lo estipulado en las salidas profesionales de la Tropa y Marinería. ¿Cuánto personal de Tropa y Marinería ha sido “recolocado laboralmente” en los últimos años? Se lo diremos nosotros, no llegan a cinco. Fracaso total que se va a repetir nuevamente con el programa Rumbo Empleo”.

En contraposición, la Asociación Unificada de Militares Españoles considera que el grado de oferta de «salidas» y promoción para el personal militar temporal es grande. Señalan a ECD que la permanencia se favorece al haberse multiplicado por 10 las plazas que se convocan y añaden abanico de convenios y reservas en el propio Ministerio, en las administraciones públicas y con empresas.

Sin embargo, consideran que es preciso cambiar la ley militar para establecer “unos parámetros distintos de personal y no tener que depender del actual entramado de reservas, convenios, acuerdos, para poder reubicar laboralmente a los militares”.

ECD ha solicitado a Defensa los datos sobre militares de Tropa y RED que han encontrado un empleo gracias a sus programas de orientación laboral siendo la respuesta del Ministerio la comparecencia de Valcarce. Tampoco hemos recibido la información sobre los efectos en empleabilidad de los programas formativos.

Otras medidas para los militares de Tropa y marinería

En los últimos dos años, el Ministerio ha duplicado las plazas hasta las 700 en 2020 para el acceso de los militares de Tropa y Marinería a una relación de servicios de carácter permanente.

“Un gran esfuerzo al que se pretende dar continuidad alcanzando las mil plazas este año, un incremento del 185%”, señaló Valcarce.

Además, la asignación de los RED se ha revalorizado en un 5,5% desde 2018, hasta los 664,36 euros actuales. Dicha percepción económica es compatible con remuneraciones que se puedan obtener en el ámbito laboral privado.

Por otra parte, se han incrementado a un 75% la reserva de plazas para Tropa y Marinería, así como RED, en las convocatorias para el acceso a cuerpos adscritos al Ministerio.

La Asociación de Tropa y Marinería Española critica que no se valore el tiempo de servicio como servidor público en las convocatorias de funcionarios o personal laboral. Además, explican que mecanismos de formación como el programa Consigue+ para sacar un título de grado medio en 6 años no están funcionando.  

Además, consideran que mientras no se cree una ley de carrera única un elevado número de personal de Tropa y Marinería está condenado a ser parado de larga duración o con empleos de subsistencia.

Once medidas para la formación

Valcarce presentó once medidas parala adaptación de la enseñanza militar al Plan de Modernización de la Formación Profesional, becas y programas para la obtención de diversos títulos y cursos en colaboración con el SEPE.

En colaboración con el SEPE se han establecido convenios que han permitido financiar y realizar 141 cursos de 41 especialidades en el año 2020 destinados a los RED, dentro del programa ‘Proponte’.

En el capítulo de la reinserción al ámbito civil, en el 2019 y 2020 se han promovido 17 convenios con el sector empresarial privado para impulsar la contratación de personal militar.
Fuente: elconfidencialdigital.com
Defensa no informa de cuántos militares encuentran trabajo gracias al Ministerio tras los despidos a los 45 años

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: