Defensa cesa a la jefa de Recursos Humanos del Hospital Gómez Ulla tras la crisis del coronavirus

Cese en el Hospital Central de la Defensa Gómez Ulla tras la gran oleada de coronavirus que obligó a abrir el centro a cientos de infectados. El Ministerio de Defensa ha decidido apartar a la teniente coronel médico que oficialmente ocupaba el cargo de responsable de Recursos Humanos, pese a que desde hace casi dos meses ya había otra persona ejerciendo ese cargo.

El Boletín Oficial del Ministerio de Defensa (BOD) recogía este martes una orden firmada por el subdelegado de Defensa, Alejo de la Torre, que disponía el cese en su actual destino de Ruth Obregón, teniente coronel médico.

Obregón era la responsable de Recursos Humanos del Hospital Central de la Defensa. Sin embargo, ya entre finales de febrero y principios de marzo fue apartada de este cargo, al menos en la práctica, según fuentes consultadas por Confidencial Digital.

Justo antes del gran estallido de la crisis del coronavirus en España, esta teniente coronel fue sustituida por Eva Gálvez, quien de hecho fue presentada a los representantes sindicales de la plantilla sanitaria civil del hospital como la nueva jefa de Recursos Humanos. Según esas fuentes, la teniente coronel Ruth Obregón iba a ser reubicada en la Inspección General de Sanidad, tras haber acumulado quejas de parte de la plantilla del hospital por la gestión del personal.

Sin embargo, el cese formal no ha llegado hasta ahora. Ruth Obregón no sólo deja de ser jefa de Recursos Humanos, sino que abandona el Hospital Gómez Ulla.

Aunque en su día fue nombrada por libre designación, ahora ha sido cesada “a petición del director del Hospital Central de la Defensa, previo informe favorable del Inspector General de Sanidad” de la Defensa.

Fuentes militares de alto rango aseguran que no había buena relación entre el general de Brigada director del hospital y la teniente coronel Obregón. Fruto de ese desencuentro, Obregón fue apartada del mando efectivo de Recursos Humanos entre finales de febrero y principios de marzo.

Sin embargo, no se oficializó su cese, algo que sí se ha hecho ahora, meses después. Las fuentes consultadas destacan la redacción de la orden de cese. Señalan que es algo inusual que se aporte tanto detalle del procedimiento del cese: no se suele especificar que se haya producido “a petición del director del Hospital Central de la Defensa”,

Tras ser cesada, esta teniente coronel queda en situación de servicio activo pendiente de asignación de destino en Madrid. Estará bajo la dependencia del subsecretario de Defensa, aunque a efectos de tramitación administrativa queda adscrita a la Subdelegación de Defensa en Madrid.

Esa precisión, de que queda bajo dependencia del subsecretario de Defensa, tampoco es habitual en estos ceses. Los oficiales médicos, cuando cesan del destino, suelen ser enviados a la Inspección General de Sanidad, como ocurrió con la directora del hospital militar de Zaragoza, Ana Betegón.

Refuerzos en el Gómez Ulla

Desde que empezó el estado de alarma, el Hospital Central de la Defensa Gómez Ulla ha sufrido cambios en su plantilla. Recibió el refuerzo de decenas de médicos y enfermeros militares, en traslados forzosos temporales, y más adelante se publicaron resoluciones concediendo el destino a otros sanitarios militares.

Además, Defensa envió a militares del Ejército de Tierra para hacer tareas de celadores, ante el alto número de enfermos que estaba recibiendo el hospital. Se amplió el número de camas abriendo el gimnasio para ello, se reclamaron respiradores a bases y unidades militares… todo para hacer frente a la epidemia que también obligó a poner el Gómez Ulla en alerta por el coronavirus.

Por tanto, el cese de un miembro tan destacado de la plantilla del hospital ha llamado la atención en ambientes militares.
Fuente: elconfidencialdigital.com
Defensa cesa a la jefa de Recursos Humanos del Hospital Gómez Ulla tras la crisis del coronavirus

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: