De "Balmis" a "Baluarte", los presupuestos de Defensa deben respaldar la primera línea de las Fuerzas Armadas

Tras 98 días, el 21 de junio finalizaba la Operación Balmis del Ministerio de Defensa de lucha contra el coronavirus, que con 20.000 intervenciones supuso el mayor despliegue de las Fuerzas Armadas en tiempos de paz. Lejos queda ya aquella fecha, cuando la pandemia se antojaba algo más controlada y los servicios de los militares españoles parecían no ser ya necesarios. Hoy la situación dista mucho de ser la prevista, anticipándose la llamada segunda ola antes de la habitual gripe y sin que el verano haya llegado a su fin. Con una segunda fase de la Balmis a la vista, los militares deben de nuevo calentar motores y ponerse al servicio del país, preparándose para desempeñar nuevas misiones. Nunca dejaron de hacerlo realmente.


Fuente: Defensa.com
De «Balmis» a «Baluarte», los presupuestos de Defensa deben respaldar la primera línea de las Fuerzas Armadas

A %d blogueros les gusta esto: