BAE Systems presenta la quinta generación de su blindado CV90

La compañía británica BAE Systems ha presentado este jueves la quina generación de su familia de vehículos de combate de infantería (IFV) CV90. El nuevo desarrollo, que representa la versión MkIV, ofrece según el fabricante importantes mejoras, entre las que se incluyen “mayores capacidades de tren de transmisión y tecnología de amortiguación activa para mejorar la velocidad y la conducción en el campo de batalla”.


La plataforma renovada cuenta además con la última arquitectura electrónica con estándar OTAN “para satisfacer la demanda de los clientes de integración de sensores e implementación de sistemas autónomos”.


El CV90 MkIV está propulsado por un motor Scania de 1.000 caballos de potencia y cuenta con una transmisión mejorada de alta resistencia X300. Además gana un par de toneladas respecto a la versión anterior, y llega a las 37. Ese peso representa que el vehículo gana en 2.000 kilos de carga adicional “sin una disminución en la agilidad del vehículo y con el mismo nivel de protección”.


La empresa reconoce que tiene la intención de ofrecer el nuevo desarrollo a la República Checa, que tiene un proceso abierto para sustituir su antigua flota de blindados IFV BMP-II, de origen soviético. En concreto, Praga quiere dotarse entre 2020 y 2026 de 210 nuevos vehículos de combate de infantería, para lo que espera desembolsar 50.000 millones de coronas (en torno a 1.900 millones de euros).


De momento ya ha evaluado otras dos versiones del CV90 , una con torreta manual y otra con una remotamente manejada; el vehículo Ascod, desarrollo hispano-austriaco fabricado por General Dynamics European Land Sistems (GDELS), el Puma, ofrecido por PSMfirma conjunta formada a partes iguales por las alemanas Krauss-Maffei Wegmann (KMW) y Rheinmetall Landsysteme, y el Lynx KF31, diseñado en solitario por Rheinmetall.


La nueva versión MkIV se suma a una familia de vehículos, la de los CV90, que ya ha sido probada en combate y del que se han entregado más de 1.280 unidades en 15 configuraciones distintas a las fuerzas armadas de siete países: Dinamarca, Estonia, Finlandia, Noruega, Suecia, Suiza y Países Bajos.


Fuente: Infodefensa.com

Los NH-90 navales belgas se quedan en tierra por problemas con el radar

Los nuevos NFH-90 belgas estarán fuera de servicio durante un periodo previsto de hasta año y medio. El modelo sustituto del Sea King en tareas de rescate en el mar tiene problemas con el radar que deberán solventarse en los próximos meses.


El comandante de la Fuerza Aérea del país, el general Frederik Vansina, se ha mostrado disgustado con estos aparatos: “Todo ha salido mal desde la entrega”, ha afirmado. En tres de las cuatro aeronaves que ya prestan servicio desde 2015 el radar no alcanzó el rendimiento requerido e incluso en ocasiones llega a apagarse solo, de acuerdo con la información publicada por la cadena pública flamenca VRT Radio.


La fuente añade que el radar de los tres Grey Caiman, como se conoce a los NFH-90 en Bélgica, deberán ser reparados por el fabricante, que necesitará un tiempo mucho mayor que los entre tres y seis meses inicialmente previstos. Ahora, apunta, se estima que los helicópteros llegarán a estar fuera de uso durante cerca de año y medio.


El cuarto helicóptero, todavía operativo, dejará de prestar temporalmente servicios durante esta semana para ser sometido a tareas de mantenimiento. El primer Gray Caiman que volverá a estar disponible lo hará en primavera. El problema es que al contar con una única unidad en servicio ésta debe ser empleada para mantener a las tripulaciones listas.


Durante este tiempo Bélgica continuará sirviéndose de los viejos Sea King (en la foto inferior junto a un NFH-90), que llevan operativos más de 40 años, aunque se teme que en ocasiones llegue a quedarse sin servicio de rescate en el mar durante unas horas, e incluso días. En estos casos podrá echar mano de los recursos de países vecinos, con los que tiene suscrito acuerdos que lo permiten. El temor es que Bruselas tenga que abusar durante los próximos meses de esta ayuda por sus dificultades para mantener su servicio operativo.


El Ministerio de Defensa belga ha llegado a acusar al contratista principal de los nuevos helicópteros, NH-Industries, de no cumplir con sus promesas. Además, los aparatos requieren inspecciones regulares por cada 600 horas de vuelo, lo que en ocasiones también compromete su disponibilidad, según la fuente.


Estos problemas impiden que las nuevas aeronaves puedan ser desplegadas en las fragatas belgas antes de 2025, diez años después de su entrada en servicio.


La cadena flamenca destaca que el programa de helicópteros NH debía haber sido un ejemplo de cooperación europea en industria de defensa, pero que, debido a la primacía de los intereses nacionales, ahora no hay menos de 22 versiones del helicóptero. De este modo, concluye, se está convirtiendo en un ejemplo de cómo no ha de llevarse a cabo la cooperación europea en defensa.


Source: Infodefensa.com

Damen completa la entrega de cuatro patrulleros oceánicos FCS 3307 a Nigeria

La constructora naval neerlandesa Damen ha entregado el cuarto buque 3307 que le encargó la compañía nigeriana Homeland Integrated Offshore Services Limited (HIOSL). Esta empresa mantiene un acuerdo con las fuerzas navales del país para proteger al sector petrolero.


El nuevo barco, denominado Guardian 4, estará destinado a proteger las áreas de extracción del Golfo de Guinea. Allí hará frente a, entre otras amenazas, las actividades de piratería contra las plataformas petroleras.


HIOSL es una de las escasas empresas de seguridad privada marítima que mantiene un acuerdo con el Gobierno del país para prestar servicios en virtud de un memorando de entendimiento con la Armada nigeriana.


El buque patrullero 3307 es una variante del Fast Crew Supplier (FCS3307, fabricado por los astilleros neerlandeses Damen. Se trata de naves capaces de alcanzar una velocidad de 30 nudos y de desarrollar una “rápida aceleración y un excelente comportamiento”, de acuerdo con su desarrollador. Además, el nuevo barco añade mejoras como la inclusión de una cámara del timonel blindada, está preparado para acoger hasta 16 militares equipados y cuenta con una lancha rápida de rescate. También dispone, entre otros equipos, de 15 asientos para la transferencia de personal.


El primero de los cuatro 3307 encargados por Nigeria fue recibido por HIOSL en 2017 y la segunda unidad llegó en el último trimestre de 2015, año y medio después de que la primera comenzase a operar.


HIOSL lleva desde 2006 prestando servicios marítimos de seguridad y logística a la industria del gas y el petróleo presente en la nación africana. Su consejero delegadoLouis Ekere, ya destacó durante la entrega de la segunda unidad, hace más de dos años, las “muy positivas experiencias que tenemos con nuestro primer patrullero FCS 3307Guardian 1”. Esa unidad, la Guardian 1 fue elegida por la revista especializada Work Boat World como el Mejor Patrullero Oceánico en 2014. Se trata, añadió Ekere, “del mejor buque en su campo en términos de velocidad y capacidades de intervención”.


Damen Shipyards Group cuenta actualmente con 32 astilleros e instalaciones de reparación de buques en distintas partes del mundo en las que emplea a 9.000 personas. De momento ya ha suministrado más de 5.000 embarcaciones a clientes de más de un centenar de países. Su ratio de entregas se sitúa actualmente en unos 160 barcos al año.


Source: Infodefensa.com

Saab llevará a EEUU su sistema no tripulado que simula ser un submarino

La compañía de defensa sueca Saab ha sumergido a sus ingenieros en un proyecto de tecnología no tripulada que este año va a mostrar a la marina más poderosa del mundo, la de Estados Unidos. Si no hay contratiempos la US Navy conocerá de primera mano las capacidades del AUV62-AT, un ingenio naval concebido para imitar a los sumergibles militares frente a aviones y buques de lucha antisubmarina.


Saab ha revelado esta semana el programa de demostración que llevará su sistema no tripulado subacuático hasta Estados Unidos el próximo verano para participar en la iniciativa denominada Ensayo Comparativo Extranjero. También existe la opción de que las pruebas se extiendan a 2019 para que la Armada de EE UU tenga más elementos de juicio sobre el nuevo producto.


En realidad, el AUV62-AT ya presta servicio en las fuerzas armadas de varios países, de acuerdo con la empresa. Con él se “reemplaza completamente el uso de submarinos para hacer de objetivos durante los ejercicios de entrenamiento”, explica la compañía.


El vehículo no tripulado sumergible de Saab un aparato desarrollado sobre la base de un torpedo T-62, fabricado igualmente por la empresa nórdica, para imitar la huella acústica (firma acústica, según el argot naval) que dejan los submarinos. Con él se busca mejorar las capacidades de lucha antisubmarina (ASW, por sus siglas en inglés) de otras plataformas y sus tripulaciones.


Con el Saab AUV62-AT se evita a la Armada que lo emplee el uso durante los entrenamientos ASW de un verdadero submarino, que se vería obligado a dejar eventualmente su misión asignada, durante este tipo de entrenamientos.


Source: Infodefensa.com

China ya construye su tercer portaaviones

El sueño chino de contar con una flota completa de submarinos (hasta media docena, según distintas fuentes) se está convirtiendo en realidad. El país inició el año que acaba de terminar la construcción de su tercera unidad. El nuevo buque estará equipado con un “sistema de lanzamiento de alta tecnología”, de acuerdo con fuentes del Ejército Popular de Liberación, como se denominan las Fuerzas Armadas del país.


La construcción del nuevo portaaviones será más complicada que la del anterior, que fue el primero fabricado por China en su historia. Las fuentes estiman dos años para completar el nuevo casco, mientras que la Armada continúa formando a más pilotos de combate para que puedan operar desde los nuevos portaaviones, informa el periódico local South China Morning Post.


Algunas fuentes ya adelantaron el año pasado que Pekín llevaba meses construyendo un tercer portaviones en Shanghai, y que se esperaba que fuese dotado de sistemas de catapultas, lo que confirma la información revelada ahora. Hace unos meses trascendió también que los futuros portaaviones chinos contarán con catapultas de despegue, un sistema más complejo que el ski-jump ramp con el que están dotado los actuales, y que permite acortar el espacio de despegue y liberar así hueco para incluir más aviones y facilitar el uso de aeronaves con más capacidades.


El pasado noviembre Infodefensa publicó que los ingenieros chinos ya han comenzado a ensayar incluso con catapultas electromagnéticas de despegue. Se trata de un sistema más avanzado y similar al empleado por Estados Unidos en sus nuevos portaaviones de la clase Gerald Ford, cuya primera unidad, el CVN-78 Gerald R. Ford, inició sus pruebas de mar el pasado abril.


El contralmirante de la Armada china Yin Zhuo reveló que ya se han ensayado “miles de despegues” de aviones de combate J-15 empleando la nueva catapulta electromagnética. Zhuo aseguró que el sistema desarrollado por China puede superar al empleado por Estados Unidos, conocido por las siglas Emals.


Los planes del gigante asiático, según distintos medios, pasan por la creación de una flota de entre cuatro y seis portaviones con la que incrementar su poder naval y proteger sus intereses en los mares Este de China y Sur de China. Algunos especialistas han señalado incluso que el país trata de adquirir experiencia en la construcción de este tipo de naves convencionales para en una segunda fase poder desarrollar sus propios portaviones nucleares.


De momento, la industria China ya ha botado su primer portaaviones de construcción propia. El pasado abril fue bautizado el Shandong, un buque de 50.000 toneladas de desplazamiento que comenzará a operar previsiblemente en 2020 y que el próximo febrero tiene previsto iniciar sus primeras pruebas de mar, según información no oficial recogida por el diario chino Global Times.


Esta segunda nave, del conocido como Tipo OO1A, se sumará cuando comience a operar al Liaoning, un portaaviones de 67.000 toneladas a plena carga y con 300 metros de eslora con el que Pekín ya cuenta desde 2012, tras adquirirlo a Ucrania, que contaba con él por tratarse de una unidad de la antigua clase soviética Almirante Kuznetsov.


Source: Infodefensa.com

KAI entrega a Tailandia sus primeros aviones de entrenamiento T-50

Korea Aerospace Industries(KAI) ha anunciado el suministro de los dos primeros reactores de entrenamiento avanzado T-50 para la Real Fuerza Aérea de Tailandia. Los aparatos, que está previsto que lleguen por aire en un vuelo de doce horas, son los primeros del lote inicial de cuatro encargado por el país en 2015. Dos años después, el pasado verano, las autoridades tailandesas ordenaron otros ocho más.


Con estos doce aparatos Tailandia sustituirá a los L-39 con los que opera su fuerza aérea tras más de treinta años desde que fuesen construidos en la República Checa. El primer lote de cuatro aviones se valoró en el momento de su compra en unos 110 millones de dólares y la partida de los ocho últimos en 260 millones.


El pago de los ocho últimos deberá hacerse efectivo a lo largo de tres años. En cuanto a las cuatro aeronaves adquiridas en 2015, el contrato estableció un periodo de entregas de dos años y medio a partir de entonces, por lo que ya prácticamente ha espirado.


Además de Corea del Sur, en el concurso abierto en 2014 para elegir un nuevo entrenador para pilotos de la Fuerza Aérea Tailandesa, también compitieron opciones presentadas por China, Estados Unidos, Rusia e Italia. KAI explicó en un comunicado oficial al ganar el concurso que “Tailandia, que ha elegido países con avanzadas industrias de armamento, selecciona en esta ocasión un país asiático”.


El T-50 es un desarrollo de KAI emprendido en 2001 y durante ocho años con asistencia técnica de la empresa norteamericana Lockheed Martin y por un coste de dos billones de won (más de 1.700 millones de dólares). Desde entonces la compañía ha creado una serie de variantes acrobáticas y de combate, denominadas T-50BTA-50 y FA-50.


Al menos medio centenar de T-50 operan en la Fuerza Aérea de Corea del Sur, mientras que otros 16 fueron exportados a Indonesia en 2011. Además existe un contrato firmado en 2013 para suministrar 24 más a Irak y otro de 2014 con Filipinas para entregarle doce aparatos de la versión de combate ligero, la FA-50.


En total, por tanto, y contando los pedidos por Tailandia, KAI suma 64 unidades encargadas para su exportación. El precio conjunto de todos ellos alcanza los 2.900 millones de dólares. El Gobierno coreano también ofertó unidades de estos aparatos a Perú y en la actualidad la compañía está presionando para conseguir venderlos a Estados Unidos, Argentina y Botswana.


Source: Infodefensa.com

Polonia prevé anunciar este mes el constructor de sus futuros submarinos

Polonia va a anunciar qué socio estratégico elige para desarrollar sus futuros submarinos. Las compañías europeas Naval Group (francesa), ThyssenKrupp Marines Systems (empresa alemana conocida por las siglas TKMS) y Saab Kockums (noruega), son las tres firmas con opciones en el conocido como programa Orka.


La capacidad submarina de la Armada polaca quedó comprometida especialmente desde hace algo más de dos meses, tras un incendio declarado en su sumergible Orzel, que data de la época soviética. Este percance, como informó  en noviembre Infodefensa.com, ha dejado al país con cuatro naves de este tipo que “no tienen ningún valor militar”, según la prensa local. El periódico Wyborcza, que es el segundo más leído del país, ha llegado a poner en duda que el país conserve capacidad de guerra submarina tras el suceso del Orzel.


El Ministerio de Defensa del país ha revelado ahora sus intenciones de dar a conocer la identidad del ganador este mismo mes. El objetivo es la fabricación de tres nuevos submarinos equipados con misiles de crucero, más la opción una nave más.


En menos de dos meses se van a cumplir tres años desde que la defensa polaca ofreciese los primeros detalles de su futuro proyecto de submarinos. De acuerdo con aquel anuncio el objetivo inicial pasa por que los futuros buques estén armados con misiles de crucero y esto no debía modificar la recepción prevista de los dos primeros submarinos en 2022 (el siguiente debería estar listo en 2030).


Sin embargo, la estimación actual marca el periodo 2024-2026 como el previsto para la entrega de la primera nave, informa Jane´s. Hace tres años también se conoció que se creará un nuevo centro para el mantenimiento de estos nuevos buques, y que las embarcaciones también deberán ser capaces de transportar tropas ajenas a sus tripulaciones, entre otras novedades.


El coste de los tres futuros submarinos se estima en una horquilla que va de los 7.000 millones a los 10.000 millones de zlotys (en torno a los 1.800 y los 2.400 millones de euros al cambio actual).


De acuerdo con fuentes de la industria militar europea, resulta difícil pensar que Polonia acabe optando por un fabricante de sus nuevos submarinos distinto a Alemania, aunque en su momento las autoridades polacas llegaron a asegurar que los sumergibles germanos de la clase 212A que se preveía que iban a optar a este proceso no cumplían con los requisitos iniciales.


La propuesta presentada finalmente por la firma alemana TKMS es la de su buque 212CD, Naval Group opta con el Scorpene y Saab Kockums concursa con el modelo de submarino A26.


Source: Infodefensa.com

Alemania rechaza por "importantes deficiencias" su primera fragata F125

La última fragata F125, fabricada por el Arge F125, que incluye a las constructoras navales ThyssenKrupp Marine Systems y Lürssen, debe volver al astillero. La autoridad alemana de adquisiciones militares BAAINBw (agencia federal de equipamiento, tecnologías de la información y apoyo en servicio de la Bundeswehr) ha rechazado la entrega del buque por “las importantes deficiencias a bordo” detectadas, de acuerdo con un comunicado de la Armada alemana. La nave deberá ser sometida ahora a las mejoras y correcciones necesarias antes de que pueda ser definitivamente aceptada.


Se trata de la primera vez en la historia naval del país que la BAAINBw se niega a recibir un buque y lo devuelve a su fabricante. La nave, que se ha estado construyendo durante seis años, permanecerá en Hamburgo desde el 19 de enero para ser sometida a nuevos trabajos, de acuerdo con un portavoz de la autoridad de adquisiciones militares.


El Baden-Württemberg, como ha sido bautizado tanto el barco como la clase de cuatro fragatas gemelas encargadas por Alemania, fue sometido recientemente a pruebas en el Mar del Norte, frente a Noruega y Kiel. Tras los malos resultados, “el consorcio Arge F125 tiene la oportunidad de corregir los errores”, de acuerdo con la nota de la Armada, que especifica “que existen considerables defectos de software y hardware a bordo de la nueva fragata”. De ahí “la razón del regreso al astillero”.


La compañía alemana ThyssenKrupp Marine Systems (TKMS) ya botó en 2016 la fragata Sachsen-Anhalt, la tercera de la clase 125, compuesta por cuatro naves. Las dos unidades anteriores, la Baden-Württemberg, que ha sido devuelta, y la Nordrhein-Wesfalen, fueron lanzadas en diciembre de 2013 y abril de 2015, respectivamente.


El programa total de fragatas F125, con el que Alemania pretende sustituir a sus antiguas F122, está valorado en alrededor de 3.000 millones de euros, según la Armada del país.


ThyssenKrupp Marine Systems lidera el consorcio Arge F125 que en 2007 obtuvo el contrato de fabricación de los cuatro buques, en el que también participan los astilleros Lürssen Werft. Con ellos se sustituirán a las ocho fragatas de la clase 122 con las que cuenta la Marina Alemana.


De acuerdo con el fabricante, los F125 “están diseñados para la prevención de conflictos, la gestión de crisis y el desarrollo de operaciones intervención/estabilización en el ámbito internacional”. Se trata de buques concebidos para ser capaces de permanecer hasta dos años seguidos en el mar.


ThyssenKrupp Marine Systems es una de las seis grandes constructoras navales militares europeas. Las otras cinco son la británica BAE Systems, la francesa Naval Group, la italiana Fincantieri, la española Navantia y la neerlandesa Damen.


Source: Infodefensa.com

Nexter presenta la última versión del sistema de artillería 8×8 Caesar

La compañía francesa Nexter continúa añadiendo mejoras a su sistema de artillería autopropulsado Caesar, adquirido de momento por los ejércitos de Francia, Dinamarca, Indonesia, Tailandia y un país de Oriente Medio cuya identidad no ha trascendido. La empresa ha realizado una demostración con munición real frente a representantes de 18 países en la que ha puesto a prueba las capacidades de sus sistemas tierra a tierra de 105 y 155 mm.


La firma ha aprovechado la oportunidad para mostrar por primera vez la última versión de su Caesar 8×8 con sistema de carga automática. Esta plataforma va dotada de un dispositivo que asegura cadencias de disparo constantes y sostenidas en cualquier condición ambiental. En estas pruebas, realizadas frente a más de 80 personas, la compañía evidenció “la simplicidad de uso de este sistema de armas y confirmó su capacidad de supervivencia contra disparos” de respuesta, de acuerdo con la información facilitada por Nexter.


La nueva versión fue capaz de marcarse “un tiempo entre la llegada al punto de disparo y el inicio, después de lanzar una salva de seis proyectiles, de menos de tres minutos”. El Caesar es un sistema de artillería dotado de un cañón de 155 mm instalado sobre un camión de tracción 6×6 u 8×8.


Pruebas del 105 LG1


La sesión de demostraciones se completó con la presentación del sistema de artillería remolcada de 105 mm LG1. Se trata de un arma preparada para ser desplegada en un vehículo ligero, en helicóptero o incluso lanzada en paracaídas. Sus desarrolladores la definen como la pieza de artillería de asalto de 105 mm más ligera del mundo. Se trata de un elemento diseñado para proporcionar fuego de apoyo a fuerzas de reacción rápida.


El 105 LG1 ya se encuentra en servicio en las fuerzas armadas de Singapur, Tailandia, Indonesia, Bélgica, Canadá y Colombia.


El grupo Nexter suministra, entre otros, sistemas de armas y municiones para fuerzas navales, terrestres, aéreas y cuerpos policiales. Entre sus productos más conocidos se encuentran el sistema de artillería autopropulsada Caesar, los cañones Trajan, el tanque Leclerc, los blindados VBCITitus y Aravis, y la munición inteligente Bonus. Además es, junto a Thales y Renault Trucks Defence, una de las compañías que lidera el programa francés Scorpion, en el que se enmarca el desarrollo de los futuros vehículos blindados Griffon y Jaguar. La empresa facturó en 2016 un total de 866 millones de euros, de los que dedicó un 19 por ciento a actividades de investigación y desarrollo.


Source: Infodefensa.com

Francia recibe su primer avión C130J adquirido mientras mejora el A400M

Francia ya cuenta con el primer avión C-130J Super Hercules de la escuadra que creará junto a Alemania para cubrir sus necesidades mientras los nuevos A400M de Airbus alcanzan las capacidades previstas. El avión, que fue recibido en la base de Orleáns-Bricy, en el centro del país, a finales de diciembre, será entregado oficialmente este mes.


El Gobierno francés solicitó en 2015 a Estados Unidos la compra de cuatro aviones de transporte C-130J, fabricados por Lockheed Martin. El vendedor estimó entonces el coste de estas unidades más el del equipo asociado, piezas y apoyo logístico en 650 millones de dólares. Francia anunció previamente su intención de hacerse con cuatro C-130 para dar apoyo a sus fuerzas de operaciones nacionales mientras que los nuevos A400M , fabricados por Airbus Defence and Space, no cuentan aún con las capacidades de repostar helicópteros en vuelo ni de lanzar paracaidistas desde sus puertas laterales. Se trata de unas carencias en las que el fabricante europeo trabaja desde hace meses para solventarlas definitivamente.


El encargo francés inicial de C-130 J Super Hercules incluía dos aeronaves con capacidad de suministrar combustible a helicópteros en vuelo, variante conocida como KC-130J (segunda imagen), dotadas de motores turbohélices Rolls Royce AE-2100D, otras dos de la variante C-130J, también equipadas con propulsores del mismo tipo, más otros cuatro Rolls Royce AE-2100D para repuestos.


Según la información facilitada en su momento por la Agencia de Cooperación en Defensa y Seguridad estadounidense (DSCA, por sus siglas en inglés) la adquisición solicitada incluye seis sistemas de contramedidas AN/ALE 47; seis sistemas de alerta de misiles AN/AAR-47A(V)2; seis receptores de alerta radar AN/ALR-56; diez equipos integrados GPS/INS; veinte radios, diez de ellas AN/ARC-210 y diez AN/ARC-164 UHF/VF, más otras dos HF; diez terminales de voz seguras KY-100 , y diez equipos de voz segura KYV-5.


El año pasado Francia suscribió la creación junto a Alemania de  una flota conjunta de doce aviones militares de transporte C-130J . El acuerdo contemplaba la compra por parte de París de otras dos unidades más y de otra media docena de aparatos por parte de Berlín.


Tanto París como Berlín anunciaron estos planes de adquisiciones con un mismo argumento: mantener capacidades mientras la flota de aviones A400M encargada por ambos países alcanza niveles de operatividad óptimos. Se da la circunstancia de que se trata de los dos principales clientes del programa europeo de este modelo desarrollado por Airbus Defence and Space.


El C-130J es una actualización completa del C-130 Hercules, que incluye nuevos motores y una nueva cabina de vuelo, entre otros sistemas mejorados. Los Hercules son las aeronaves militares que más tiempo se han estado fabricando de la historia. La variante  C-130J está configurada como avión de transporte táctico.


En su interior es capaz de alojar más de 90 pasajeros o cerca de 22 toneladas de carga, lo que puede incluir hasta tres vehículos todoterreno Humvee o un transporte blindado M113. Para levantar ese peso cuenta con cuatro motores turbohélice AE 2100D3 con una potencia de 3.458 kW cada uno y que mueven una hélice Dowty Rotol D391 con seis palas por cada motor.


El aparato, de 40 metros de envergadura, puede volar a más de 600 kilómetros por hora y cubrir 5.250 kilómetros de distancia. Puede despegar en pistas de menos de un kilómetro con un peso total de algo más de 70 toneladas (su peso máximo al despegue alcanza las 79 toneladas y en vacío es de 34 toneladas).


Lockheed Martin recibió en 2016 una inyección de 10.000 millones de dólares por parte del Departamento de Defensa de Estados Unidos para continuar con el programa de producción de aviones de transporte C-130J.


Source: Infodefensa.com

A %d blogueros les gusta esto: