Cámaras de identificación facial y lectores de matrículas en Navantia para blindar la seguridad

En el astillero de Cartagena desarrolla los submarinos S-80; en San Fernando (Cádiz) construye corbetas para la marina de Arabia Saudí; en Ferrol levantará las fragatas F-110 para la Armada española…

Confidencial Digital ha podido saber que Navantia está sondeando entre empresas de seguridad para contratar a una que se encargue de instalarle un nuevo “Sistema de Control de Accesos” que encaje con el Plan Director de Seguridad Industrial de la empresa naval pública.

Lo ha hecho lanzando una consulta preliminar del mercado con la que busca que las empresas interesadas propongan las soluciones y capacidades que podrían aportar a las necesidades de Navantia, para así definir mejor las especificaciones técnicas “del eventual proyecto a licitar”.

Hay que mejorar los sistemas de seguridad

Todo surge del Plan Director de Seguridad Industrial que Navantia ha puesto en marcha “como consecuencia de la evolución tecnológica y los nuevos retos industriales orientados hacia la consecución de la transformación digital”, en conexión con el proyecto Astillero 4.0.

En el contexto de ese plan, Navantia ha detectado “que los sistemas de seguridad actuales necesitan una mejora y actualización para adaptarlos a las nuevas exigencias y que permita su interoperabilidad con los futuros sistemas, especialmente con la Plataforma Digital de Navantia”.

Ferrol, Cádiz, Cartagena y Madrid

La documentación de la consulta preliminar al mercado describe la situación actual y la tecnología con la que Navantia controla el acceso a todos sus centros operativos, situados en la Ría de Ferrol, en la Bahía de Cádiz (San Fernando y Puerto Real), en la Dársena de Cartagena (sus tres astilleros) y en Madrid (la sede central).

En todas estas instalaciones se pretende mejorar el sistema de control de accesos.

Un portavoz oficial de Navantia señala que estos planes obedecen a “un reemplazo normal por obsolescencia”.

Pero cabe señalar que la información de la consulta preliminar del mercado señala algunas novedades que se instalarían de aprobarse este proyecto, y que ahora mismo no están disponibles en la red de seguridad de Navantia.

Sensores biométricos que ahora no hay

Actualmente la empresa naval pública -controlada por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales, adscrita al Ministerio de Hacienda- cuenta con un sistema completo de control de accesos y presencia.

Se define como “un sistema centralizado, con un servidor central y terminales distribuidos por todas las instalaciones conectados a través de la VLAN exclusiva e independiente de Seguridad Industrial”, con un software de gestión SpecManager.

Entre otros elementos, incluye “impedimentos físicos de paso como molinetes, tornos, portillones y ventosas magnéticas y cerraduras electrónicas en puertas para personas; y barreras para vehículos”.

Sin embargo, presenta unas carencias que se van a resolver. Se indica, por ejemplo, que por ahora los sistemas de seguridad de las instalaciones de Navantia no disponen de lectores ni sensores biométricos para personas.

Tampoco tiene lectores de matrícula (para vehículos), arcos de control de mercancías en camiones ni control y vigilancia de los aparcamientos.

Eso sí, se indica que en cuanto al sistema de CCTV (videocámaras), “existe actualmente un proyecto de actualización y mejora del sistema de CCTV para adecuarlo a los requerimientos de interoperabilidad con el resto de los sistemas de seguridad a través de la Plataforma Digital. Incluye dar cobertura de vídeo a todos los controles de acceso con un IVA avanzado de lectura de matrículas y reconocimiento facial entre otras funcionalidades”.

Quién, cuándo, cómo y por dónde se puede entrar

En su objetivo de mejorar el control de accesos existente con tecnología actualizada y con mayores prestaciones, Navantia busca un sistema que cumpla varios objetivos, como son:

— Gestionar la apertura de puertas y de mecanismos de cierre dotados de sensores.

— Importar perfiles de acceso gestionados por la Plataforma que determinan quién, cuándo, cómo y por dónde puede entrar o salir de una zona.

— Controlar la presencia de las personas y el aforo de los locales.

— Registrar la entrada y salida de vehículos.

— Implantar un Sistema Antipassback para las zonas que lo requieran: un sistema Antipassback impide que una acreditación de identificación pueda usarse en más de una ocasión para acceder a un recinto sin haber informado previamente de la salida. Evita que, por ejemplo, entregando desde dentro la tarjeta identificativa a otra persona que se encuentra fuera, ésta pueda entrar sin ningún control.

Por tanto, Navantia se plantea encargar a una empresa que actúe sobre los sistemas de control de acceso en sus instalaciones de Ferrol, Cádiz, Cartagena y Madrid para establecer, entre otras cosas, “parámetros globales de personas, empresas y marcajes” y otros métodos de control de acceso, permisos y vigilancias en los aparcamientos.
Fuente: elconfidencialdigital.com
Cámaras de identificación facial y lectores de matrículas en Navantia para blindar la seguridad

A %d blogueros les gusta esto: