Caen a la mitad las intervenciones de la UME contra los incendios

Si la epidemia de coronavirus obligó a desplegar a la Unidad Militar de Emergencias y a recurrir a sus militares en jornadas muy largas durante semanas y meses, la campaña de incendios no está dando tantos problemas a la UME.

Las intervenciones de esta unidad militar ante fuegos se han reducido en la línea de la bajada general de incendios forestales. Según datos del Centro de Coordinación de la Información Nacional sobre Incendios Forestales (CCINIF) del Ministerio para la Transición Ecológica, hasta el 16 de agosto habían ardido en toda España un 48% menos de hectáreas que en el mismo período de 2019.

Los datos de la UME consultados por Confidencial Digital muestran que hasta el 8 de septiembre los militares habían sido activados para actuar en 16 incendios a lo largo de 2020. El año pasado participaron en los trabajos de extinción de 32 incendios.

Hasta el 12 de julio los datos indicaban una caída del 40% en el número de incendios y del 55% en la superficie quemada. Entonces se achacaron esas cifras al clima: más lluvias en primavera y temperaturas más suaves.

Pero además se apuntó que el confinamiento de la población en toda España también había contribuido a reducir el número de incendios, ya que la actividad humana (como las tareas agrícolas) es una de las causas principales del inicio de fuegos en los montes.

La UME fue movilizada en febrero para ayudar en las tareas de extinción de dos incendios, en las islas de Gran Canaria y Tenerife. Después llegó el coronavirus y la declaración del estado de alarma.

Durante la ‘Operación Balmis’ de las Fuerzas Armadas, la Unidad Militar de Emergencia se volcó en distintas actuaciones contra la epidemia del coronavirus: desinfecciones de residencias de ancianos y de otros espacios, traslado de fallecidos a morgues provisionales de Madrid, patrullas de presencia y reconocimiento…

Pero no intervino en incendios durante este tiempo. Conforme fue remitiendo la etapa más virulenta de la epidemia, y teniendo en cuenta también que otras muchas unidades de las Fuerzas Armadas estaban también desplegadas, la UME dio un paso atrás y comenzó a preparar la temporada de incendios.

La propia unidad reconoció que el mes de julio fue bastante tranquilo, pero desde finales de julio y durante el mes de agosto sí tuvo que acudir a varios fuegos en distintas provincias e islas por toda España: Orense, Albacete, Guadalajara, Madrid, León, Zamora, Tenerife, Cáceres, Huelva y Murcia.

También el 43 Grupo de Fuerzas Aéreas, con sus aviones apagafuegos, ha tenido menos trabajo. Siempre teniendo en cuenta que los datos de 2020 son hasta el 8 de septiembre, este año han realizado 2.349 descargas de agua en 883 horas de extinción, frente a las 3.675 descargas y 1.304 horas de todo 2019.
Fuente: elconfidencialdigital.com
Caen a la mitad las intervenciones de la UME contra los incendios

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: