Bugatti La Voiture Noire: la dama se viste de negro

Un apasionado a la par que millonario entusiasta de Bugatti, ha propiciado que la emblemática firma presentara durante la pasada edición del Salón del Automóvil de Ginebra el automóvil más caro del mundo, el Bugatti La Voiture Noire.

De este más que exclusivo vehículo se construirá una sola unidad que se entregará a su apasionado propietario en un plazo aproximado de dos años y medio, porque el modelo que se ha podido ver en el Salón es solo un prototipo que anticipa fielmente como será el producto final.

La cantidad que ha tenido que desembolsar asciende a nada menos que 11 millones de euros sin incluir impuestos, por lo que el precio total de la factura posiblemente se dispare hasta los 16,5 millones de euros.

var _bp = _bp||[]; _bp.push({ «div»: «Brid_53345807», «obj»: {«id»:»13055″,»width»:»16″,»height»:»9″,»video»:»396473″} }); //services.brid.tv/player/build/brid.min.js

A nivel mecánico, el Bugatti La Voiture Noire va propulsado por el mismo motor que incorpora el Bugatti Chiron.

Se trata de un motor de gasolina de 16 cilindros en doble V con 8 litros de cilindrada que desarrolla 1.500 CV y un desbordante par máximo de 1.600 Nm, cifra esta última de auténtica locomotora.

La sobrealimentación se encomienda a cuatro  turbocompresores, mientras que cada cilindro cuenta con dos inyectores. Todo este potencial se pasa al asfalto mediante un sistema de tracción total a través de un cambio automático DSG de doble embrague con 7 velocidades.

Este propulsor es una auténtica obra de arte de la ingeniería automotriz con sus cuatro bancadas de cilindros.

En lo que respecta a las prestaciones de La Voiture Noire se supone serán asimismo similares, velocidad máxima limitada a 420 km/h y aceleración de 0 a 100 km/h en menos de 2,5 s.

El motor va en posición central-trasera, es de 16 cilindros en doble V con 8 litros de cilindrada y 1.500 CV. No hay luneta trasera, ocupando su lugar un panel perforado.

Elegancia minimalista y a la vez intensa

El Bugatti la Voiture Noire es pura alta costura automotriz. Un precioso vestido de color negro, una estilizada envuelta a base de unas fluidas líneas recoge a la perfección el lema de la marca: la individualidad es la genuina forma del lujo.

Esta carrocería se ha creado con una elegancia a la que se llega a través del minimalismo y, además, en claro contraste, con un refinamiento que se alcanza mediante la intensificación en todos los detalles.

Su diseño aúna  modernidad y clasicismo, adoptando una serie de elementos y rasgos tan característicos de la marca como de emblemáticos modelos del pasado.

A este respecto, no falta en el frontal la tradicional parrilla de herradura de Bugatti, mientras en el lateral esa evocadora forma en C constituye un guiño al corte de las puertas de algunos clásicos de los años 30.

Por otro lado cabe destacar el parabrisas integrado con las ventanillas

Destaca en el lateral, a la altura del habitáculo, una evocadora forma en C que recuerda el corte de las puertas de algunos Bugatti de los años 30. El parabrisas se integra con las ventanillas.

Pero tras el color negro de la carrocería del Bugatti La Voiture Noire se esconde algo más profundo, pues retoma una denominación de leyenda.

La Voiture Noire (el coche negro) era uno de los cuatro Bugatti  Type 57 SC Atlantic Coupé que se construyeron entre 1936 y 1938, y pertenecía a Jean Bugatti, hijo del fundador de la marca, Ettore Bugatti.

Jean Bugatti influyó poderosamente en los diseños de la marca a finales de los años 20, diseñando posteriormente el Type 57 SC.

Esta es la razón por la que el nuevo Bugatti La Voiture Noire constituye la reinterpretación del clásico Type 57 SC Atlantic Coupé, en el que está inspirado.

El Bugatti La Voiture Noire está inspirado en el Bugatti Type 57 SC Atlantic Coupé (1936-1938), diseñado por Jean Bugatti.

La aleta que recorre el centro del vehículo desde la parte delantera a la trasera reproduce la legendaria costura dorsal del Atlantic.

Visualmente no hay ruptura al llegar al parabrisas, se encarga de dar continuidad una única raqueta limpiaparabrisas colocada en el centro del mismo, como en los Sport Prototipo de competición.

El resultado es una perfecta simbiosis entre historia y modernidad que asimismo se pone de manifiesto en las fluidas líneas de la parte trasera, donde un panel perforado ocupa el lugar de la luneta.

La aleta que recorre el dorso del vehículo desde la parte delantera a la trasera continua visualmente en el parabrisas por medio de la raqueta del limpiaparabrisas, situada en el centro del mismo.

Fiel a un legado

El Bugatti La Voiture Noire ha puesto a prueba la capacidad de la firma para construir los automóviles hiperdeportivos más exclusivos y lujosos del mundo, recogiendo fielmente esa célebre frase de Ettore Bugatti que resumía su pasión por la perfección: “si es comparable ya no es un Bugatti”.

Lleva a una nueva era, velocidad, tecnología, lujo y diseño, los cuatro pilares sobre los se ha asentado siempre la marca desde que la fundara Ettore Bugatti en 1909, justo hace ahora 110 años.

Formas muy fluidas configuran la parte trasera, en la que destacan poderosamente las seis salidas de escape.

De motivos técnicos a recurso estilístico

Aunque la aleta que recorre todo el dorso del Bugatti La Voiture Noire es bastante discreta y meramente decorativa, muchos se preguntarán el por qué de esa significativa costura dorsal con remaches del Bugatti Type 57 SC Atlantic Coupé.

El citado modelo derivaba del prototipo Aerolithe de 1935,  que llevaba los paneles de la carrocería remachados al estar construidos en duraluminio (una aleación de aluminio), por lo que no era posible utilizar para su unión la soldadura.

Estos paneles remachados en el dorso de la carrocería y pasos de rueda configuraban unas características costuras que obligaban a utilizar un parabrisas así como una luneta trasera de dos piezas.

Especial belleza y gran dosis de originalidad aportan al Bugatti Type 57 SC Atlantic Coupé sus características costuras con remaches del dorso y pasos de rueda, que sirven de inspiración al Bugatti La Voiture Noire.

Tan original receta a base de remaches también se utilizó en los cuatro ejemplares fabricados del Type 57 SC Atlantic Coupé, ahora bien, simplemente por motivos estilísticos, no técnicos.

Su carrocería de aluminio si admitía la soldadura, pero se apostó por mantener tanto la costura central como las de los guardabarros por la originalidad y especial belleza que aportaban al conjunto.

Una carrocería que se puede catalogar como la más bella entre las diseñadas por Jean Bugatti, en la que dejó bien plasmada su personal percepción de las proporciones y de la aerodinámica.

Lamentablemente La Voiture Noire, el coche de Jean Bugatti, continúa en paradero desconocido desde que desapareciera durante la Segunda Guerra Mundial.

Sin embargo el mito continuará de la mano de este exclusivo modelo de 11 millones de euros, del nuevo Bugatti La Voiture Noire cuando se entregue a su dueño en la segunda mitad de 2021.

 
Fuente: elconfidencialdigital.com
Bugatti La Voiture Noire: la dama se viste de negro

A %d blogueros les gusta esto: