BMPT “Terminator” I

 
BMPT “Terminator” I
La bestia del Este
 
Por Yago Rodríguez Rodríguez
 
El BMPT “Terminator” o Tanque de Combate de Infantería (Боевая машина поддержки танков) es uno de los diseños de vehículo blindado más interesantes desde la Segunda Guerra Mundial, ya que va contra todo lo que se supone que se debe hacer un vehículo de este tipo: ni homogeneiza, ni reduce el número de tripulantes, ni es barato, ni es polivalente.
El Ramka o Terminator, como es popularmente conocido, ha supuesto un nuevo flujo de ideas que han dado vida a un concepto de vehículo que, lejos de ser fantasioso o esperpéntico, representa una apuesta basada en las últimas experiencias de guerra híbrida y combate urbano que bien podría ser imitada en el resto del mundo.
Aunque al principio la diferencia entre los VCI (Vehículos de Combate de Infantería) y los MBT (Main Battle Tank o Carro de Combate Principal) estaba clara, con el tiempo ciertos escenarios y filosofías exigieron la construcción de nuevos vehículos a medio camino entre los anteriores. Vehículos que combinaban el blindaje del MBT con el armamento del VCI o incluso con simples ametralladoras.
Los únicos que en algún momento han seguido una filosofía de diseño que ha dado resultados con ciertas semejanzas al BMPT han sido los israelíes, quienes en su obsesión por ahorrar bajas a su pequeño país ya habían hecho que los carros Merkava tuvieran capacidad para transportar infantería, y que han diseñado APC (Armoured Personnel Carrier o Vehículo de Transporte de Infantería) pesadamente blindados como el Nagmachon, basado en la barcaza del Centurión, el Azcharit, basado en el chasis de los T-54/55 capturados a Egipto y Siria, y por último el más moderno Namera, basado en el Merkava y que incluso cuenta con el APS Trophy (Active Protection System o Sistema de Protección Activa)
Esta nueva saga de vehículos que ya no se pueden considerar meros VCI y van un paso más allá son conocidos como AIFV (Armoured Infantry Combat Vehicle o Vehículo Acorazado de Combate de Infantería) por sus siglas en inglés, sin embargo en el caso ruso creemos que el término AIFV no sería correcto, ya que los AIFV tienen capacidad para transportar infantería, requisito que no concurre en el BMPT Terminator, por lo que sería más correcto hablar de una especie de Carro de Asalto o CA, que es como nos referiremos a él en adelante.
Azcharit israelí. Foto – Zachi Evenor
 
 
HISTORIA
Cuando la Unión Soviética se implicó definitivamente en Afganistán a partir de 1979 no imaginaba el quebradero de cabeza que la complicada geografía humana y física de aquel país llegarían a representar.
Las líneas de suministros soviéticas en Afganistán dependían de los convoyes que atravesaban los numerosos pasos de montaña del país de los pastunes. Aquella situación fue aprovechada por los muyahidines quienes, primero con sus propios medios y posteriormente armados por Estados Unidos y Pakistán, tendieron emboscadas a lo largo de las carreteras de montaña con gran éxito, lo que puso de relieve las flaquezas del Ejército Rojo. Es lógico, pues sus fuerzas mecanizadas fueron diseñadas para combatir en la llanura europea y entre otras cosas no podían elevar sus cañones lo suficiente como para responder al fuego de hostigamiento que recibían desde las alturas.
Los soviéticos tomaron varias medidas para lidiar con las emboscadas, una de ellas fue desplegar a los VCI BMP-2 que poseían un cañón de tiro rápido que podía elevarse ofreciendo una capacidad de respuesta superior. Otra medida consistía en emplear los vehículos antiaéreos ZSU-23-4 Shilka. Esta última fue probablemente la medida más eficaz y, de hecho, se llegó a crear una variante específicamente diseñada para Afganistán que por lo pronto abandonaba su misión antiaérea original y que fue conocida como ZSU-23-4 Afganskii.
Sea como fuere se vio la necesidad de desarrollar un vehículo capaz de responder al fuego enemigo a cualquier altura y de paso tener una buena movilidad que le permitiera seguir de cerca a los carros de combate y apoyar las acciones ofensivas de la infantería. En todo lo dicho podemos resumir la idea del BMPT.
La empresa encargada de llevar a cabo el diseño de este CA fue el Bureau de Diseño de Uralvagonzavod, uno de los grupos de diseño de vehículos pesados más exitosos de la historia de la URSS y ahora de la Federación Rusa. En la era Putin, Uralvagonzavod también es la encargada de fabricar los BMPT como parte de la empresa semi-estatal Rostec, no obstante, cabe decir que en el plano de los componentes internos, caso de la planta motriz, ha recibido ayuda de industrias auxiliares como Uraltrak. También es posible que para el Sistema de Combate hayan contado con compañías de defensa extranjeras y en particular francesas como ya ocurrió con el T-90 y el sistema de control de tiro de Thales Group, aunque esta cooperación se habría paralizado tras la invasión de Crimea y la Guerra del Donbass y las subsecuentes sanciones galas.
Volviendo a la historia, durante los conflictos librados en Chechenia, las montañas afganas fueron sustituidas por los edificios de Grozny y el problema se repitió: ante una fuerza de infantería ligera, bien armada y decidida a combatir en terreno urbano o montañoso, las formaciones mecanizadas no contaban con los medios adecuados para enfrentar a un enemigo que dio a Rusia duras lecciones.
Así las cosas, los rusos prosiguieron el trabajo de los técnicos soviéticos y construyeron diferentes prototipos experimentales de lo más interesantes. En general hubo tres líneas de trabajo, la primera buscaba un vehículo más barato, basado directamente en el chasis y la torre de los T-72A/B que estaban disponibles en grandes cantidades. La segunda línea propugnaba modificar una barcaza basada en la de los T-72 pero que incorporase una nueva estación de armas. La tercera línea de trabajo era similar a la anterior sólo que empleando para ello una barcaza nueva. La segunda opción es la que prevaleció.
Fruto de la primera idea llegó el Object 787, realidad un T-72 cubierto en todas partes por blindaje reactivo Kontakt-1, al que se le había retirado el cañón principal y se le había colocado más blindaje tipo ERA (Explosive Reactive Armour o Blindaje Reactivo Explosivo) en el mantelete. Llevaba dos cañones de tiro rápido de 30mm a ambos lados de la torre junto a dos contenedores de cohetes termobáricos de seis unidades cada uno. También mantenía los lanzaartificios originales, además de incorporar un SCT (Sistema de Control de Tiro) mejorado pero aprovechando los espacios para las ópticas del diseño básico. En general esta era la adaptación más fácil, rápida y barata.
Object 787
La tercera línea de trabajo dio como resultado dos modelos, el Object 781 y el Object 782. Los dos compartían el mismo chasis altamente modificado que se caracterizaba por la superestructura de la barcaza dotada de un par de lanzagranadas automáticos AGS-17.
En el Object 781 se había optado por un innovador sistema compuesto por dos torretas ultracompactas independientes, ambas dotadas de cañones de tiro rápido de 30 mm y sendas ametralladoras coaxiales. Una de las torretas llevaba dos lanzadores carenados pensados para llevar ATGM o cohetes termobáricos, mientras que la otra incorporaba dos lanzaartificios. No estamos seguros de la configuración de la tripulación de este vehículo, y podría ser bien, comandante/artillero, artillero, dos operadores para los AGS-17 y un conductor, o bien podría ser de un comandante, dos artilleros, dos operadores de los AGS-17 y un conductor, lo que elevaría la tripulación hasta los a seis hombres.
El Object 782 tenía un diseño más convencional -similar al de un tanque- sólo que con una torre tripulada de bajo perfil equipada con un cañón de baja velocidad de 100 mm, un cañón coaxial de tiro rápido de 30 mm, una ametralladora media coaxial PKMT y una ametralladora pesada NSVT en el techo. Su torre se parecía mucho a la de los BMP-3. Este diseño necesitaba de cinco tripulantes, a saber, comandante, artillero, conductor y los dos operadores de los AGS-17D.
Por último, el Object 199 fue el escogido para entrar en producción, y a partir de él han nacido otras tres variantes: el BMPT Terminator, el BMPT-72 Terminator-2, y el BMPT-3 Terminator-3.
Cabe decir que también existieron otros prototipos menores, como el Object 199A equipado con un solo cañón de 30 mm y misiles Kornet, o una variante que hemos observado con cambios alrededor del anillo de la estación de armas, así como en el lugar donde se sitúan los AGS-17.
No obstante, antes de seguir adelante es conveniente recalcar que el camino iniciado por la URSS en el desarrollo de este nuevo tipo de vehículos fue seguido mediante otros diseños, como por ejemplo el BTR-T, un AIFV basado en la barcaza del T-55 pero con la protección muy mejorada y en lugar de la torre original una torreta ultracompacta operada por control remoto que suele montar o bien un cañón automático o bien una ametralladora pesada.
Sea como fuere, en el año 2000 el Object 199 fue presentado y en 2002 fueron producidas las primeras unidades definitivas. Desde entonces ha ido apareciendo esporádicamente en eventos militares y de la industria llamando mucho la atención de los medios pero sin lograr contratos importantes hasta hace apenas unos años, cuando Kazajstán, Rusia y Argelia firmaron los primeros contratos de adquisición.
El último capítulo de esta historia a la que aún le quedan muchas páginas ha sido el despliegue de los BMPT-3 en el escenario sirio como veremos más adelante.
Object 199. Foto – Narod.ru
 
 
GENERALIDADES
Antes de entrar en detalles es importante tener en cuenta que existen el BMPT Terminator, el BMPT-72 Terminator 2 y el BMPT-3 Terminator 3, este último a veces es llamado Terminator 1/2 ya que combina la barcaza del BMPT con la estación de armas del BMPT-72 y además incluye algunas pequeñas modificaciones. A su vez, el BMPT-72 se diferencia del resto en que no tiene los lanzadores de granadas AGS-17.
La barcaza de los BMPT se basa en la de los T-72B, pero cuentan con una nueva superestructura que la hace algo más alta, a fin de poder adosar las nuevas ópticas y los dos lanzadores de granadas a ambos lados por lo que podemos hablar de una barcaza construida en dos niveles. Sobre la misma se instala la estación de armas de bajísimo perfil que es la que soporta la mayor parte del armamento del vehículo.
La tripulación se compone de cinco hombres. En el primer nivel de la barcaza se encuentra el conductor, que se mantiene en la misma posición que en los T-72/90. En el nivel superior de la barcaza y detrás del conductor se encuentran los dos artilleros de los AGS, cada uno a un lado y en la zona de la estación de armas -detrás de los artilleros de los AGS- se encuentran el comandante a la derecha y el artillero del armamento principal a la izquierda. En el BMPT-72 al no haber AGS-17 la tripulación es de tres carristas.
AGS-17. Foto – Wikipedia
 
 
MOVILIDAD
 
Planta motriz
Uralvagonzavod ofrece dos motores a elección del cliente; de un lado está el V-84MS de mediados de los años 80 y que probablemente es el que equipan todos los BMPT Terminator, y de otro lado el V-92S2, mucho más moderno, que es el que usan los T-90A.
Ambos son motores de doce cilindros en uve que se caracterizan por ocupar poco espacio en comparación con sus contrapartidas occidentales, además ambos usan refrigeración líquida y admiten una variada gama de combustibles.
Existen varias diferencias entre el V-84 y el V-92. El primero utiliza un sobrealimentador centrífugo, mientras que el segundo usa un alimentador de turbina. Esta diferencia se traduce en que el V-92 es más eficiente, pero tarda un poco más en responder que él V-84, no obstante la diferencia más obvia se encuentra en la potencia que desarrolla cada uno, ya que mientras el primero llega a los 840 caballos, el segundo alcanza los 1.000.
El V-92S2 permite al BMPT llegar a casi 75 Km/h, mientras que el V-84MS se queda entorno a los 65 Km/h, aunque en la variante BMPT-72, que es más ligera, se debería poder aumentar algo más la velocidad.
La masa de ambos propulsores está en el entorno de la tonelada, y son capaces de alcanzar 2.000 revoluciones por minuto, aunque el V-92S2 requiere un 15% menos de combustible para desarrollar las mismas prestaciones.
En la página de Uralvagonzavod se afirma en el BMPT-72 tiene una autonomía de 500 Km, y se recalca “with barrels”, en referencia a los bidones externos. Esto es algo que nos sorprende, ya que tradicionalmente se había asumido que los T-72 o BMPT están diseñados para tener una autonomía de 400-500 Km con el combustible interno, y con bidones externos podría aumentar en 100 o 200 kilómetros, Sin embargo la propia Uralvagonzavod proporciona una información que contradice esto, y lo hace en varios vehículos.
Observando las cifras que ellos dan los propios fabricantes vemos algunas que sorprendentemente nos dan la sensación de estar calculadas a la baja. Por ejemplo, cuando se refieren a los T-90MS, que son la joya de la corona en cuanto a exportaciones, el dato que ofrecen es de tan sólo 60 Km/h, cuando este carro apenas pesa 50 toneladas y tiene un motor de 1130 caballos. Por todo ello entendemos que la cifra de 500 Km de autonomía con bidones externos es inferior a la real, más aún si se tiene en cuenta que el BMPT-72 es bastante más ligero que un T-72.
En base a lo anterior, estimamos que los BMPT Terminator y los Terminator 3 deberían mantenerse en las cifras convencionales de 400-500 Km ampliables a 600-700 Km con bidones externos y por carretera, ya que su estación de armas es mucho más ligera que la torre de un T-72, por lo que su peso fácilmente debería haberse reducido al orden de las 40 toneladas. Ha de tenerse en cuenta que un cañón 2A46M de 125 mm tiene una masa de 2,5 Tn aproximadamente, mientras que un solo 2A42 como el que usan los Terminator apenas llega a los 135 Kg.
El BMPT emplea una caja de cambios mecánica con siete marchas hacia adelante y una hacia atrás, lo que es un hándicap si se compara por ejemplo con nuestros Leopard 2. Una alta velocidad en reversa es, aunque mucha gente lo ignore, una característica que es muy útil en combate urbano. Probablemente los diseñadores del BMPT han renunciado a mejorar este aspecto para mantener los motores homogeneizados. Por cierto, que en cuanto a la motorización también se ha rumoreado que en el futuro los BMPT podrían recibir los motores V-99 de 1200 caballos de potencia, lo que mejoraría notablemente la movilidad táctica de estos vehículos.
Junto al motor principal, los BMPT-72 cuentan con una Unidad de Potencia Auxiliar (UPA) diésel que les permite mantener activadas la mayor parte de las funciones mientras el motor está apagado y consecuentemente se ahorra combustible y se reducen las firmas térmica y sonora. En concreto las UPA disponibles pueden ser dos, de un lado la DGU-5-P27 5-VM1 y de otro lado la DGU-8-P27 5-VM1, mientras la primera tiene 5 kW la segunda es capaz de proporcionar hasta 8 kW. La UPA se encuentra en el lado izquierdo de la barcaza justo encima de las cadenas y está protegida por un compartimento blindado.
V-92S2. Foto – A. Kholopotov
 
Tren de rodaje
El diseño general es el típico de los T-72/90, con ocho ruedas, de las que seis son convencionales, una es la rueda directora y la otra es la rueda tensora.
Mientras se ponían a prueba los prototipos se trabajaba con cadenas ordinarias como las que usaban los T-72 Ural. Sin embargo, desde que el BMPT fuera introducido en el servicio activo, se incluyó el nuevo diseño de cadena, más modular y con capacidad para adaptar zapatas de caucho, aunque el uso de estas aún no sea tan común en Rusia como lo es en Occidente dada la situación de su red viaria, en muchos casos de tierra en lugar de asfalto.
Lo que ocurrió con las cadenas sucedió también con las seis ruedas convencionales, las cuales han sustituido el diseño con ocho atornillados por el diseño más nuevo y simple de seis atornillados. Por último, en cuanto a la amortiguación, el BMPT usa el clásico sistema de barras de torsión.
 
Capacidades todoterreno
Sobre el papel, los BMPT pueden escalar obstáculos de 85 cm de alto y atravesar zanjas de 2,8 metros de largo. En cuanto al cruce de ríos el Ramka puede vadear un curso de 1 Km de largo y cinco metros de profundidad con preparación, y empleando el snórkel. Ahora bien, los BMPT Terminator tienen la desventaja de que no llevan el snórkel adosado de serie, al contrario que el resto de MBT y VCI rusos, lo que le podría suponer un problema a la hora de seguir el ritmo de los anteriores de encontrarse ante un río. Es posible que esto se deba, además de a su particular configuración, al hecho de que están enfocados al combate urbano.
No obstante, es cierto que para cruzar una corriente con poca o nula preparación el BMPT tiene un diseño mejor, ya que crear sobrepresión en el compartimento de combate lleva menos tiempo en la estación de armas que en la torre de un T-72, lo que también beneficia al tiempo de preparación del vehículo para entornos de guerra NBQ (Nuclear, Bacteriológica y Química). Con poca o nula preparación el BMPT puede atravesar un curso de 1,3 metros de profundidad.
 
Conductor
El conductor sigue igual de encajonado que en los T-72, disponiendo de un solo periscopio frontal que otorga una visión muy básica que va poco más allá de los 90º. Además, su posición está entorno a la superestructura de la barcaza, que es fija y que le impide ver lo que hay más allá de los 160º aunque se asome por la escotilla. Por si todo esto no fuera poco, al no haber torre y no poder asomarse el comandante, el conductor dispone de poco apoyo para conducir.
Para compensar la poca visión del conductor se ha acoplado una cámara pequeña en la parte baja, a la derecha de la estación de armas, lo que compensa buena parte de las carencias. De todas formas, sorprende que a estas alturas no se hayan incluido cámaras de conducción trasera y más aún para un vehículo que se las va a ver en entornos urbanos y montañosos y para el que una buena conciencia situacional del conductor es fundamental.
Por fortuna el periscopio del comandante está ubicado en lo alto de la estación de armas, por lo que dentro de lo que cabe puede ayudar al conductor cuando se mueva marcha atrás, aunque desde luego esto no es lo ideal, y menos aún en condiciones de combate.
BMPT-72
 
 
POTENCIA DE FUEGO
Sistema de Control de Tiro (SCT)
El SCT del BMPT Terminator está completamente computerizado gracias a un ordenador balístico que centraliza los datos de los sensores, así como los introducidos por la tripulación para producir el ajuste necesario y acertar al blanco.
Desgraciadamente se sabe muy poco acerca de las especificaciones técnicas de las ópticas empleadas por el Ramka, aunque podemos conjeturar en base al T-14 Armata que tanto la óptica del artillero como la del comandante deberían tener de 3 a 12 magnificaciones.
El comandanate cuenta con un periscopio B07-K1 rotable los 360º que se encuentra ubicado en lo alto de la estación de armas y cuya imagen se transmite al comandante a través de una pantalla, de igual forma que en una torre no tripulada. Este visor dispone de un láser de baja observabilidad para marcar objetivos o para la telemetría. Igualmente es probable que cuente con una cámara térmica o con un intensificador lumínico.
El artillero dispone de un visor fijo B07-K2 ubicado al frente de la estación de armas con un telémetro láser y visión termal. Al igual que en cualquier carro de combate moderno el comandante dispone del sistema hunter-killer (permite disparar a un blanco mientras se fija el siguiente) para tomar el control o dirigir la estación de armas orientando al artillero hacia su objetivo.
En el caso de los artilleros de los lanzadores de granadas automáticos, que sólo están presentes en el Terminator y en el Terminator 3, estos cuentan con sendos sistemas de visión independientes ubicados a la izquierda y a la derecha de la superestructura de la barcaza. Estos sistemas fueron denominados como Agat-MR, nombre hace referencia a la piedra preciosa “ágata”.
El Agat-MR es completamente fijo y cuenta con sistema de visión nocturna, así como con dos periscopios sin aumentos a ambos lados, a fin de proporcionar una mayor conciencia situacional del artillero. No sabemos que sistema de apuntado se usa para los AGS-17 pero no es del todo descartable que mantengan el viejo sistema estadiométrico aunque si hay tiempo suficiente es posible que se complementen con el láser del comandante para que proporcione la distancia al blanco.
Todos los BMPT Terminator siguen la tradicional filosofía rusa, empleando mástiles sensores de viento en lo alto de la estación de armas. Dichos sensores son los mismos que emplean los T-90 en su complejo TShU-1.
En conjunto se ha llegado a decir que el SCT del Terminator es capaz de detectar objetivos a 7 Km, pero en condiciones normales esta nos parece una distancia algo exagerada y nos parecen más creíbles otras informaciones que apuntan a que en condiciones muy buenas de visibilidad diurna el Ramka puede detectar a un carro de combate enemigo hasta a 5 Km, mientras que haciendo uso de la visión termal esta distancia se reduce a 3,5 Km.
A nuestro modo de ver, lo más probable es que en condiciones de visibilidad muy buenas el vehículo sea capaz de detectar a un MBT a 6 Km, ya que el complejo de misiles 9M120 Ataka-T tiene un alcance de 5,8 Km, así que todo lo que sea no detectar blancos a esa distancia sería un desperdicio de capacidades. Por último, cabe decir que todas las ópticas están estabilizadas en los dos ejes, incluyendo a las de los AGS-17D.
 
Armamento
El armamento del Ramka se reparte entre la estación de armas y la barcaza. La primera dispone de dos cañones gemelos 2A42 de 30 mm, cuatro misiles Ataka-T y una ametralladora media PKMT. En cuanto a la barcaza -y sólo en el caso del BMPT y del BMPT-3- disponen de dos lanzadores de granadas automáticos AGS-17D. La estación de armas puede rotarse los 360º en el eje horizontal y que puede elevarse 45º y deprimirse hasta los -5º.
El armamento de los BMPT Incluye dos cañones automáticos de 30 mm 2A42 como los que usan los BMP-2. Hay a quien podría sorprenderle la elección de este cañón en lugar del 2A72 Shipunov, que es una versión simplificada del 2A42 con un menor número de componentes. El Shipunov ha sido instalado en vehículos como el BMP-3 o el BTR-80A, sin embargo, su ligereza tiene la contrapartida de que es menos preciso y se recalienta antes que el 2A42, de ahí que los diseñadores del BMPT se decantaran por el 2A42. Este mide 2,41 metros, el tubo pesa 38,5 Kg y emplea munición de 30 x 165 mm de varios tipos. Los 2A42 originales tenían una vida de unos 6000 proyectiles según el fabricante, sin embargo, existe un paquete de mejora al que llamaremos 2A42M aumentaba su vida hasta los 9000 disparos. Es posible que los BMPT hayan recibido esta actualización.
Algunos estudios realizados acerca de la dispersión de un BMP-2 calculan que de varias ráfagas a una distancia de 1.000 metros la dispersión máxima sería de unos 3,4 metros, y un 80% de los disparos entrarían en un diámetro de 2 metros. En unas pruebas internacionales, disparando a baja velocidad contra blancos de 2,2 metros de altura por 2,96 metros de longitud a distancias de 1,3 a 1,5 Km y empleando cinco proyectiles por cada uno de los seis blancos, la tasa de acierto de los carristas rusos fue del 67%.
Hasta donde sabemos, las formaciones rusas suelen entrenar a todos los rangos entre 1 y 2 Km con los BMP-2, así que entendemos que siendo el BMPT un diseño varios años posterior debería tener una precisión cuanto menos ligeramente superior, ya que al margen de la simple mejora tecnológica el Ramka tiene un SCT más avanzado con ópticas y telemetría muy superiores a las del BMP-2. Además los cañones están ubicados a más altura que los de este.
La cadencia de tiro combinada de los dos cañones en el modo de tiro lento, que es el más usado, debería estar entre los 200 y los 300 dpm, mientras que una cadencia de tiro más rápida llegaría a los 500-600. Los BMP-2, aunque no sea aconsejable ni se use, pueden llegar a alcanzar los 800 dpm, así que en el BMPT Terminator se podrá llegar a los 1600 dpm, lo que sólo tendría sentido en contadas situaciones. Cabe decir que hemos calculado la tasa de disparo en uno de los vídeos de promoción de este CA y en este caso con un solo tubo alcanzaba los 180 dpm aproximadamente.
El artillero puede escoger si emplear los dos cañones simultáneamente, o en su lugar usar sólo uno, el izquierdo o el derecho. El primer modo se usaría contra blancos especialmente protegidos como otros AIFV o MBT en los flancos, ya que en este caso conviene una tasa alta de disparo que impida al vehículo enemigo sobrevivir. Sin embargo, para hacer fuego de contención sobre posiciones sospechosas, o si lo que se quiere es tener precisión o conservar la munición, la mejor opción consiste en usar sólo un cañón.
Para mantener equilibrado el desgaste de los cañones gemelos, y de esta forma contar con un nivel de precisión parejo, seguramente se procura disparar una serie de cartuchos con uno, y luego se pasa al otro, aunque para evitar esto es posible que se haya diseñado un programa que compute el número de disparos realizados con cada cañón para mantener su desgaste a un nivel parecido.
La munición de 30 mm está homogeneizada en las Fuerzas Armadas Rusas y es empleada en múltiples armas que van desde cañones instalados en buques, aeronaves e incluso en sistemas antiaéreos, por lo que cuenta con numerosas variantes. Así por ejemplo, existen proyectiles sabot subcalibrados, así como los clásicos penetradores cinéticos APCBC que vienen desde la Segunda Guerra Mundial. Igualmente hay munición de 30 mm antipersonal-incendiaria, que son muy populares y munición antipersonal-fragmentación, por supuesto todas ellas cuentan con sus variantes trazadoras.
Incluso existe una empresa belga llamada Mecar SA que comercializa el proyectil de 30 mm de APFSDS-T M929 con un núcleo hecho de una aleación de tungsteno y cobalto que es capaz de alcanzar los 1200 m/s y proveer de una capacidad de penetración de 45 mm de acero homogeneizado (RHA en adelante) a 60º de inclinación.
Es probable que si los 2A42 disparan simultáneamente con su munición penetradora más avanzada puedan ser capaces de penetrar en los flancos muchos de los puntos débiles de carros de combate como el Leopard 2. Así por ejemplo, existen lugares, como los espacios no cubiertos por el faldón que encontramos entre las ruedas o incluso los flancos de la torre de un Leopard 2A4 que están muy expuestos y son vulnerables a estas municiones. También cabe plantearse los daños que podría provocar de acertar en la propia barcaza, incluso aunque no llegase a perforarla, ya que las cámaras de conducción, las ópticas, la UPA, los sensores del APS o del SCT y otros elementos muy expuestos podrían quedar destruidos dejando al carro de combate inutilizado a efectos prácticos.
Ahora bien, para destruir un VCI enemigo los rusos calculan que harían falta una media de 24 proyectiles de 30 mm, por lo que para garantizar la capacidad destructora del BMPT Terminator serán necesarias las tripulaciones bien entrenadas para seguir, apuntar y disparar al blanco con la mayor precisión posible.
 
Misiles
Los BMPT llevan un conjunto de cuatro misiles 9M120 Ataka-T el cual es una variante avanzada del misil Shturm que montan los helicópteros rusos, y de hecho también puede ser llamado Shturm VM. No obstante antes de entrar en detalles cabe decir que algunas variantes previas del Ramka fueron observadas equipadas con misiles 9M133 Kornet, los ATGM de lanzamiento terrestre más avanzados con los que cuenta Rusia.
En concreto, la variante que montan los vehículos terrestres es la Ataka-T o 9M120-1, que a su vez cuenta con diversas versiones, a saber: el 9M120M contracarro, el 9M120F termobárico e incluso existe una versión antiaérea llamada 9M220O, aunque las más comunes son las dos primeras.
Los misiles se colocan en dos parejas a ambos flancos del vehículo, en el caso de los Terminator los 9M120 se encuentran a la intemperie, mientras que en los BMPT-72 y en los BMPT-3 van dentro de una caja blindada y en vez de estar en vertical van juntos horizontalmente.
Lo malo del Ataka es que necesita de 400 metros para armarse y al igual que la mayoría de los misiles a medida que se aleja pierde velocidad. De esta forma, aunque su pico de velocidad llegue a superar los 500 m/s, una vez llegue a su alcance máximo entre los 4 y los 6 Km dependiendo de la versión su velocidad seguramente descenderá hasta los 300-400 m/s. El Ataka utiliza un sistema SACLOS (Semi-automatic command to line of sight) radioguiado, no disponiendo de un sistema dispara y olvida infrarrojo.
Como el Ataka está diseñado para impactar de frente en el carro de combate, si tenemos en cuenta que los modernos APS deberían estar diseñados precisamente para contrarrestar amenazas que se acerquen a velocidades de al menos 500 m/s, el misil será vulnerable a los mejores sistemas de protección activa pesados. No obstante, su sistema radioguiado también es perturbable mediante contramedidas electrónicas, aunque el corto espacio de tiempo disponible hacen difícil llevar a cabo este tipo de defensa.
Aunque los modernos APS puedan plantar cara al Ataka, lo cierto es que una vez impacte no existe ningún blindaje capaz de detenerlo, ya que el 9M120M dispone de dos cabezas en tándem capaces de predetonar blindajes reactivos. Además, la cabeza de combate pesa algo más de 7 Kg, aproximadamente el triple de un 9M133 Kornet y una carga hueca de este tamaño es más de lo que cualquier carro de combate moderno puede soportar.
Si el BMPT espera toparse con carros de combate enemigos cargará los 9M120M pero si lo desea es reforzar sus capacidades antipersonal instalará los potentes 9M120F que, gracias a su cabeza de combate termobárica, podrán enfrentarse a objetivos con protección ligera y personal en campo abierto a grandes distancias.
 
Ametralladora coaxial
La ametralladora PKMT se ubica en la zona superior de la estación, justo encima de los cañones, a uno u otro lado dependiendo de la versión del BMPT. La mayor parte del tubo está cubierto por una tela o por una carcasa para evitar que su firma térmica sea detectable desde el aire.
Como armamento secundario todos los BMPT equipan una ametralladora media de 7,62 x 54 mm PKMT accionada eléctricamente y que tiene una tasa de disparo del orden de los 600 dpm. Esta es un arma probada y fiable, concretamente está basada en la PKM, una versión modernizada de la PK que ha sido diseñada sin culata para ser montada en vehículos.
El alcance efectivo de esta arma es de alrededor de 1 Km y cuenta con una bocacha apagallamas cónica para reducir el fogonazo. Esta ametralladora media lleva cajones de munición hasta sumar 2000 cartuchos, aunque es seguro que en caso de necesidad la tripulación puede encontrar espacio para más cajones. Teniendo en cuenta la tasa de disparo de los cañones gemelos, es particularmente importante gestionar bien la munición de la PKMT y escoger el arma adecuada para batir el objetivo, ya que de otra forma los 850 proyectiles de 30 mm podrían llegar a quedarse cortos.
Las ametralladoras medias, por el gran volumen de fuego que tienen, pueden tender a encasquillarse. En ese caso, en un carro de combate se puede arreglar lo que haya provocado el fallo, o simplemente se puede accionar manualmente el arma. Sin embargo, en el caso del BMPT es fundamental que la PKMT esté en perfectas condicione, así que se deberían haber tenido en cuenta este tipo de pequeños fallos, ya que de lo contrario sería harto difícil salir del vehículo en plena batalla para ponerla a punto.
Torreta del BMPT. Imagen – Warfare Technology
 
Lanzadores de granadas
El Terminator y el Terminator-3 disponen de sendos lanzadores de granadas AGS-17D Plamya, una versión del AGS-17 utilizado por la infantería rusa diseñado para ser instalado en vehículos.
Cada uno de estos lanzadores cuenta con 300 proyectiles de 30 x 29 mm de tipo antipersonal o fumígeno. Pueden moverse 5º en el eje horizontal hacia el propio CA o 28º hacia fuera del vehículo, además pueden elevarse 25º y deprimirse hasta los -5º. Todo ello se controla desde el sistema Agat-MR que permite arrojar las granadas a 1700 metros de distancia. Cada AGS-17D Plamya opera de forma completamente independiente.
El AGS-17D Plamya tiene una cadencia de disparo de unos 400 dpm y necesita de 10 a 60 metros para armarse, por lo que no es eficaz a muy corta distancia. Su munición se recarga a través de unas cavidades ubicadas a lo largo del flanco del carro de asalto, en el mismo lugar donde antes se situaban los depósitos de combustible del T-72.
Los AGS-17D Plamya pueden ser disparados tiro a tiro o en modo automático, y sus protectiles pueden alcanzar una velocidad de 180 m/s y portar el explosivo A-IX-1 que al menos en teoría les permitiría tener un radio de acción de 6 metros, aunque el radio letal en realidad se reduzca a 3,5-4 metros como mucho.
Aunque no lo hayamos observado no es descabellado pensar que llegado el momento el AGS-17D Plamya pueda ser sustituido por el más potente AGS-30 Atlant que tiene la ventaja de tener hasta 2100 metros de alcance, aunque es algo más pesado y voluminoso, así que todo dependería de si al diseñar el BMPT se dejó reserva de peso y espacio suficiente como para instalar al Atlant.
 
Capacidad de almacenamiento de municiones
Hay algunos datos contradictorios que apuntan a que los BMPT llevan un total de 1700 cartuchos de 30 mm, pero nosotros entendemos que la cifra real es la de 850 disparos, a 425 por cañón.
En cuanto a la capacidad de transporte, es interesante comparar los 850 proyectiles del BMPT con los 500 que llevaban los BMP-2. Además de lo anterior, el Ramka lleva 2.000 cartuchos de 7,62 x 54 mm para la única ametralladora que lleva este CA.
La alimentación de los cañones gemelos va separada, ya que cada uno está unido a la barcaza por una columna diferente a través de la que se distribuyen sendas cintas de proyectiles de 30 mm que van a un compartimento estanco en la parte de arriba, dentro de la barcaza.
Por último, los cuatro misiles Ataka van colocados en dos parejas a ambos flancos en posición horizontal o vertical en función de si es el BMPT-72 o el Terminator y el Terminator 3 respectivamente.
 
 
VÍDEOS RELACIONADOS



 
Fuente: Ejercitos.org
BMPT “Terminator” I

Fuerza Acorazada de Marruecos

Este artículo es exclusivo para los usuarios registrados y los suscriptores de nuestra revista Ejércitos. Si ya es suscriptor, ingrese con sus datos de usuario registrado. Si desea suscribirse a Ejércitos y acceder a todo el contenido de nuestra web y de nuestra revista en su versión digital, puede hacerlo eligiendo una de las siguientes opciones: Ver suscripciones.
Fuente: Ejercitos.org
Fuerza Acorazada de Marruecos

La guerra civil de Yemen

Este artículo es exclusivo para los usuarios registrados y los suscriptores de nuestra revista Ejércitos. Si ya es suscriptor, ingrese con sus datos de usuario registrado. Si desea suscribirse a Ejércitos y acceder a todo el contenido de nuestra web y de nuestra revista en su versión digital, puede hacerlo eligiendo una de las siguientes opciones: Ver suscripciones.
Fuente: Ejercitos.org
La guerra civil de Yemen

Leopardos sobre la nieve siria

Este artículo es exclusivo para los usuarios registrados y los suscriptores de nuestra revista Ejércitos. Si ya es suscriptor, ingrese con sus datos de usuario registrado. Si desea suscribirse a Ejércitos y acceder a todo el contenido de nuestra web y de nuestra revista en su versión digital, puede hacerlo eligiendo una de las siguientes opciones: Ver suscripciones.
Fuente: Ejercitos.org
Leopardos sobre la nieve siria

El Carro de Combate chino Tipo 99 (II)

Después de explicar cómo la República Popular China había pasado de heredar modelos soviéticos prácticamente desfasados a diseñar sus propios carros de combate, en este especial dedicado al Tipo 99 os hablaremos sobre lo poco que se sabe acerca del nivel de protección con que cuenta, intentaremos poner orden en el enjambre de variantes que han ido apareciendo en los últimos años y os contaremos qué equipo auxiliar puede montar antes de que, en la tercera parte, pasemos a hablar de la doctrina de uso y el nivel de entrenamiento de los carristas chinos, un tema siempre polémico.
 
 
Protección
Es muy poco lo que se sabe realmente del nivel de protección de estos carros y, en su mayor parte, hemos de recurrir a métodos indirectos, como la comparación con modelos parecidos, para analizar sus capacidades. No obstante, los datos que aquí aparecen son razonablemente precisos.
 
 
Blindaje
El blindaje de la serie ZTZ-99 ha sido mejorado a grandes zancadas desde la aparición del Tipo 98G hace 20 años y, de hecho, en términos de protección poco tiene que ver el Tipo 99 originario con los Tipo 99A.
La coraza de los Tipo 99 se basa en un diseño altamente modular consistente en sendas “cajas” situadas a ambos lados del cañón principal y en cuyo interior se esconde un blindaje compuesto, que consiste en acumular varias placas colocadas de forma inclinada y en paralelo entre sí conformando un emparedado. Las placas son de varios materiales y se intercalan de distintas formas para maximizar sus efectos frente a proyectiles de flecha o de carga química. Así, por ejemplo, encontraremos el tradicional acero de alta densidad junto a distintos tipos de polímeros y en general diseños de tipo NERA que buscan desconcentrar la energía del penetrador para evitar la perforación.
De todas formas, las cajas que almacenan todo este blindaje cuentan con una abertura de acceso en la zona superior que podría servir para sacar el módulo y sustituirlo o quizás para cambiar una parte de las placas del blindaje compuesto.
Conviene recordar que los soviéticos llevan incorporando blindaje compuesto en sus carros de combate desde finales de los años 60 con la aparición del T-64, aunque que sepamos el blindaje compuesto no se exportó fuera del Pacto de Varsovia hasta la caída de la URSS, ya que las versiones de exportación de los T-72, como los T-72M no incluían este tipo de coraza mientras que los T-64 y T-80 no fueron exportados, por lo que no está claro en que medida los chinos han sabido o han querido copiar diseños soviéticos.
Placas de blindaje reactivo de los Tipo 99A2. Fuente – tanknutdave.com
Estados Unidos o el Reino Unido no incorporaron el blindaje compuesto de forma masiva hasta la llegada del M1 Abrams o de las últimas versiones del Chieftain y, de hecho, hay un encendido debate a cerca de si los Leopard 2 contaban con blindaje compuesto desde el principio o sólo desde la versión A4. Debate que, aunque parezca mentira, todavía está vivo.
Todo lo anteriormente expresado apunta a que los chinos probablemente no han tenido tantas posibilidades de hacer ingeniería inversa con el blindaje compuesto como con otros elementos, lo que podría haber obligado a aceptar diseños nacionales de menor calidad, especialmente mientras se ganaba tiempo para mejorar el carro de combate original.
Basándonos en algunas investigaciones publicadas acerca del blindaje del MBT pakistaní Al-Khalid -que a su vez es una copia del MBT-2000 chino-, es posible que la disposición del blindaje de la zona frontal de la torre sea la que sigue:

Bloques de blindaje reactivo explosivo (ERA en adelante) colocados en cuña y ligeramente separados de los módulos.
Módulo de blindaje con dos paredes delantera y trasera de acero convencional y un grosor de unos 4 cms. En el interior de dichos módulos en primer lugar habría una serie de placas de blindaje NERA inclinadas y apiladas en vertical.
Un par de placas de blindaje convencional.
Placa de un material polimérico.
Una última placa de acero de alta densidad.

La disposición del blindaje Chobham de los ZTZ-99 podría ser similar al anteriormente descrito solo que con un mayor grosor y materiales de una calidad superior.
Los ZTZ-99 no contaban con blindaje ERA, pero fueron sustituidos rápidamente por los ZTZ-99-I y ZTZ-99-II que sí que cuentan con blindaje ERA colocado en cuña en la zona frontal de la torre y del chasis. Además, en el ZTZ-99-II se produjo un engrosamiento del blindaje frontal de la barcaza que se mantuvo en el ZTZ-99A, no así en la torre de este último cuya altura aumentó y con ella la disposición del blindaje que se ha hecho más grueso con placas de blindaje espaciado convencional y blindaje ERA.
En la zona frontal de la torre y de la barcaza de la saga Tipo 99 encontramos los siguientes ángulos de inclinación:

Carro de combate
Barcaza (glacis superior)
Torre (arriba/abajo)

Tipo 98G
23º aprox.
69º sólo hacia arriba

Tipo 99-I
23 ºaprox.
24º / 57º

Tipo 99-II
23 ºaprox.
28º / 60º

Tipo 99A
23 ºaprox.
21º / 56º

 
Debido a la caída de la URSS, han aparecido en la red algunas imágenes confidenciales relativas a la composición de la coraza de estos vehículos, así que podemos analizar para entender mejor este tipo de blindajes. La saga T-80 en su variante “U” ha tenido a su vez varias versiones, que más o menos tenían un blindaje ordenado de la siguiente forma:

Una primera capa delgada de RHA para evitar que un proyectil de bajo calibre detonara prematuramente el blindaje reactivo.
Tras este iba la cavidad en la que se instalan las placas que componen el emparedado, eso sí, la cavidad a su vez cuenta con paredes de RHA de cierto grosor.
A continuación se alternan placas de 5 y 3,5 cm de acero homogeneizado, acero de alta densidad, capas de aire, y entremedias placas de textolita en los T-80U obr. 1986 y de cerámica especial en el resto de los T-80U.

El blindaje de los T-80UD que Rusia entregó a Corea del Sur en los años 90 como pago en especie por sus deudas económicas ha podido ser estudiado y parte del diseño de su blindaje ha trascendido a la red. De hecho, coincide con otros planos soviéticos que se han filtrado. El caso es que por ejemplo el T-80UD cuenta con el siguiente blindaje:
La entrada El Carro de Combate chino Tipo 99 (II) aparece primero en .

Advertencia legal: Ejércitos S.L. no se hace responsable de las opiniones vertidas por sus colaboradores o entrevistados.Entradas relacionadas:
El Carro de Combate chino Tipo 99 (I)
Movilidad, protección o potencia de fuego: ¿Cuál es la cualidad más importante en un carro de combate?
Destrucción de un carro de combate AMX-30 del Ejército de Tierra
Encuesta: ¿Cuál fue el mejor carro de combate de la Segunda Guerra Mundial?
Los carros de combate en la Guerra de Yemen


Fuente: Ejercitos.org
El Carro de Combate chino Tipo 99 (II)

El Carro de Combate chino Tipo 99 (I)

Al comienzo de los años 50, la buena sintonía entre Mao Tse-Tung y Stalin permitió a los chinos empezar a construir su propia industria acorazada bajo la tutela soviética, mediante el T-34-85 primero y con el T-54A después. Este último permaneció como la base para todos los diseños de MBT chinos hasta mediados de los años 80. Ha de tenerse en cuenta, no obstante, que en aquella misma época Estados Unidos ya contaban con los M1 Abrams, Alemania con los Leopard 2 y Rusia con los T-72B. El atraso de China era notabilísimo y sólo era parcialmente compensado por el gran número de carros desplegados.
Hasta mediados de los años 90, la larga lista de carros basados en el T-54 como el Tipo 59, el Tipo 69, el Tipo 79 o el Tipo 80 sufrieron mejoras limitadas en la protección y en la movilidad, pero donde hubo una mayor evolución fue en el apartado de la potencia de fuego al abandonarse el calibre de 100 mm del Pacto de Varsovia en favor del Royal Ordenance L7 de 105 mm inglés que fue montado en todos los MBT, aunque estuvieran basados en el T-54A. Además, con el tiempo se fueron mejorando los SCT gracias a las nuevas ópticas, telémetros, mástiles de viento, manguitos térmicos, etcétera.
Para el año 1988 los chinos ya habían desarrollado el Tipo 85, aunque este carro de combate haya pasado relativamente desapercibido en Occidente. Su diseño inspirado en los T-72 capturados por Irán a Iraq y sus líneas hacen que lo consideremos el abuelo del diseño moderno de carros de combate chinos, que fue concebido por el ingeniero Yunghzeng.
En los años 90 China llevaba tiempo experimentando con carros de pruebas como el WZ-122 o el WZ-1224 en los que se habían probado nuevos conceptos de todo tipo, incluyendo cañones de 120 y 125 mm. La cooperación de la RPC con Iraq y Pakistán permitió desplegar y diseñar carros de combate con cañones de 125 mm que podían ser rivales para los T-72 soviéticos y, de hecho, China vendió varios centenares de Tipo 85-IIAP a Pakistán de los que una parte aún prestan servicio.
La cooperación con el Iraq de Saddam es menos conocida pero no menos importante ya que se hicieron experimentos exitosos para instalar cañones de 125 mm en los Tipo 69-II iraquíes, lo que fue todo un logro teniendo en cuenta que la torre de estos está basada en las de los T-54/55. Pero lo más importante fue el suministro de perturbadores de luz infrarroja (IR en adelante)“Tao” a Saddam, quien los instaló en los T-72M, la joya de Guardia Republicana, que los usó durante la Invasión de Kuwait y la Guerra del Golfo con resultados desconocidos.
Ahora bien, oficialmente la serie iniciada con los Tipo 85 derivó en los Tipo 88C, en los omnipresentes Tipo 96 y en los blindados de exportación chinos VT-1 y VT-2, mientras que los Tipo 99 además de beneficiarse de los anteriores también lo hicieron -y en mayor medida- de los demostradores tecnológicos y prototipos que se llevaban probando desde los años 70. Así, con toda esta amalgama de experiencias y conocimientos a partir del Proyecto 9910 y el prototipo WZ-123 se concibió el Tipo 99.
Para este proceso de creación hubo varios eventos históricos clave. Durante los primeros años de la década de los 90 la caída de la URSS dio acceso a los chinos a un amplio mercado que ofrecía algunos de los más codiciados y sofisticados productos militares soviéticos, y más importante aún, en 1991 se produjo la Guerra del Golfo liderada por Estados Unidos contra el poderoso ejército iraquí.
Durante la operación Tormenta del Desierto los M1A1 Abrams y otros carros se enfrentaron al numeroso ejército de Saddam que estaba principalmente equipado con carros de combate chinos y rusos de los años 60, todos ellos blindados que fueron barridos en el campo de batalla. Lo que era más preocupante aún, los T-72 Ural y los T-72M iraquíes también se mostraron claramente inferiores tal y como pudo comprobar personal del EPL tras visitar los campos de batalla kuwaitíes una vez finalizada la guerra.
Aunque en términos de SCT se puede considerar que los carros de combate chinos más modernos de aquella época podían ser comparables a los T-72M lo cierto es que aún estaban muy por debajo en términos de alcance, capacidad de penetración de las municiones y, por encima de todo, en el blindaje.
En 1992 se cree que China adquirió varias decenas de T-72 y BMP de una versión desconocida, así como T-80U y quien sabe si también adquirieron T-64 de los gigantescos depósitos de las ex-repúblicas soviéticas.
Vista lateral de un carro de combate chino Tipo 99.
Entretanto, el carro de combate que se impuso fue el Tipo 96, producido en la empresa estatal Primera Fábrica de Maquinaria de Mongolia Interior. Desde 1997 ese blindado se ha convertido en la columna vertebral de las fuerzas acorazadas de la República Popular China. En el desfile del 1 de octubre de 1999 en Pekín se presentó por primera vez el Tipo 98 y finalmente en 2001 Norinco reveló el carro de combate Tipo 98G, posteriormente bautizado como Tipo 99.
La gama Tipo 99 también puede ser designada ZTZ-99, 9910, WZ-123 o Type 99 en inglés. El ZTZ-99 en el fondo es una versión cara del Tipo 96 que cumple una función similar a la de la serie T-80 respecto a la T-72, esto es, ser un carro de combate más caro para las divisiones de la Guardia.
Ahora bien, dentro de la saga Tipo 99 se ha producido un gran salto desde las primeras variantes hasta las últimas. En total podemos contabilizar cuatro versiones operativas entre 2001 y 2017, siendo estas las siguientes:

Tipo 98G/Tipo 99
Tipo 99-I
Tipo 99-II
Tipo 99A

Cabe decir que a menudo la Tipo 99-II es llamada incorrectamente Tipo 99A y a su vez la Tipo 99A es llamada Tipo 99A2. También existe un término algo confuso que es Tipo 99G que podría referirse al I y II en conjunto, ya que son muy similares, o podría referirse a un APS ligero que se ha probado en varios modelos de ZTZ-99.
A lo largo del tiempo se han creado nuevos prototipos basados en la gama Tipo 99, como por ejemplo uno que incluye nuevo blindaje espaciado convencional en torno a la torre y una especie de “manta aislante” diseñada para reducir al máximo las emisiones electromagnéticas del vehículo. Otra versión de lo más interesante es la de un Tipo 99 que lleva sendos pares de misiles antiaéreos portátiles Hingyang-5 a ambos lados de la torre.
Los ZTZ-99, por su parte, a pesar de ser diferentes a los Tipo 96 tienen mucho en común con ellos y de rebote con los T-72 rusos. Sin embargo, su última versió -el Tipo 99A- es muy diferente y su diseño por primera vez ha abandonado la mayor parte de la influencia de los T-72 lo que lo convierte en un carro de combate muy diferente a los ZTZ-99 que le precedieron.
Historia del Leopard 2 en España (I)

 
 
La entrada El Carro de Combate chino Tipo 99 (I) aparece primero en .

Advertencia legal: Ejércitos S.L. no se hace responsable de las opiniones vertidas por sus colaboradores o entrevistados.Entradas relacionadas:
Destrucción de un carro de combate AMX-30 del Ejército de Tierra
Movilidad, protección o potencia de fuego: ¿Cuál es la cualidad más importante en un carro de combate?
Encuesta: ¿Cuál fue el mejor carro de combate de la Segunda Guerra Mundial?
Refutando las capacidades del material militar chino
¿Hubo alguna vez Carros de Combate en Vietnam?


Fuente: Ejercitos.org
El Carro de Combate chino Tipo 99 (I)

Joint Light Tactical Vehicle (JLTV) – El relevo del Humvee

Joint Light Tactical Vehicle (JLTV)
El relevo del Humvee
 
 
El Joint Light Tactical Vehicle es mucho más que un programa destinado a relevar a un vehículo anterior, pues debe cargar con la losa de ofrecer un sustituto a la altura del mítico Humvee, un vehículo que desde su entrada en servicio y con variantes cada vez más protegidas y potentes ha sido la columna vertebral tanto del US Army como del US Marine Corps y, además, ha marcado a toda una generación de militares, a los que ha ofrecido una movilidad sin precedentes.
 
*
 
Historia
Todo comenzó en noviembre de 2006, cuando el Consejo Conjunto de Evaluación de Requerimientos (JROC por sus siglas en inglés) perteneciente al Departamento de Defensa de los EE. UU. aprobó un programa de recogida o solicitud de información. Dicho programa serviría para comenzar a trabajar en conceptos y capacidades concretas que las empresas participantes habrían de desarrollar y materializar mediante una serie de prototipos, eso sí, tras haber pasado varios filtros. A este programa, destinado al desarrollo y a la producción del nuevo vehículo táctico que debía equipar a las Fuerzas Armadas de los EE. UU. se le pasó a conocer bajo la denominación “Joint Light Tactical Vehicle” (JLTV) y su objetivo no podía ser más ambicioso: reemplazar al veterano Humvee.
A medida que pasó el tiempo, empezaron a surgir distintas grietas entre los interesados. Por un lado, la flota de Humvee era demasiado numerosa como para ser remplazada en relación 1:1 por el nuevo vehículo, por lo que hubo que limitar el alcance del programa. A esto se sumaron las desavenencias entre el US Army y el US Marine Corps, ya que estos últimos, por su carácter expedicionario, deseaban un JLTV más ligero que el que quería el US Army. Con todo, el programa terminó por ser aceptado por ambas fuerzas.
Para 2012 se había llegado a la conclusión de que el JLTV sería el primero de toda una familia de vehículos (FoV por sus siglas en inglés). El concepto “familia” implica la existencia de un gran porcentaje de comunalidad en los componentes y en los accesorios entre los distintos familiares, a la vez que la adopción de un diseño integral que, al menos sobre el papel, aporta un gran ahorro a nivel de costes de mantenimiento, logística y modernización a lo largo de toda la vida del programa.
En la recta final por obtener el contrato con el Army y el USMC quedaron tres contendientes:

Oshkosh de Wisconsin que hacía unos años había ganado el contrato para el M-ATV
AM General de Indiana
Lockheed Martin Corporation de Tejas.

El JLTV estaba concebido para ser integrado en toda clase de unidades terrestres: aerotransportadas, de asalto aéreo, anfibias y hasta fuerzas pesadas, en las que se incorporarían como elementos de reconocimiento, maniobra y sostenimiento de la maniobra. Serían usados por unidades terrestres pequeñas que llevarían a cabo las siguientes misiones: patrullas de combate, reconocimiento a larga distancia, raids y escolta de convoyes.
Las pruebas LUT (Land Use and Transportation) arrojaron resultados no del todo satisfactorios. En primer lugar, todos los aspirantes habían ofrecido diseños con unas ventanas demasiado pequeñas que reducían enormemente la conciencia situacional. Además, la integración de los equipos para garantizar el mando y control fue mala, tal y como atestigua el informe del año fiscal de 2015:

Los JLTV sufrieron de una pobre integración del C3 por parte de los [tres] vendedores, afectando a la capacidad del comandante para ejercer el mando y control a nivel pelotón, a la capacidad para mantener la conciencia situacional, y a la capacidad para completar las tareas durante las misiones LUT”

Las pruebas de movilidad demostraron que los JLTV tenían especificaciones similares a las de un Up Armoured Humvee (UAH) sin el Módulo de Fragmentación 5 (la variante mejor protegida de estos) lo que es importante teniendo en cuenta el mayor peso de los JLTV. Por otra parte, todos los competidores experimentaron problemas con la suspensión, que había sido ideada entorno al Central Tire Inflation System (CTIS) o Sistema Central de Inflado de Neumáticos, debido a que ajustar los parámetros de ambos para que el vehículo tuviese un comportamiento adecuado en función del terreno consumía demasiado tiempo, lo que en más de una ocasión retrasó la maniobra y expuso a las unidades a nuevas amenazas, y es que nadie quiere perder el tiempo ajustando la presión de los neumáticos o la dureza de la amortiguación cuando le están disparando.
JLTV equipado con una estación de armas controlada remotamente y con el Sistema de Protección Activa Trophy, de Rafael. Foto – Rafael
Otro de los puntos negros de todos los candidatos al programa JLTV era que apenas tenían capacidad de transporte de abastecimientos, por lo que el tipo y de misiones que podían asumir y su autonomía quedaba reducida respecto a lo que había exigido el DoD. De hecho, los JLTV sólo podrían sobrevivir  por sí solos durante 24 horas, algo a todas luces insuficiente.
Por último, aunque no era un requisito del USMC o del Army, también se hizo notar que mientras que todas las variantes portapersonal de los viejos Humvee eran capaces de transportar carga y tropas, sus equivalentes dentro del programa JLTV no podían hacer esto último.
En cuanto a la fiabilidad de los diseños, medida en forma de MMBOMF o Promedio de Millas Antes del Fracaso Operacional de la Misión, hubo un claro ganador: El diseño de Oskhosh recorrió 11.350 Km, superando con creces el requisito estipulado de 3.800 Km, así como a los fiables Humvee, que llegaban a los 4.770 Km. Por el contrario, los diseños de AM General y Lockheed Martin obtuvieron malos resultados con 840 y 2.050 Km respectivamente.
En una prueba que comprendía 24 misiones, tanto el JLTV como el UAH completaron 15 de ellas, mientras que el diseño de AM General se quedó en 13 y el de Lockheed Martin en 12. Lo que es peor, en dichas simulaciones, curiosamente, los fracasos de Lockheed y Oskhosh se debieron sobre todo a las bajas sufridas en combate. En el caso del veterano UAH y del diseño ofertado por AM General, sufrieron menos bajas. Sin embargo la cifra es engañosa, pues en 9 de las 24 misiones el diseño de AM General sufrió problemas mecánicos que degradaron la capacidad para completar dichas misiones, por lo que también se exponía a sufrir menos bajas al no completarlas.
En cuanto al nivel de protección, uno de los pilares del programa JLTV, Oskhosh sobresalió claramente y aplicó con éxito los conocimientos adquiridos con el M-ATV, de tal forma que sus JLTV con el módulo de protección A fueron capaces de ofrecer el mismo nivel de protección que los M-ATV. Solo Lockheed Martin logró un nivel de protección similar, mientras que el diseño de AM General no cumplió con los requisitos.
Después de las pruebas anteriores y de muchas otras realizadas tanto en conjunto por parte del US Army y del US Marine Corps, como por separado, a lo largo de 2015 y 2016, fue elegido el JLTV Oskhosh, sin duda el producto más maduro de los presentados al programa. Así, en octubre de 2016 los primeros 657 JLTV junto a 25 remolques fueron entregados al Departamento de Defensa.
La entrada Joint Light Tactical Vehicle (JLTV) – El relevo del Humvee aparece primero en .

Advertencia legal: Ejércitos S.L. no se hace responsable de las opiniones vertidas por sus colaboradores o entrevistados.Entradas relacionadas:
El TLP (Tactical Leadership Programme) de Albacete


Fuente: Ejercitos.org
Joint Light Tactical Vehicle (JLTV) – El relevo del Humvee

Tormenta de Agosto (II)

Cuando se habla de la doctrina del concepto de Operación Profunda que guiaba el arte de la guerra soviético, a menudo se alude a las últimas fases de la Segunda Guerra Mundial contra Alemania y en particular la Operación Bagration de 1944, olvidándose que existe otro ejemplo de maniobra operacional de una envergadura incluso superior a esta, si bien es justo admitir que los enemigos a batir en aquella ocasión no eran tan hábiles como los alemanes. Nos estamos refiriendo a la Operación Tormenta de Agosto lanzada por la URSS a principios de agosto de 1945 contra Japón, el Imperio de Manchukuo y Mongolia Interior, en una campaña que obligó a avanzar la friolera de 1.000 Kilómetros, un desafío militar y logístico de primer orden.
Para hacernos una idea de porque Tormenta de Agosto fue una gran operación baste pensar que Francia ocupa algo más de 600.000 Km2 mientras que Manchuria y Mongolia Interior equivalen a 1.800.000 Km2 aproximadamente. Pues bien, esta operación fue completada en apenas dos semanas a pesar de la vastedad de geografía sumamente hostil, como se verá.
Nuestro objetivo en este artículo, no obstante, no es tanto tratar Tormenta de Agosto, una operación que de por sí merecería un libro entero, sino explicar lo que entendemos es un verdadero ejemplo de Operación Profunda y su desarrollo a nivel operacional y táctico.
Si en la primera parte de este artículo introducíamos las capacidades y evolución reciente de cada bando, haciendo hincapié en la actitud de Japón en los años previos, que le había llevado a estancarse en todo lo referido al desarrollo y utilización de los carros de combate, en esta segunda parte pasamos a desarrollar el Plan de Ataque Soviético durante la Operación Tormenta de Agosto.
 
*
 
Plan de Ataque Soviético
En el lado opuesto de la balanza el Estado Mayor soviético, más conocido como STAVKA, a través del Mariscal Vasilyev y su Mando de Extremo Oriente pudieron orquestar una ofensiva compleja y moderna para los estándares de 1945 y que a nuestro entender es un verdadero ejemplo de lo que es la operación profunda, si bien es cierto que con las facilidades que dio un enemigo poco preparado material y doctrinalmente.
El Mariscal Vasilyev había asignado a Meterskov una poderosa fuerza compuesta por cuatro ejércitos, un cuerpo mecanizado, varias regiones fortificadas y un ejército aéreo.
Los ejércitos asignados eran cuatro, a saber el 1er Ejército de la Bandera Roja (EBR), y el 5º, el 25º y el 35º Ejército, cabe decir que estas fuerzas en el año 1945 ya contaban con un considerable nivel de motorización, además se mantendría en reserva el 10º Cuerpo Mecanizado como fuerza de maniobra operacional, así como una división de caballería. En el plano aéreo la VVS proporcionó al 9º Ejército Aéreo.
Despliegue de las zonas fortificadas japonesas.
El ataque se organizó de tal forma que el 1er EBR y el 5º Ejército se encargarían de liderar el principal eje de avance partiendo desde el sur del Lago Yanka, este eje debería seguir la carretera y la línea de ferrocarril, dicho eje era el más apto para el avance blindado, aunque a la vez era el más defendido por los japoneses que habían colocado a la  124ª División de Infantería en una RFF para guarnecer la línea, así como a la 126ª y a la 135ª guarneciendo sus flancos.
De otro lado el 25º Ejército avanzaría hacia el sur por toda la región de Dongning a fin de alcanzar la frontera con Corea, para ello se avanzaría en dos ejes distintos, uno a través de Wangqing y otro a través de Tumen y Yanji.
Por último el eje menos importante sería el del 35º Ejército, que se se encargaría de atacar a los japoneses al norte del Lago Yanka, atravesando numerosos pantanos, así como los ríos Ussuri y Sungacha y avanzando hacia el oeste en dirección a Mishan y a Linkou, a fin de proteger el flanco norte del avance principal.
Los objetivos dados por Vasilyev para los primeros 23 días incluían conquistar los poblados de Poli, Ninguta, Tuntsinchen y la Estación de Sanchohou y se debía haber atravesado el Río Mutan, una vez realizada la ruptura empezaría la fase de explotación, para entonces toda la región fortificada japonesa debería haber sido sobrepasada, los últimos reductos aniquilados, y la 124ª División japonesa debería haber desaparecido como unidad de combate.
Una vez completada la fase anterior los rusos avanzarían sin dilación hacia Mutanchiang, la primera gran urbe de la operación, así como contra el Río Mutan situado a unos kilómetros al oeste de dicha ciudad, y si esta parte del plan también salía como esperaba la STAVKA las columnas blindadas del Ejército Rojo se desparramarían por la llanura manchú en dirección a los centros neurálgicos de Manchukúo: Changchun, Harbin y Jilin, mientras todo esto le ocurriría en el área de operaciones del Primer Frente de Lejano Oriente, los otros frentes avanzarían desde varias direcciones y confluirían en las capitales.
Los planes de Meterskov eran algo más ambiciosos que los de Vasylev e incluían un avance de 40 Km en los cuatro primeros días de la operación, siendo vital la captura del Paso de Taipingling. El Río Muleng debía ser asegurado el octavo día de la operación, y para el día 18 el 1er Frente debía tener en sus manos Mutanchiang, estos objetivos deberían ser alcanzados por los ejércitos de infantería con refuerzos mecanizados, pero una vez llegaran a Mutanchiang las tropas del primer escalón estarían desgastadas, así que entraría en juego el cuerpo mecanizado que como reserva se encargaría de profundizar aún más la ruptura y de evitar que los japoneses pudieran reorganizarse, para lo que deberían realizar un avance formidable en dirección a Changchun.
Para el ataque contra Mutanchiang a nivel operacional estaría a caro del 1er EBR y del 5º Ejército, este último se encargadría de avanzar en línea recta siguiendo la carretera y el ferrocarril Suifenhe-Mutanchiang, mientras que el 1er EBR realizaría una gran maniobra de flanqueo al norte.
La entrada Tormenta de Agosto (II) aparece primero en .

Advertencia legal: Ejércitos S.L. no se hace responsable de las opiniones vertidas por sus colaboradores o entrevistados.Entradas relacionadas:
Tormenta de Agosto (I)
De la Blitzkrieg a Tormenta del Desierto
La Batalla por Extremadura: Badajoz, agosto de 1936 (II)
La Batalla por Extremadura: Badajoz, agosto de 1936 (I)
Operación Crusader. Auchinleck reta a Rommel


Fuente: Ejercitos.org
Tormenta de Agosto (II)

Las importancia militar de las circunvalaciones y el uso de drones

Como es de sobra sabido los entornos urbanos siempre han presentado múltiples desventajas para el atacante sea cual sea el tipo de conflicto, de alta o de baja intensidad o incluso aunque se trate de mero terrorismo, sin embargo, hoy queremos fijarnos en un aspecto particular de la guerra urbana: Las circunvalaciones.
Las ciudades constituyen agrupaciones complejas y numerosas de estructuras e infraestructuras cuyas características físicas, precisamente porque el ser humano habita en ellas facilitan el propio movimiento del ser humano, cosa que no ocurre por ejemplo con los bosques. Las ciudades también presentan dimensiones vertical y horizontal, ya que se combate desde el subsuelo hasta lo alto de los edificios, a lo anterior se une la existencia de elementos civiles y militares, además la suma de los anteriores elementos así como de la complejidad que cualquier ciudad requiere para sobrevivir resulta en escenarios caóticos, impredecibles y poco sistemáticos, lo que disminuye muchas de las ventajas que ofrecen la superioridad numérica, la superioridad en potencia de fuego o la superioridad en ISR y C4 entre otros.
Las paredes de cemento ayudan a detener los proyectiles de pequeño calibre, los pasajes subterráneos de metro u alcantarillado facilitan el desplazamiento y la maniobra ocultas, la altura de los edificios dificulta el tiro parabólico y la localización de objetivos, además los efectos destructivos de la potencia de fuego pueden hacer que el entorno se vuelva aún más complejo.
La historia también nos demuestra como las ciudades tienen el mismo rol y ofrecen las mismas ventajas independientemente del tipo de conflicto, así en plena Segunda Guerra Mundial la batalla de Estalingrado demostró la utilidad de las urbes para la guerra de alta intensidad, en Iraq Fallujah demostró ser un hueso duro de roer incluso para un ejército profesional con una abismal superioridad en material en el marco de un conflicto asimétrico, y en Iraq Mosul ha demostrado su valor en un conflicto de carácter híbrido.
Ahora bien, desde el punto de vista estratégico, ¿cuál es el valor de las urbes? En primer lugar se las suele atribuir un gran valor político, ya que al fin y al cabo si una población tiene cierto tamaño, también ocupará un espacio en las mentes, dicho espacio será proporcional a muchos aspectos que no se reducen únicamente al tamaño, si no también a las instituciones presentes, la importancia histórica y otros elementos, por ello es lógico que quien controle una ciudad gane el espacio que la misma ocupa en las mentes de las personas. Por ejemplo durante la Guerra Civil Libia aunque Sirte no fuera tan grande como Trípoli, Bengasi o Tobruk ni tuviera un gran peso económico como era la cuna y el principal baluarte del régimen Gadafista adquirió tal importancia que fue la caída de Sirte, y no la de Trípoli la que puso fin a la dictadura.
A veces las ciudades no representan un valor político sólo por si solas, si no que a ellas se les añade el valor de la batalla que se libra por ellas. Este matiz es clave. Como la batalla urbana es el combate lento y de desgaste por excelencia saldrá vencedor el bando que cuente con más recursos a largo plazo, lo que suele estar unido a la respectiva capacidad estratégica, de esta forma quien se imponga en la más lenta y desangrante batalla demostrará contar con los recursos necesarios para imponerse en la guerra. Esto es lo que ocurrió con Alepo en Siria, una batalla que se libró entre 2012 y 2016 y de la que salió victorioso el régimen de Assad sobre la miríada de rebeldes, demostrando así su superioridad para resistir el desgaste y en última reflejando su capacidad para ganar la guerra.
Frente al valor político y sumamente abstracto de las ciudades se encuentra su valor real, este puede inferirse del dinero, materias, personas, estructuras y sus interrelaciones, no obstante en el marco de una batalla y de una fase post-batalla el valor real a corto plazo suele ser realmente bajo y en no pocas veces ha sido el valor político el que ha impuesto batallas en las que el valor real de la urbe era a todas luces deficitario, así por ejemplo la batalla de Berlín supuso un coste enorme para una ciudad que dentro de lo que cabe necesitaba de mucho y ofrecía muy poco porque estaba arrasada y una gran parte de la población había huido, aún así su valor político derivado de ser la capital del Tercer Reich convenció a los soviéticos de lanzar costosas ofensivas a fin de asegurar que la misma cayera en sus manos lo antes posible.
Un último valor físico, delimitable y con consecuencias que van de lo estratégico a lo táctico es el de la conectividad. Al fin y al cabo las ciudades sirven a los seres humanos para sobrevivir, y dicha supervivencia se canaliza principalmente a través de la economía, a su vez dicha economía obliga a construir vías de comunicación entre urbes para que de esta forma puedan ejecutar el intercambio económico necesario y rentable.
En base a lo anterior, como las carreteras y vías de ferrocarril están echas para unir poblaciones han de pasar necesariamente por las ciudades, así cada localidad, en función de su posicionamiento dentro de un sistema de vías más amplio se convertirá en un nodo más o menos importante, pero casi siempre relevante. Por ejemplo Burgos en plena invasión napoleónica fue un enclave fundamental al conectar Madrid y el sur de España con la meseta, el País Vasco y la frontera con Francia, de esta forma era fundamental proteger la ciudad castellana para evitar que las tropas francesas desplegadas al sur pudieran llegar a quedar rodeadas.
Situación en Damasco a 15 de Abril de 2018.
Ahora bien, existe una fórmula para evitar una parte importante parte de las desventajas anteriores, tanto las derivadas de la dificultad del combate urbano, particularmente para un atacante que se sabe con medios superiores, como las derivadas de la necesidad de controlar el nodo para garantizar la conectividad entre los territorios propios y la logística del ejército.
La clave reside en lo que popularmente conocemos como “circunvalación”, técnicamente en arquitectura no se le da este nombre y de hecho la circunvalación es otra cosa, sin embargo nosotros vamos a entender por tal como aquella o aquellas vías de comunicación que rodean completamente un núcleo de población manteniéndose a cierta distancia de núcleos densamente poblados.
Pensemos bien en todo lo que implica la circunvalación. En primer lugar al estar en terreno más o menos llano y suficientemente alejado del entorno urbano elimina buena parte de las desventajas del combate en población, además la existencia de extensiones de terreno permite a una fuerza superior sacarle partido a sus medios ISR y a su potencia de fuego limitando la capacidad del enemigo para causar daños, ya que se verá obligado a llevar a cabo costosos asaltos, que aún en el caso de ser eficaces podrán ser rápidamente desalojados aprovechando  la superioridad en medios blindados, C4 o potencia de fuego.
Las circunvalaciones podrán convertirse fácilmente en el equivalente a los cercos de la edad antigua, entendiendo el cerco como algo casi literal, por eso asegurando la circunvalación se podrá asediar totalmente a una ciudad y ello sin necesidad de entablar plenamente un sanguinario y costoso combate urbano.
Cabe añadir que la logística moderna hace que el asedio, particularmente en conflictos híbridos u asimétricos sea especialmente atractivo, ya que hoy día no es tan difícil como en el pasado abastecer a una fuerza fija para sostener un sitio, igualmente la amenaza militar que supone una ciudad rodeada es menor que en el pasado, ya que la tecnificación de la guerra ha impuesto la necesidad de una cooperación que excede con mucho los recursos que incluso la mayor de las ciudades sitiadas puede reunir como para derrotar al sitiador y explotar dicha derrota.
La entrada Las importancia militar de las circunvalaciones y el uso de drones aparece primero en .

Advertencia legal: Ejércitos S.L. no se hace responsable de las opiniones vertidas por sus colaboradores o entrevistados.Entradas relacionadas:
Drones civiles para ataques militares y terroristas
De la honda a los drones
La importancia de los soldados viejos
Refutando las capacidades del material militar chino
El regreso del Servicio Militar Obligatorio


Fuente: Ejercitos.org
Las importancia militar de las circunvalaciones y el uso de drones

Tormenta de Agosto (I)

Cuando se habla de la doctrina del concepto de Operación Profunda que guiaba el arte de la guerra soviético, a menudo se alude a las últimas fases de la Segunda Guerra Mundial contra Alemania y en particular la Operación Bagration de 1944, olvidándose que existe otro ejemplo de maniobra operacional de una envergadura incluso superior a esta, si bien es justo admitir que los enemigos a batir en aquella ocasión no eran tan hábiles como los alemanes. Nos estamos refiriendo a la Operación Tormenta de Agosto lanzada por la URSS a principios de agosto de 1945 contra Japón, el Imperio de Manchukuo y Mongolia Interior, en una campaña que obligó a avanzar la friolera de 1.000 Kilómetros, un desafío militar y logístico de primer orden.
Para hacernos una idea de porque Tormenta de Agosto fue una gran operación baste pensar que Francia ocupa algo más de 600.000 Km2 mientras que Manchuria y Mongolia Interior equivalen a 1.800.000 Km2 aproximadamente. Pues bien, esta operación fue completada en apenas dos semanas a pesar de la vastedad de geografía sumamente hostil, como se verá.
Nuestro objetivo en este artículo, no obstante, no es tanto tratar Tormenta de Agosto, una operación que de por sí merecería un libro entero, sino explicar lo que entendemos es un verdadero ejemplo de Operación Profunda y su desarrollo a nivel operacional y táctico.
 
*
 
Introducción
Manchuria es un gran territorio de unos 800.000 Km2 esparcidos en un área principal de 500 x 700 Km. Su historia es también la de la etnia manchú y sus relaciones tanto con los mongoles como con los chinos de la etnia Han, que si bien a día de hoy son una abrumadora mayoría, en 1945 aún no habían logrado desplazar aun a los manchúes que vieron en la Guerra Sino-Japonesa una gran oportunidad para separarse de China.
Aprovechando la rivalidad Han-Manchú, así como la debilidad militar de China tras el derrocamiento del  último emperador Qing y las luchas intestinas entre nacionalistas y comunistas, el Imperio del Sol Naciente lanzó una ofensiva en 1931 que conquistó toda Manchuria. Un año después, en 1932, colocaron a Piyi, el último heredero de la Dinastía Qing, al frente de lo que se dio en llamar el Gran Imperio de Manchukuo.
Es interesante recalcar que la Dinastía Qing, de origen manchú, era vista con muchos recelos por buena parte de la población que a pesar de permanecer durante cuatro siglos en el poder, entre 1636 y 1912. Nunca llegaron a aceptarla y cuando llegaron los movimientos socialistas y nacionalistas procedentes de Occidente, los recelos acumulados durante tantos años entre los Han y los manchúes estallaron.
La expansión japonesa durante los años 30 pareció favorecer al nuevo estado a pesar de que muy pocos países lo reconocieron. Aun así, en 1936 y realizando una jugada similar, los japoneses lograron que apareciera otro nuevo estado conocido como Mongolia Interior, en contraposición con la Mongolia Exterior comunista que es la actual Mongolia.
En este mapa se aprecia la situación de Manchukuo en 1939.
En aquella época, Corea era una península unificada bajo el mando de Kim Koo, quien encabezaba un gobierno títere de Japón. Además, en 1937, la Guerra Sino-Japonesa permitió a los últimos conquistar grandes porciones del territorio chino, y especialmente de la costa, en donde finalmente establecieron, en 1940, el Gobierno Reformado de la República China, gracias al colaboracionista Wang Jingwei. En este marco, con los chinos sufriendo derrota tras derrota y con un incipiente número de estados satélites de Japón a su alrededor o en su propio territorio, la única amenaza militar a largo plazo para el Imperio Japonés residía en la Unión Soviética y su aliado, Mongolia Exterior, ya que entre los dos cubrían el norte, el este y el oeste de Manchukuo.
Durante 1938 y 1939 las tensiones entre japoneses y rusos aumentaron drásticamente, produciéndose un primer encontronazo en la Batalla del Lago Yanka, que finalizó con un alto el fuego tras dos semanas de combates en los que los rusos ganaron algún territorio. Sin embargo, el mayor enfrentamiento se produjo en Jakin Gol a principios de septiembre de 1939, a la vez que Alemania invadía Polonia. Allí, el posteriormente famosísimo Mariscal Zhukov lideraba una arrolladora fuerza acorazada que derrotó a los japoneses, pero que no pudo llegar a explotar su éxito debido a la situación en el frente europeo.
Jakin Gol fue una batalla importante para los japoneses. Les llevó a tomar la decisión de mejorar su armamento contracarro, iniciando el desarrollo de una nueva pieza de 47 mm que sería montada tanto en carros de combate como en remolques. Por desgracia para ellos, como veremos más adelante, todo esto ya estaba más que superado en 194
Conviene advertir, antes de seguir profundizando en la historia que envuelve la Operación Tormenta de Agosto, de que el eje de avance que vamos a tocar estaba obstruido por diversos eslabones de la cordillera de Xiao-Hinggan, que se caracterizaba por ser agreste e inhóspita, existiendo apenas un par de carreteras y una sola vía de ferrocarril en el principal eje de avance. Las colinas eran numerosas y muy arboladas, los caminos escasos, los cursos fluviales caudalosos y, por encima de todo, el terreno estaba cubierto por una tupida taiga propia de la zona septentrional del Extremo Oriente, caracterizada por el gran número y tamaño de sus árboles. Además, un poco más al norte, en un eje de avance secundario, se encontraba el Lago Yanka y a su alrededor un gran número de zonas pantanosas que complicaban todavía más cualquier avance.
Carro de combate japonés Tipo 95 Ha-Go inutilizado por las tropas de Zhukov durante la batalla de Jakin Gol en la que los Tak rusos demostraron ser superiores a los medios nipones.
 
 
Antes de la Batalla
En 1945 la otrora potencia hegemónica en Asia estaba profundamente debilitada tras la guerra con Estados Unidos y lo mismo le ocurría al Ejército de Manchukuo, que no pasaba por su mejor momento. A pesar de todo, la tropa japonesa creía estar preparada y se sentía confiada, al fin y al cabo contaban con varios ejércitos protegiendo las fronteras. Además, en las zonas clave, como la frontera oriental con Rusia dominada por bosques agrestes, los japoneses habían construido una importante línea defensiva de unos 15 Km de profundidad que se concentraba en torno a la línea de ferrocarril y la carretera en dirección a Mutanchiang.
Ahora bien, el mando japonés sufría de una preocupante miopía en lo referente al potencial del arma acorazada. La tradición militar de Honshu bebía de los antiguos guerreros samurái, lo que influía en un código de honor muy arraigado conocido como el bushido. Dicho código favorecía la aparición entre la tropa de una fidelidad sin parangón, pero también anclaba en el pasado a un mando que a menudo confundía el código de honor con el manual de táctica. Ello se traducía en una sobreestimación del potencial de la sufrida infantería por encima de otras armas -algo que también ocurrió sin ir más lejos en Francia, cuando sus militares apelaban al honor y al espíritu por encima de los medios técnicos y la doctrina-. También basaban la defensa en muchos casos en el empleo de tácticas harto atrasadas ya en la SGM, destacando el empleo de espadas y las cargas de bayoneta, todo lo cual no era sino un claro síntoma de la inadecuación de la mentalidad militar del Imperio del Sol Naciente a su época.
El Japón Imperial había librado guerras por media Asia antes de que Alemania invadiera Polonia en 1939. De hecho en 1937, habían entrado en guerra con la China nacionalista de Chiang-Kai-Shek. A lo largo de sus campañas militares los japoneses se enfrentaron a ejércitos asiáticos mal equipados, mal liderados y peor organizados que no eran rival para la maquinaria de guerra japonesa pese a que esta no era tan avanzada como la de las grandes potencias occidentales; Desde un punto de vista tecnológico podría decirse que era equiparable a Italia. Hasta “tropezar” con los Estados Unidos, lo cierto es que los únicos ejércitos modernos a los que se había enfrentado el Japón imperial eran los pertenecientes a las metrópolis europeas, que normalmente desplegaban fuerzas de ocupación colonial que estaban muy lejos en cantidad y calidad respecto a lo que ponían sobre el campo de batalla en Europa.
Todo lo anterior provocó que el arma acorazada japonesa quedara estancada en los años 30, y junto a ella, los medios contracarro. No solo los medios, sino las doctrinas, rígidas y poco imaginativas, quedaron atrasadas frente a las que desplegaría una Unión Soviética fogueada por años de terribles combates contra la crème de la crème de la Alemania Nazi.
La entrada Tormenta de Agosto (I) aparece primero en .

Advertencia legal: Ejércitos S.L. no se hace responsable de las opiniones vertidas por sus colaboradores o entrevistados.Entradas relacionadas:
De la Blitzkrieg a Tormenta del Desierto
La Batalla por Extremadura: Badajoz, agosto de 1936 (I)
La Batalla por Extremadura: Badajoz, agosto de 1936 (II)
Arranca el ejercicio Tormenta 2017 en las Bardenas Reales
La maldición de Stalin


Fuente: Ejercitos.org
Tormenta de Agosto (I)

A %d blogueros les gusta esto: