¿Le emocionan la bandera y el himno de España? La mitad de los españoles afirman que no

¿Qué piensan los españoles de las Fuerzas Armadas? ¿Y de la bandera y el himno de España? El Centro de Investigaciones Sociológicas no publica desde hace tiempo la encuesta monográfica que elaboraba cada dos años sobre los militares, pero el Ministerio de Defensa encargó por su cuenta un estudio sociológico a una empresa especializada en sondeos, Sociométrica.

Confidencial Digital ha consultado ese informe, que el Ministerio de Defensa sólo lo ha colgado, y recientemente, en una página web propia, sobre Cultura de Defensa, sin mayor difusión.

El documento lleva por título “Observatorio Sociológico sobre las actividades, planes y programas del Plan de Cultura y Conciencia de Defensa. Año 2019”, y tiene por objeto “dar a conocer el estado de la opinión pública a día de hoy acerca del concepto de ‘Cultura de Defensa’, y de todos los aspectos relacionados, tanto en términos teóricos como normativos”.

“¿Qué siente cuando ve la bandera de España?”

La encuesta encargada por el departamento de Margarita Robles se centra sobre todo en conocer la postura de los españoles sobre los militares y sobre la defensa nacional. Las preguntas del cuestionario las sugirió el ministerio y fueron adaptadas por la empresa demoscópica.

La última de las 32 preguntas tiene un carácter más político que militar: “¿Qué siente cuando ve la bandera de España y oye su himno?”, planteó Sociométrica a los 3.000 encuestados, todos ellos mayores de 16 años y distribuidos por comunidades autónomas con un mínimo de 200 en cada territorio.

Las opciones de respuesta eran tres. La más apoyada fue “Me gusta y me emociona”: al 42,9% de los españoles les gusta y les emociona ver la bandera de España y escuchar su himno.

Pero a otro porcentaje similar, casi la mitad de los españoles, los dos principales símbolos nacionales no les provoca emoción. Un 22,6% respondió “Me gusta, pero no me emociona”, una respuesta intermedia, mientras que el 20,2% mostró un rechazo mayor, al inclinarse por la respuesta “No me gusta y no me emociona” ni el himno ni la bandera rojigualda.

En suma, que al 42,8% no les emocionan, frente a otro porcentaje casi igual (42,9%) que sí.

Quienes menos se emocionan: mujeres de entre 17 y 30 años

El estudio incluye una especie de “retrato robot” de quienes representan las dos posturas más extremas. El perfil mayoritario de a quien le gusta y le emociona la bandera y el himno nacional es el siguiente: hombre (46%), mayor de 66 años (60,7%) o entre los 46 y 65 años (46%, y el porcentaje desciende conforme lo hace la edad), de derechas  (80%), con educación obligatoria (56,7%) o sin estudios (55,2%) y, por comunidades autónomas, de Ceuta (86,7%), Melilla (76,8%) o Aragón (56,4%).

En el lado opuesto, el mayor nivel de rechazo (es decir, el de quienes respondieron “No me gusta y no me emociona”) se concentra en las mujeres (21,5%), la franja de edad de entre 17 y 30 años (33%), de izquierdas (38,6%), con enseñanza superior (25,3%), y que viven en comunidades autónomas donde el nacionalismo y el independentismo tiene un apoyo destacado.

Ceuta, Melilla, Murcia, Extremadura, Asturias…

Como se ha indicado, las mayores adhesiones a los símbolos oficiales de España se dan en ciudades y comunidades autónomas como Ceuta, Melilla y Aragón, así como Murcia, donde se observa una “nota media” de 9 sobre 10, con un 51,7% al que le gusta y le emociona y sólo un 8,8% que ni le gusta ni le emociona; así como Extremadura (8,9), Asturias (8,8), La Rioja y Castilla-La Mancha (8,7), Castilla y León (8,6), Cantabria (8,3)…

En la Comunidad de Madrid, la media es del 8,4. Un 54,4% se emociona con el himno y la bandera, a un 19,4% le gusta pero no le emociona, y al 13,7% ni le gusta ni le emociona, mientras que el 12,5% opta por “No sabe / no contesta”.

En Andalucía, la comunidad más poblada de España, la valoración media llega al 8,6: al 49,7% de los andaluces les gusta y les emociona escuchar el himno y ver la bandera de España, al 27,3% sí les gustan pero no les emocionan, y al 12,2% ni les gustan ni les emocionan.

País Vasco, donde menos gustan

La comunidad donde menos entusiasmo provocan la Marcha Real y la bandera rojigualda no es actualmente Cataluña, sino el País Vasco. El 54,5% de los vascos aseguran que estos dos símbolos ni le gustan ni le emocionan; a un 11,3% le gustan pero no le emocionan; y un 11,2% sí opta por la opción “Me gusta y me emociona”.

En Cataluña la respuesta “No me gusta y no me emociona” fue escogida por el 41,1%, es decir, que el rechazo frontal está 13 puntos por debajo del País Vasco. Al 18,3% de los catalanes sí le gustan y le emocionan el himno y la bandera, y al 17,4% le gustan pero le emocionan. Del 1 al 10, el indicador queda en un 4,6 de media.

Entre los encuestados en Navarra, al 35,3% ni le gustan ni le emocionan la bandera y el himno de España, al 20,1% le gustan pero se emociona con ellos, y al 22,1% sí le gustan y le emocionan. La media es de 5,4.

También está por encima de la media la posición de “No me gusta y no me emociona” en Baleares, un 23,5%. Por contra, sí le gusta y le emociona al 42,7%, con una nota media del 7,3.

En Galicia la opción más negativa se queda en el 21,2%, pero “Me gusta y me emociona” llega sólo al 34,5%. La respuesta intermedia, “Me gusta pero no me emociona” fue elegida por el 30,1%, la más elevada de toda España. Como indicador medio, un 7,5.

En la Comunidad Valenciana, el rechazo es del 15,6%, frente al 46,6% del apoyo total (un 8,2 de media), mientras que en Canarias “me gusta y me emociona” roza el 50%, con un 49,8%.

Un 80% a favor en la derecha, un 19,7% en la izquierda

Entre los hombres es mayor el sentimiento positivo con los símbolos nacionales (45,9% que les gustan y les emocionan) que entre las mujeres, a las que en un 40,1% les gustan y les emocionan el himno y la bandera, pero suman casi un 45% las opciones “Me gusta y no me emociona” (23,4%) y “No me gusta y no me emociona” (32,9%).

Por edad, el apoyo es rotundo entre los mayores de 66, con un 60,7% a los que gustan y emocionan, y sólo un 12% a quienes ni gustan ni emocionan. Entre los más jóvenes, de 17 a 31 años, la opción ganadora es “No me gusta y no me emociona” (32,9%), por delante del tibio “Me gusta y no me emociona” (28,6%). La identificación y el sentimiento es completo en el caso del 23,2% de esa franja de edad.

Como ya se apuntaba en el perfil medio, quienes menos apego tienen a la enseña nacional y a la Marcha Real son quienes ideológicamente se ubican en la izquierda. En este sector de la población, al 36,6% ni le gusta ni le emociona ver la bandera de España o escuchar el himno, al 24,8% sí le gusta pero no siente una emoción especial, y al 19,7% le gusta y también le emociona.

Entre quienes se declaran “más bien de derechas”, el 80% señala que le gustan y le emocionan himno y bandera, mientras que al 10,9% le gustan pero no le emocionan y sólo al 5,2% ni le gustan ni le emocionan. Entre los españoles de centro los porcentajes son más moderados, con un 57,4% totalmente a favor y un 7,5% en contra.
Fuente: elconfidencialdigital.com
¿Le emocionan la bandera y el himno de España? La mitad de los españoles afirman que no

El Ejército del Aire compra de urgencia 223.000 mascarillas reutilizables

El Ejército del Aire acelera para dotarse de un buen número de mascarillas con las que proteger del coronavirus a sus más de 20.000 militares. Para ello ha puesto en marcha una compra masiva con plazos muy reducidos.

Confidencial Digital ha podido consultar la licitación que inició la Dirección de Adquisiciones del Mando de Apoyo Logístico del Ejército del Aire, de “Suministro de mascarillas higiénicas reutilizables para personal del EA”, por 445.279,40 euros.

Según la documentación del contrato, la empresa Manzanal Mampel va a suministrar al Ejército del Aire 223.030 mascarillas higiénicas reutilizables, por lo que cada mascarilla costará alrededor de dos euros.

El contrato se ha tramitado por el procedimiento negociado sin publicidad, y por la vía de emergencia.

El Segundo Jefe del Estado Mayor del Aire remitió el 24 de agosto un escrito al Mando de Apoyo Logístico para requerir que tramitara un expediente de suministro de mascarillas higiénicas reutilizables, “con el fin de atender las medidas sanitarias encaminadas a la protección de la salud y la seguridad del personal no sanitario del Ejército del Aire ante la situación creada por la expansión de la enfermedad Covid-19”.

Una semana después, el 31 de agosto la Dirección General de Asuntos Económicos del Ministerio de Defensa autorizó la tramitación de emergencia, el 3 de septiembre la Dirección de Adquisiciones del Mando de Apoyo Logístico del Ejército del Aire acordó formalmente aprobar la tramitación de emergencia y el 4 se comunicó al interventor delegado y se notificó al contratista.

Finalmente el 9 de septiembre se adjudicó a Manzanal Mampel, y esta empresa y el Ejército del Aire firmaron el contrato de suministro.

Según lo acordado, la empresa tiene que entregar 60.000 unidades de mascarillas higiénicas reutilizables según norma UNE 0065.2020, de una capa, modelo adulto y de color negro “a los 20 días hábiles a partir de la confirmación del suministro al adjudicatario, otras 100.000 en los siguientes 25 días hábiles, y las últimas 63.030 en los siguientes 15 días hábiles.

El lugar de entrega de las mascarillas será el Centro Logístico de Intendencia (CLOIN), situado en la base aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid).

La justificación del contrato es que “como consecuencia de la situación creada por la expansión de la enfermedad COVID-19 y las medidas dirigidas para el control y contención de la misma, se hace necesario la adquisición de mascarillas quirúrgicas para el personal del EA no participante en la Operación Balmis, que se encuentre tanto en Territorio Nacional como en Zona de Operaciones. Esta adquisición contribuye a garantizar la continuidad de las operaciones aéreas del Ejército del Aire (E.A.), tanto de las operaciones permanentes como de las que actualmente se están desarrollando en el extranjero (A/M, Atalanta y BAP-53), al ser material indispensable para la protección de la salud, seguridad y bienestar del personal del E.A.”.

Los ejércitos de Tierra y Aire y la Armada, así como la Inspección General de Sanidad y otras instancias de las Fuerzas Armadas y del Ministerio de Defensa compraron grandes cantidades de mascarillas y de otros elementos de protección ante el coronavirus a partir de marzo, al estallar la crisis del coronavirus, y han seguido haciéndolo después, por la obligación de continuar utilizando mascarillas en la actividad ordinaria y también para estar preparados ante una segunda ola al final del verano y el inicio del otoño.
Fuente: elconfidencialdigital.com
El Ejército del Aire compra de urgencia 223.000 mascarillas reutilizables

El Gobierno calcula en 280 millones de euros el plan de Vox para acabar con los despidos de militares a los 45 años

Vox insiste en su Proposición de Ley por la que se modifica la Ley 39/2007 de 19 de noviembre de la carrera militar. Sus diputados presentaron una proposición para acabar con las salidas de los militares de Tropa y Marinería a los 45 años, pero el Gobierno la ha vetado.

El Ejecutivo tiene la potestad de vetar proposiciones de ley que suponen un aumento de los créditos presupuestarios. Ante la propuesta de Vox, la Secretaría de Estado de Relaciones con las Cortes (que depende del ministerio de Carmen Calvo) realizó un “análisis de impacto presupuestario” en el que concluye que “se considera que la aprobación de la Proposición de ley es susceptible de producir un aumento de los créditos presupuestarios, por lo que el Gobierno no presta la conformidad para su tramitación en virtud de lo establecido en el artículo 134.6 de la Constitución”.

El Gobierno ha analizado el coste de las tres medidas que plantea Vox para que “la relación de servicios de todos los militares sea de carácter permanente hasta su pase a la reserva a los 56 años”.

En primer lugar, convertir en permanentes a 65.493 militares de Tropa y Marinería que ahora son temporales costaría 95,88 millones de euros al año.

Que los 2.371 reservistas de especial disponibilidad (RED) pasen a tener una relación de servicios de carácter permanente supondría otros 44,41 millones de euros anuales.

Por último, el coste anual derivado de la incorporación de 3.000 efectivos cada año a la situación de reserva al cumplir la edad de 56 años ascendería a 68,03 millones de euros.

Concluye el Gobierno que “la aprobación de la iniciativa presentada supondría un incremento anual estimado de carácter fijo desde el primer año de aplicación de la reforma de 140,30 millones de euros”, al sumar “el coste que supondría pasar los efectivos de Tropa y Marinería con una relación de servicios no permanente (pertenecientes al subgrupo C2) a permanente (subgrupo C1), valorada en 95,88 millones de euros, y el coste derivado del pase del personal RED a una situación de carácter permanente, valorada en 44,41 millones de euros”.

Si se suman los 68,03 millones que costaría el primer año el pase de 3.000 efectivos a la reserva en cada ejercicio, “el incremento total de coste en el ejercicio vigente en el momento de aprobación de la norma, si esta se produce, sería de 208,33 millones de euros”.

Vox ha decidido insistir en su propuesta. Lo que ha hecho ha sido registrar de nuevo su proposición de ley por la que se modifica la Ley 39/2007 de 19 de noviembre de la carrera militar, pero añadiendo ahora una disposición transitoria cuarta que establece que “el impacto presupuestario derivado del establecimiento de un régimen profesional único para el personal militar profesional recogido en la presente Ley, se aplicará al ejercicio presupuestario inmediatamente posterior a la entrada en vigor de la misma”.

De esta forma esperan sortear el veto del Ejecutivo de Pedro Sánchez a su plan para acabar con los despidos a los 45 años de los militares de Tropa y Marinería.
Fuente: elconfidencialdigital.com
El Gobierno calcula en 280 millones de euros el plan de Vox para acabar con los despidos de militares a los 45 años

Maniobras. La Legión desembarca en Melilla para rescatar a un VIP secuestrado

Dos lanchas neumáticas a gran velocidad doblan un espigón y se dirigen hacia la orilla de la playa. A pocos metros de llegar los ocupantes de las lanchas lanzan botes de humo sobre la arena. Las embarcaciones tocan tierra, y de cada una salta media docena de militares.

Algunos se tumban sobre la arena para prestar fuego de cobertura al resto, que entre el humo se dirige en parejas y apuntando con los fusiles hacia unas carpas situadas más allá de la playa. Allí abaten a varias personas y se llevan a otra, que estaba allí secuestrada o prisionera.

Todo este despliegue fue protagonizado recientemente por legionarios del Tercio ‘Gran Capitán’ 1º, con base en Melilla, en la playa de Horcas Coloradas de la ciudad autónoma. No se trató de una acción real, sino de un ejercicio para practicar el rescate de personal VIP retenido en una posición enemiga.

Dos VIP maniatados en una tienda

El simulacro lo organizó la Comandancia General de Melilla del Ejército de Tierra, y tenía por objeto la instrucción de los legionarios en ese tipo de situación.

El vídeo difundido por el Ejército de Tierra utiliza imágenes grabadas desde varios puntos, incluidas cámaras que portan algunos militares en el uniforme o en el casco.

Tras esa irrupción en la playa, los militares avanzan en parejas y varios llegan a una carpa en la que se ve a varias personas vestidas de civil. Uno, de pie, sostiene un fusil y rápidamente cae abatido por disparos de uno de los legionarios.

Al fondo se ve a dos personas en el suelo, sentadas espalda con espalda. Los militares los liberan y corren con ellos hacia la orilla, donde ya hay otras dos embarcaciones más, de mayor tamaño, de las que han desembarcado una quincena de efectivos de cada una.

Los recién llegados toman posiciones en la playa, apuntando con fusiles HK y ametralladoras MG4 hacia la tienda y cubriendo la retirada del equipo que ha rescatado a los dos VIP. Los miembros de este equipo alcanzan una lancha, suben a los rescatados y se alejan rápidamente por el mar con el resto de embarcaciones.

Vehículos BMR

Los militares que se han desplegado por la orilla, y que se encuentran parapetados en muros y palmeras ven llegar cinco vehículos blindados portapersonal 6×6. Se trata de los BMR que serán sustituidos en unos años por los nuevos Vehículos de Combate sobre Ruedas VCR 8×8.

Pasando junto a varias personas tumbadas en el suelo -se entiende que enemigos abatidos- y entre el humo rojo que siguen arrojando varios botes, los legionarios se suben a los BMR.

Así termina el vídeo de este ejercicio, en el que junto al Tercio ‘Gran Capitán’ 1º participó la Unidad Logística nº 24. En esta unidad se encuadra la Compañía de Mar. Tanto en Melilla como en Ceuta existen sendas Compañías de Mar, unidades que pertenecen al Ejército de Tierra y no a la Armada, pero prestan servicios marítimos a las fuerzas terrestres en ambas ciudades autónomas.

Un acción típica de los ‘boinas verdes’

Todo este ejercicio se desarrolló en la playa y el paseo marítimo de Horcas Coloradas, en la zona norte de Melilla, a plena luz del día. Algo más al norte y no muy lejos, en los Pinares de Rostrogordo, se encuentra la base del  Tercio ‘Gran Capitán’ 1º de la Legión.

Este entrenamiento de legionarios sería, a priori, una misión más característica de unidades de operaciones especiales, como los ‘boinas verdes’ del Mando de Operaciones Especiales (MOE) del Ejército de Tierra, especialistas en golpes de mano tras las líneas enemigas, captura de personalidades y rescates de rehenes.

También la Brigada ‘Almogávares’ VI de Paracaidistas (Bripac) suele entrenar el rescate de rehenes lanzándose en paracaídas desde un avión o helicóptero para infiltrarse en territorio enemigo.

En cuanto a la proyección anfibia desde el mar a tierra, corresponde principalmente a la Infantería de Marina, de la Armada. Y dentro de la Infantería de Marina, la Fuerza de Guerra Naval Especial (FGNE) también está especializada en el rescate de rehenes y en operaciones especiales en el ámbito marítimo y terrestre.

Defensa de Melilla y combate urbano

Las funciones tradicionales del Tercio ‘Gran Capitán’ 1º de la Legión son proporcionar guarnición y defensa de Melilla y de las islas y peñones de soberanía española bajo dependencia de su comandancia general: el Peñón de Vélez,  la isla de Alhucemas y las islas Chafarinas (la de Isabel II, la del Congreso y la del Rey).

Además, está especializado en control de masas, combate en entorno urbano y operaciones subterráneas.

Vea el vídeo del ejercicio de rescate de personalidades VIP por parte de legionarios en Melilla:

Fuente: elconfidencialdigital.com
Maniobras. La Legión desembarca en Melilla para rescatar a un VIP secuestrado

La llegada de los S-80 obliga a realizar obras en la Escuela de Submarinos de Cartagena

La Armada y su Arma Submarina llevan años esperando la entrada en servicio de los submarinos de la clase S-80 que vendrán a sustituir a los S-70, de los que ya sólo quedan dos tras la baja del ‘Mistral’ el pasado mes de junio.

La epidemia de coronavirus paralizó la actividad en los astilleros de Navantia en Cartagena, lo que ha obligado a retrasar la puesta a flote del primer submarino S-80, el ‘Isaac Peral’ (S-81), de octubre de 2020 a marzo de 2021.

Mientras tanto, la Armada acomete algunas obras en la base naval de Cartagena que tienen su origen precisamente en la próxima llegada del primer submarino de la clase S-80 y en los posteriores que se irán construyendo en los próximos años.

La Intendencia de Cartagena ha puesto en marcha un contrato de “trabajos de albañilería” por 217.825 euros que tiene por objeto la “Adecuación del edificio ‘Cosme García’ de la Escuela de Submarinos”.

En la documentación del contrato se indica que “debido a la necesidad de adaptar las actuales instalaciones a la llegada del S-80, se considera necesaria la actuación sobre la misma. El actual edificio no dispone de todas las capacidades para dar un correcto servicio para las actividades que se quieren realizar en su interior. Con el presente proyecto será solucionada la actual problemática. Lo que supone la mejora de la actividad que en ellos se desarrolla y evitar los actuales problemas para el acceso”.

Fuentes del Cuartel General de la Armada explican a ECD que estas obras son necesarias para “adaptar, ampliar y mejorar las actuales instalaciones del Edificio ‘Cosme García’, de simuladores, de la Escuela de Submarinos”. Con ello se permitirá “la formación de los submarinistas de cara a la entrada en servicio de los S-80”.

En este edificio de la Escuela de Submarinos de Cartagena ya se encuentran los simuladores táctico (SIMTAC) y de plataforma (SIMPLA) del S-80.

Pero el edificio “no dispone de todas las capacidades y funcionalidades para dar un correcto servicio a las actividades de formación que se quieren realizar en su interior”, y por eso se van a hacer obras, que según los pliegos van destinadas a satisfacer necesidades como:

– Demolición de tabiques en su actual distribución.

– Acondicionamiento y adecuación de la instalación eléctrica y luminotécnica al nuevo REBT.

– Instalación de un nuevo sistema de climatización que se adapte a las exigencias del RITE.

– Instalación nuevo pavimento.

– Traslado Osmotizador a los espacios del S-70.

– Construcción de un depósito de prácticas acuáticas.

En resumen, en la Armada explican que los trabajos de reforma incluyen, además de esos puntos, la modernización de las instalaciones del Tanque de Escape para adaptarlas a los equipos de escape de los submarinos S-80 (cofferdam).

También se va a instalar una Sala 3D, que permitirá que los militares de la Armada destinados en los submarinos reciban formación virtual con gafas 3D. También se colocarán nuevos simuladores de navegación NAVANTIS para adiestrarse en las características específicas de los nuevos S-80.
Fuente: elconfidencialdigital.com
La llegada de los S-80 obliga a realizar obras en la Escuela de Submarinos de Cartagena

El Ejército del Aire reclama 8.000 militares más

Las restricciones presupuestarias son una queja recurrente entre los altos mandos militares. Pero en el caso del Ejército del Aire, el lamento apunta también en otra dirección: además de inversión, le falta personal.

La Revista Española de Defensa, publicación oficial del Ministerio de Defensa, incluye en su último número una entrevista con el Jefe del Estado Mayor del Aire (JEMA), el general del Aire Javier Salto Martínez-Avial.

En la entrevista, el JEMA se extiende en explicar las carencias de personal que afectan a las necesidades operativas del Ejército del Aire.

6.000 militares menos en doce años

El general Salto aporta en primer lugar el dato de que el Ejército del Aire “ha perdido aproximadamente 6.000 personas en los últimos doce años”.

La idea del Jefe del Estado Mayor del Aire sería recuperar a esos 6.000 efectivos perdidos, y además superarlos con más militares, ya que esta disminución de plantilla se ha producido “cuando paradójicamente el poder aeroespacial es cada vez más relevante y cuando además, para ejercerlo, se requieren y emplean más y mejores capacidades”.

De ahí que declare claramente que “el Ejército del Aire necesita más personal para cumplir con su misión”.

Pero el JEMA no se queda ahí, en una reivindicación genérica -que tendría como destinatario al Ministerio de Defensa- de que se aumente el personal de su ejército.

El 12% frente al 25% de otros países

El Ejército del Aire ha echado cuentas de cuántos militares ‘le faltan’. El Jefe del Estado Mayor explica que actualmente existe una “desproporción” en el porcentaje de militares del Ejército del Aire con respecto al conjunto de las Fuerzas Armadas.

Concretamente, indica que el personal del Aire no alcanza ni siquiera el 18% del total de las Fuerzas Armadas. Eso supone una cifra muy baja, al menos comparativamente: “En otros países de nuestro entorno, con capacidades y dimensiones comparables a las nuestras, la proporción de personal de una fuerza aeroespacial se sitúa alrededor del 25 por 100”.

Faltan 8.000 militares

En base a estos cálculos, para que en unas Fuerzas Armadas de 120.000 efectivos (como ocurre actualmente) el ‘peso’ del Ejército del Aire fuera como el de otros países, “necesitaría tener alrededor de 8.000 personas más”.

Javier Salto Martínez-Avial añade que ese cálculo coincide además con las necesidades reales de personal que se han detectado en el Ejército del Aire.

Sería un 38% más

Esa petición de 8.000 militares más para el Ejército del Aire, de hacerse realidad,  supondría un incremento notable de la plantilla actual de este ejército.

Según los datos del informe anual de 2019 del Observatorio Militar para la Igualdad, a 31 de diciembre de 2019 el Ejército del Aire contaba con 20.718 efectivos.

Un aumento de 8.000 militares supondría un crecimiento del 38% respecto al total actual.

El más numeroso con diferencia es el Ejército de Tierra con 77.036 militares. La Armada tiene prácticamente los mismos que Aire, 20.920. Por último, en los Cuerpos Comunes hay algo más de 3.000 personas.
Fuente: elconfidencialdigital.com
El Ejército del Aire reclama 8.000 militares más

Una asociación de militares se desmarca de la manifestación por la ‘equiparación salarial’

La manifestación de militares para exigir al Ministerio de Defensa que apruebe ya medidas para elevar los salarios en las Fuerzas Armadas pierde a una de las organizaciones convocantes. La Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME) ha decidido “no convocar” a la marcha que impulsaba junto a otras tres asociaciones.

Desde AUME señalan que la decisión supone “un ejercicio de responsabilidad” ante “la grave situación sanitaria en la que nos encontramos”: “La situación de la pandemia originada por el COVID-19, se encuentra en una fase muy preocupante, con un aumento considerable de contagios, ingresos hospitalarios y en UCI. El seguimiento de la situación, por parte de la asociación, ha centrado la atención en el riesgo que conlleva convocar una gran reunión pública, cuando todos los indicadores vienen mostrando la inconveniencia de reunir a la gente”.

Destacan que uno de los puntos de España con más rebrotes es Madrid, “comunidad donde este pasado lunes día 7, se han incrementado medidas de limitación de aforos y para la participación en reuniones”. “Esta decisión se toma conscientes de la grave situación que se está produciendo en muchas provincias y, en concreto, en Madrid, lugar de la convocatoria”, explica la Asociación Unificada de Militar Españoles, “y desde la responsabilidad de no animar a los compañeros a pasar por una situación de grave riesgo para ellos e incluso para sus familias, durante los desplazamientos y en el desarrollo de la manifestación, como así nos lo han hecho llegar muchos socios”.

De ahí que hayan decidido no estar presente en la manifestación prevista para el sábado 19 de septiembre por las calles de Madrid. Proponen aplazar la concentración a “unas fechas donde la situación sea más propicia”, y mientras tanto aseguran que “se tendrá que aumentar el esfuerzo reivindicativo de cara a los siguientes presupuestos del Estado; para estos ya conocemos la propuesta ministerial, del todo insuficiente, por lo que tendremos que centrar nuestras acciones en los presupuestos del próximo año”.

Tres asociaciones siguen adelante

La decisión de AUME de desmarcarse de la manifestación no ha sido secundada por las otras tres asociaciones que estaban organizando el acto: la Unión de Militares de Tropa (UMT), la Asociación de Tropa y Marinería Española (ATME) y la Asociación Profesional de Suboficiales de las Fuerzas Armadas (ASFASPRO).

Estas tres asociaciones siguen adelante con su plan, y ante el anuncio de AUME han decidido reiterar y confirmar la convocatoria para protestar en Madrid el 19 de septiembre.

“En un ejercicio de responsabilidad”, utilizando la expresión de AUME, “las asociaciones mayoritarias de las Fuerzas Armadas siguen adelante con la manifestación exigiendo retribuciones dignas, en las que no volvamos a quedar al margen de los Presupuesto Generales del Estado”.

Destacan que “habiendo conseguido unanimidad sobre la grave situación de las retribuciones del personal militar de diferentes órganos y autoridades políticas y legislativas, es el momento de pasar de las palabras a los hechos. Justamente el momento es ahora, cuando se están elaborando los Presupuestos Generales del Estado”.

Estas tres asociaciones señalan que la Delegación del Gobierno en Madrid, lejos de cancelar la manifestación, ha especificado las condiciones de seguridad que se deberán cumplir en la marcha: una distancia mínima entre asistentes de 1,5 metros y uso obligatorio de mascarillas.

“Acostumbrados a cumplir órdenes, no habrá problema en materializar estas indicaciones por parte de los asistentes, tal y como ya se han cumplido en otras manifestaciones celebradas en la capital”, aseguran UMT, ATME y ASFASPRO.

Su reivindicación más a corto plazo es que “en los Presupuestos Generales del Estado se incorporen de inicio, un par de medidas, las cuales en su conjunto ascienden a menos de 200 millones de euros, quedando muy lejos de los 2.100 millones de euros que se han destinado para el programa de adquisición del blindado Dragón”.

Esas dos medidas sobre los sueldos en las Fuerzas Armadas “servirán para iniciar la dignificación de las paupérrimas nóminas militares”. Lamentan que “tras las buenas palabras cosechadas en los últimos años, que no se han traducido en medida alguna, solo queda la movilización en la calle para reclamar nuestras mejoras”.
Fuente: elconfidencialdigital.com
Una asociación de militares se desmarca de la manifestación por la ‘equiparación salarial’

El Ejército compra de urgencia dos toneladas de material para desinfectar espacios públicos

Los rebrotes de la epidemia coronavirus que han ido sucediéndose en las últimas semanas han llevado al Ejército de Tierra a activar una compra, por tramitación de emergencia, de “material de protección y desinfección frente al Covid-19”.

Así consta en una licitación, consultada por Confidencial Digital, que ha puesto en marcha la Jefatura de Asuntos Económicos del Mando de Apoyo Logístico del Ejército de Tierra (MALE), que ya durante la ‘Operación Balmis’ se encargó de centralizar buena parte de las compras de material para el conjunto de las Fuerzas Armadas.

En la documentación se indica claramente: “Justificación del procedimiento Acelerado: Operación BALMIS (COVID-19), rebrotes verano 2020”.

Filtros para las máscaras NBQ

Este contrato se divide en cuatro lotes, si bien son son muy similares. Los dos primeros lotes hacen referencia a filtros de partículas, gases y vapores, que se colocan en las máscaras de los trajes de protección NBQ.

Estos filtros cuentan con una membrana que impide el paso de aerosoles, virus y bacterias al respirar. Las máscaras las utilizan las unidades de intervención contra riesgos nucleares, químicos y bacteriológicos, que durante la epidemia de coronavirus han acudido a los puntos de mayor concentración de infectados, como las residencias de ancianos.

El Ejército busca incorporar 5.000 filtros de partículas DIN 40, y 1.000 de partículas, gases y vapores DIN 40.

Desinfectante para nebulización

Esos dos lotes permiten proteger a los militares que realizan tareas de desinfección, y el tercer lote incluye el material necesario para esas desinfecciones.

Se trata de “desinfectante de amplio espectro para nebulización”. En la documentación del contrato indica que es un producto indicado para desinfectar superficies.

El Ejército de Tierra pretende adquirir 2.300 kilos, en envases de 5 kilos cada uno. Ese desinfectante deberá presentarse en estado polvo granular, para disolverlo en agua y aplicarlo con la técnica de la nebulización.

La nebulización ya la usaron en primavera los equipos de desinfección tanto de la Unidad Militar de Emergencias (UME) como de la Agrupación de Sanidad nº1 (Agrusan), al intervenir en residencias de mayores, colegios, hospitales, así como en autobuses de Madrid que se usaron para trasladar pacientes contagiados.

Mediante la nebulización se logra desinfectar los rincones y puntos menos accesibles a una limpieza manual, “asegurándose de que la nube desinfectante impregna todo el volumen de la estancia comenzando desde el punto más alejado hasta la salida”, indicaba la UME.

El polvo desinfectante que va a adquirir el Ejército estará compuesto por peroximonosulfato y sulfato de pentapotasio, con triple sal inorgánica al 49.7%. “En dilución, debe ser inodoro, no deje residuos ni decolore, ni sea irritante, corrosivo y sin fase de vapor tóxica”, establece el Mando de Apoyo Logístico.

Otras condiciones es que sea apto para su uso por contacto, pulverización y nebulización, y que actúe sobre microorganismos, inactivando sus ácidos nucleicos. Se especifica que debe ser de amplio espectro, es decir, que sea al mismo tiempo bactericida, microbactericida, fungicida, esporicida y viricida.

Gel hidroalcohólico para las manos

El último lote lo componen 40.000 unidades de envases de 5 litros de solución hidroalcohólica. Es decir, 200.000 litros de antiséptico destinado a la desinfección de manos para piel sana.

Deberá tener una concentración alcohólica de entre el 60% y el 90%, pudiendo ser alcohol etílico, Isopropílico y N-propílico. Deberá contar con un emoliente dermoprotector y podrá llevar perfume suave o ninguno.

Durante los meses de marzo, abril, mayo y junio, los militares de la ‘Operación Balmis’ desinfectaron residencias de ancianos, hospitales, estaciones de tren, aeropuertos, oficinas de organismos oficiales…

En estos primeros días de septiembre también ha habido algunas intervenciones en este sentido. La Comandancia General de Ceuta ha empezado a desinfectar colegios de la ciudad autónoma y ha desplegado equipos de NBQ del Regimiento de Artillería Mixta nº 30 y del Grupo de “Regulares de Ceuta” nº 54.
Fuente: elconfidencialdigital.com
El Ejército compra de urgencia dos toneladas de material para desinfectar espacios públicos

La factura de la Operación Balmis: 69 millones de euros

Más de 20.000 intervenciones (5.300 en residencias de mayores, 4.800 de apoyo a centros sanitarios…) en 2.302 poblaciones, 70 vuelos para traer 160 toneladas de material médico, con un número acumulado de 187.000 militares desplegados, a lo largo de 98 días.

Son algunas de las cifras con que el Ministerio de Defensa hizo balance de la ‘Operación Balmis’, la intervención de las Fuerzas Armadas frente a la epidemia de coronavirus durante los tres meses de estado de alarma, entre mediados de marzo y mediados de junio.

¿Pero cuánto costó ese despliegue? A mediados de mayo, cuando todavía estaba en marcha la ‘Operación Balmis’, el secretario de Estado de Defensa, Ángel Olivares, habló de 38,5 millones de euros: más de 28 millones en “apoyos externos” y 10,5 millones en medidas de prevención y autoprotección para las unidades militares.

Por su parte, el diario El País manejó la cifra de 400 millones de euros de “agujero” que este dispositivo extraordinario en territorio nacional iba a dejar en las arcas del Ministerio de Defensa, lo que preocupaba a altos mandos ante otros gastos fijos a los que había que hacer frente este año 2020.

Desglose de gastos

Confidencial Digital ha consultado una respuesta parlamentaria en la que el Gobierno de España aporta cifras concretas, una vez concluida la ‘Operación Balmis’, del coste de la misma.

Varios diputados de Vox en el Congreso registraron una pregunta escrita dirigida al Ejecutivo a raíz de esa entrevista concedida por el entonces número dos de Margarita Robles en el Ministerio de Defensa.

El departamento de Robles contestó el 24 de junio, es decir, apenas unos días después de dar por finalizada la ‘Operación Balmis’.

Las cifras aportadas por Defensa superan la cantidad que dio Olivares, ya que pasaron cinco semanas entre una y otra información. Según la contestación del ministerio, el dispositivo especial de las Fuerzas Armadas para colaborar en la lucha contra el coronavirus rondó los 69 millones de euros.

“Hasta la fecha los gastos en los que han incurrido las Fuerzas Armadas, derivados de la operación Balmis, han sido sufragados con el presupuesto ordinario del Ministerio de Defensa, con el siguiente desglose”, indicó Defensa:

— Capítulo 2 “Gastos corrientes en bienes y servicios” 30,4 millones euros.

— Artículo 21 “Reparaciones, mantenimiento y conservación” 0,4 millones euros.

— Artículo 22 “Material, suministros y otros” 26,5 millones euros.

— Artículo 23 “Indemnizaciones por razón del servicio” 3,5 millones euros.

— Capítulo 6 “Inversiones reales” 8,1 millones euros.

Los capítulos y artículos indicados corresponden a epígrafes de la estructura de los Presupuestos Generales del Estado.

La suma de estas cantidades arroja un total de 68,9 millones de euros.

¿Financiación europea?

Vox quería también que el Gobierno precisara las palabras de Olivares sobre que esperaba que los fondos europeos permitieran recuperar la inversión de Defensa en la ‘Operación Balmis’. ¿En qué programa de la UE encajaría este gasto para poder ser sufragado con fondos comunitarios?, preguntaron desde el partido de Santiago Abascal.

En la respuesta parlamentaria ya citada, el Ministerio de Defensa señalaba que “según la información recibida hasta la fecha [24 de junio] del Ministerio de Hacienda no está previsto incluir estos gastos en los fondos Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), pudiendo llegar a emplearse el Fondo de Solidaridad”.

Así que hasta ese momento “en lo referente a la forma en que afectaría la no financiación europea de Balmis, se indica que, como ya se ha mencionado, los gastos asociados a la Operación Balmis ya están siendo sufragados con cargo al presupuesto ordinario del Ministerio de Defensa empleando para ello las dotaciones que estaban presupuestadas para actuaciones previstas y que ha sido necesario recurrir a ellas por causa del COVID-19”.
Fuente: elconfidencialdigital.com
La factura de la Operación Balmis: 69 millones de euros

La ONU concluye que el militar español que disparó al aire en Líbano no debe ser sancionado

Un vehículo se acerca a un control militar, un soldado le da el alto para que pare, pero el conductor continua avanzando por el camino y pasa junto a un blindado. Cuando el militar ve que el coche se dirige hacia él, retrocede, levanta el fusil y dispara al aire, y corre al lado de la ventanilla del copiloto del vehículo. El militar luce en la manga del uniforme la bandera de España.

Ese sería el resumen de lo que se veía en el vídeo del incidente sucedido en un camino del sur del Líbano con una patrulla de cascos azules españoles, militares del Ejército de Tierra (de la Brigada Paracaidista) encuadrados en la misión UNIFIL de Naciones Unidas.

La municipalidad (el ayuntamiento) de Wazzani, donde ocurrieron los hechos, protestó ya que el vehículo sospechoso lo conducía no un terrorista ni nadie peligroso, sino un pastor. Y reclamó que los mandos de la misión de la ONU investigaran lo sucedido, para depurar responsabilidades con ese militar español.

Confidencial Digital ha podido confirmar que hubo una investigación, que ha culminado con la conclusión de que el militar español actuó correctamente, sin salirse de las normas de comportamiento que rigen el despliegue de Naciones Unidas que trata de mantener la paz en el sur del Líbano y evitar choques entre el ejército de Israel y la milicia Hezbolá.

Investigación de UNIFIL concluida

ECD se puso en contacto con la Oficina de Comunicación Estratégica e Información Pública de UNIFIL (en sus siglas en inglés, en castellano Fuerza Provisional de las Naciones Unidas para el Líbano), para saber si se había llevado a cabo alguna investigación interna sobre este suceso.

Desde dicha oficina de comunicación del cuartel general de UNIFIL en Naqoura, en el sur del Líbano, afirman que “la investigación concluyó a mediados de agosto”, y la información y las conclusiones de la misma fueron enviadas “a los países involucrados y al Consejo de Seguridad de la ONU, según la práctica habitual”.

Pero para conocer los resultados de la investigación, UNIFIL remitía a “las autoridades españolas y / o el Ministerio de Defensa”.

“Siguió las normas de la misión”

El responsable de las misiones de las Fuerzas Armadas españolas en el exterior es el Estado Mayor de la Defensa. ECD consultó con él sobre este asunto.

Un portavoz oficial señala que desde la misión de la ONU en Líbano les habían confirmado que la investigación había concluido, y que en ella “se señala que el personal español siguió en todo momento las normas de comportamiento de la Misión de UNIFIL”.

Es decir, que ni el militar que disparó al aire ni sus compañeros incumplieron esas normas de comportamiento de la misión, algo que podría haber provocado que fueran sancionados. Al contrario, UNIFIL ha concluido que siguieron en todo momento las reglas.

Las patrullas siguen sin cambios

Tanto en el Estado Mayor de la Defensa como en el cuartel general de la misión de la ONU en el sur del Líbano coinciden en subrayar que las patrullas como esa que se enfrentó a este incidente continúan sin novedad ni modificaciones en la zona de operaciones.

 

? #24siete, de día y de noche, las patrullas de #BRILIB XXXIII se ponen en marcha para vigilar la #BlueLine, cumpliendo el mandato de @UNIFIL_
?»El sueño y el cansancio para mí serán estimulantes» #BRIPAC @EjercitoTierra #MOPS#ElValorDeLoConjunto#BuenasNoches pic.twitter.com/8vRNZKURSr
— Estado Mayor Defensa ?￰゚ヌᄌ (@EMADmde) August 1, 2020
https://platform.twitter.com/widgets.js

 

También señalan que “las relaciones entre el personal de mantenimiento de la paz con la población local, así como con las autoridades locales, son buenas”.

De hecho, recuerdan que el comandante español del Sector Este se ha reunido recientemente con autoridades locales.

Gestos con las autoridades y la población local

El incidente tuvo lugar el pasado 26 de julio. Desde entonces, el Estado Mayor de la Defensa y el Ejército de Tierra han difundido imágenes e información sobre distintos encuentros entre mandos militares españoles y autoridades civiles y militares libanesas.

Por ejemplo, en agosto el general de la Bripac y jefe del Sector Este de UNIFIL, Luis Jesús Fernández Herrero, se reunió con el alcalde de la localidad libanesa de Meiss ej Jebel, no muy lejos de Wazzani. El Estado Mayor de la Defensa informó de ese encuentro y señaló que “la buena relación con las autoridades locales pieza clave para garantizar el éxito de la misión de la ONU en Líbano”.

 

El jefe del Sector Este de @UNIFIL_ , general ?￰゚ヌᄌ Fernandez Herrero @EjercitoTierra , se reúne con el alcalde de la localidad libanesa de Meiss ej Jebel. La buena relación con las autoridades locales pieza clave para garantizar el éxito de la misión de @ONU_es en el ?￰゚ヌᄃ.#MOPS pic.twitter.com/DuzCv0tov2
— Estado Mayor Defensa ?￰゚ヌᄌ (@EMADmde) August 20, 2020
https://platform.twitter.com/widgets.js

 

El mismo general también mantuvo una reunión con el general jefe de la 7ª Brigada de las Fuerzas Armadas Libanesas, para definir el apoyo de las tropas españolas al ejército libanés con el objetivo de mejorar su operatividad.

 

El apoyo a las FAS Libanesas (LAF) Lebanese Army – الجيش اللبناني 🇱🇧 para hacerlos más operativos es una de las…
Publicado por Estado Mayor de la Defensa. EMAD. España en Domingo, 23 de agosto de 2020

 

Además, militares españoles han acudido a entregar medicinas y material contraincendios a distintas instituciones u organizaciones solidarias, y también han donado sangre en Líbano.

 

El contingente de @EjercitoTierra ?￰゚ヌᄌ en el Sur del Líbano ?￰゚ヌᄃ en la misión de @UNIFIL_ ?￰゚ヌᄈentrega medicinas y material contraincendios donados por España en localidades del sur del país como parte de los proyectos de cooperación Cívico-Militar. #MOPS #OrgullososDeSerEspañoles pic.twitter.com/KUy0GJe0Qn
— Estado Mayor Defensa ?￰゚ヌᄌ (@EMADmde) August 16, 2020
https://platform.twitter.com/widgets.js

 

 

Llama la atención un último mensaje, del 30 de agosto. Se ve un vehículo militar patrullar por una calle, a un libanés sonreír ante la presencia de los soldados españoles. El texto es significativo, semanas después del incidente de los disparos al aire: “Los militares españoles de UNIFIL-PIO Ejército de Tierra #MOPS conocen y respetan las costumbres libanesas y son queridos y aceptados por la población local, lo que proporciona más seguridad para conseguir los objetivos: la paz y la estabilidad en el sur del Líbano”.

 

Los militares españoles de UNIFIL-PIO Ejército de Tierra #MOPS conocen y respetan las costumbres libanesas y son…
Publicado por Estado Mayor de la Defensa. EMAD. España en Domingo, 30 de agosto de 2020

Fuente: elconfidencialdigital.com
La ONU concluye que el militar español que disparó al aire en Líbano no debe ser sancionado

A %d blogueros les gusta esto: